jueves, septiembre 23, 2021
10 C
Río Gallegos

Alberto Fernández busca meter cuatro nombres propios “entrables” en la lista de Diputados

Alberto Fernández en su discurso en Tucumán - Foto: Telam

Según publica Clarín Tras encaminar la postulación de Victoria Tolosa Paz al frente de la boleta, el Presidente quiere coronar a otros tres dirigentes en la boleta. La puja por un ministerio clave.

Por: Ignacio Ortelli

Con la postulación de Victoria Tolosa Paz al frente de la boleta de Diputados ya encaminada, Alberto Fernández se propone coronar al menos otros tres nombres dentro de la lista que presentará el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires. La apuesta, por supuesto, contempla que esos dirigentes estén entre los lugares que entrarán seguro a la Cámara baja.

Aunque inicialmente hubo quienes no daban por cerrado que será el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, quien secundará en la fórmula a Tolosa Paz, con el correr de las horas las dudas parecieron disiparse. Hubo incluso, según pudo saber Clarín, un contacto entre ambos dirigentes.

El tercer lugar de la boleta lo elige el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien este jueves al mediodía pasó por la Casa Rosada y almorzó con el Presidente. El tigrense, dicen en su entorno, optaría por Marcela Passo, secretaria de Articulación Interjurisdiccional del Ministerio de Transporte, una cartera bajo su órbita, primero con el fallecido Mario Meoni y luego con Alexis Guerrera.

Cuarto podría ir el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, un albertista pero sin ruidos en el resto de la coalición, o el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, quien no ve con malos ojos volver al Congreso. Por estas horas, ambos parecen tener un lugar asegurado entre los diez primeros, sólo restaría definir la ubicación.

Al mismo tiempo, el cuarto eslabón albertista sería Alberto Descalzo, histórico cacique del PJ que gobierna Ituzaingó desde 1995. La expectativa es que estén entre los primeros 13 lugares considerados “entrables”.

El número de la elección de 2019, cuando el Frente de Todos metió 19 de los 35 diputados, no es referencia: en esa ocasión, la boleta para Diputados en la Provincia sumó, 52,64% de los votos, incluso más que la fórmula de los Fernández. Esa cifra hoy no es respaldada por ninguna de las encuestas. Las más optimistas del oficialismo giran en torno a los 40 puntos.

Vale el repaso: en la Legislativa 2017, la boleta para Diputados de Cambiemos, que lideró Ocaña pero fue traccionada por la por entonces gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, obtuvo 42 puntos y logró coronar 15 diputados, frente a Unidad Ciudadana, el sello de Cristina, que logró ingresar 13 legisladores. Pero en esa ocasión, entre 1País (la coalición de Massa con Margarita Stolbizer), el Frente de Izquierda y el Partido Justicialista, que fue con Florencio Randazzo, capturaron alrededor de 20 puntos. 

La grilla, entonces, es corta: además de dirigentes de La Cámpora y kirchneristas paladar negro (el docente Hugo Yasky suena como uno de los que renovará su banca) deberá incluir al Movimiento Evita (Daniel Menéndez, subsecretario de Políticas de Integración y Formación de Desarrollo saltaría al Congreso), a la CGT y al gremio de camioneros que lidera Hugo Moyano.

En el Frente Renovador también hay otros dos dirigentes que se anotan, pero Massa por el momento no hizo su pedido.

En la Casa Rosada, por las dudas, intentan minimizar la puja que, a sabiendas de la eventual salida de Arroyo, ya se da por el Ministerio de Desarrollo Social: “Se va a respetar la lógica del Frente: el sector que pierde un ministro, pone al nuevo ministro”. En rigor, ya hubo excepciones a la regla: cuando Marcela Losardo, la estrecha amiga y socia del jefe de Estado, dejó “agobiada” su cargo, el lugar recaló en Martín Soria, quien hoy asoma más cercano y funcional al kirchnerismo que a los deseos de Fernández.

Con todo, si esta vez se mantiene esa premisa, Alberto F. debería ungir a un dirigente “propio” en el área. El nombre de Juan Zabaleta, el intendente de Hurlingham y uno de los más cercanos al jefe de Estado, suena con fuerza. Cerca suyo, sin embargo, dicen no estar al tanto de esa posibilidad.

Mientras, en La Cámpora se mantienen en silencio y dejan correr los rumores de que una dirigente del espacio podría recalar en el área. Pero hay quienes sostienen que las “operaciones” son montadas desde organizaciones sociales que tienen aspiraciones en una cartera que les resulta funcional por su loteo horizontal y que temen por el arribo de la agrupación liderada por Máximo Kirchner.

En la Ciudad, en medio de una feroz interna, todo está dado para que lidere la boleta Leandro Santoro, el favorito de Fernández y quien bendecido por Mariano Recalde, hombre de La Cámpora, con una foto semanas atrás. Santoro estuvo este jueves visitó a Alberto F. También visitó el primer piso de la Casa Rosada el titular del sindicato de encargado de edificios y referente del PJ porteño, Víctor Santa María, quien puja por la ex periodista Gisela Marziotta y podría secundarlo. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos