Consumo: en mayo, las ventas en supermercados cayeron 2,6%

0
106
Gondolas supermercados precios

Según publica La Nación Mientras que los supermercados mostraron una caída interanual en términos reales, los autoservicios mayoristas y los centros comerciales registraron un crecimiento.

Por: Melisa Reinhold

En mayo, mes en el que el Gobierno anunció nuevas restricciones por el avance de la segunda ola de coronavirus en la Argentina, las ventas en los supermercados mostraron números en rojo. Según dio a conocer el Indec esta tarde, las ventas sumaron un total de $23.395 millones a precios constantes, lo que se traduce en una caída del 2,6% en comparación con el mismo mes del año pasado.

A precios corrientes, la cifra escaló hasta los $110.723 millones, un aumento interanual del 40,9%, y el ticket promedio fue de $1986. Para los economistas, el crecimiento interanual se da como efecto de la baja base de comparación, aunque “llama la atención” que la cifra se encuentra casi 10 puntos porcentuales por debajo de la inflación en el mismo período.

“Esto refleja lo que fue la caída de los meses anteriores del Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae). Si bien lo confirmó industria y construcción, ahora se ve en retail. Uno esperaría que esto continúe bien entrado hasta el segundo semestre, si hay una recomposición de ingresos reales, algo que no está asegurado porque podría despertarse la dinámica inflacionaria”, sostuvo Guido Lorenzo, director de la consultora económica LCG.

Contrario fue el caso de los autoservicios mayoristas. En detalle, estos establecimientos sumaron ventas por $4244 millones (valores constantes), un 7,6% más que igual mes del año previo, y el ticket promedio fue de $5545.

Si bien las ventas realizadas de manera presencial representaron el 94,4% del total, las ventas hechas de manera online -concretadas a través de Internet o telefónicamente- registraron una variación positiva del 70,5% en comparación con mayo de 2020.

Con respecto al medio de pago, los clientes prefirieron pagar con tarjeta de crédito por un monto total de $41.136 millones (37,2%). Le siguieron el pago en efectivo por $33.493 millones (30,2%), tarjetas de débito por $29.449 millones (26,6%) y otros medios por $6.643 millones (6%). Esta última forma de abonar, que incluye el uso de cuponeras y gift card, creció un 57,3% interanual.

Los grupos de artículos que presentaron los aumentos más significativos a precios corrientes respecto al mismo mes del año anterior fueron los alimentos preparados y rotisería (80,1%), carnes (63,8%), panadería (47,3%) y bebidas (44,6%). En comparación, la inflación en ese mismo período acumuló 48,8%.

Shoppings

Esta tarde el Indec también difundió la situación de los shopping de todo el país. Las ventas totales a precios constantes alcanzaron en mayo un total de $1552,8 millones, lo que representó un aumento 421,3% en relación a mayo de 2020.

Cabe destacar que durante mayo, y a razón de las restricciones que impuso el Gobierno por la pandemia de coronavirus, algunos centros comerciales de Buenos Aires tuvieron que cerrar sus puertas nuevamente. Sin embargo, no fue una situación generalizada como en mayo del año pasado, razón por la cual las cifras se dispararon.

“Las compras en términos constantes crecieron un 420%, un número altísimo pero que no es muy representativo porque el año pasado la mayor parte de los shoppings estuvieron cerrados o con muchas restricciones durante ese período. En cambio, si se lo compara frente a 2019, el dato es otro. En mayo las compras en centros de compras estuvieron un 75,6% abajo frente a dos años atrás, que tampoco fue un año muy bueno”, señaló Agostina Myronec, analista de la consultora Ecolatina.

Es más, según el Indec, el 67,2% de los 6135 locales que hay en 79 centros de compras del país informaron actividad y ventas. El 32,5% restante permaneció inactivo por estar disponible para alquiler, hallarse en reforma u otros motivos de cierre provisorio.

En ese contexto, Myronec destacó que el consumo privado sigue “muy reprimido” y todavía le falta repuntar. Mientras que la lógica de los supermercados está ligada a las compras esenciales y, por ende, es menos volátil, en los shoppings los números dan cuenta de qué tanto está afectado el consumo privado por la pandemia. La pérdida de trabajo, el deterioro del poder adquisitivo de los hogares y la caída del salario real, son algunas de las razones.

Las ventas totales a precios corrientes ascendieron a $7467,1 millones, un alza del 729,2% interanual, mientras que los locales registraron en dicho mes ventas promedio por $1812 miles de pesos.

Los rubros que lideraron las ventas a precios corrientes fueron el de indumentaria, calzado y marroquinería (que representó el 35,7% del total), patio de comidas, alimentos y kioscos (15,5%), ropa y accesorios deportivos (14,5%) y electrónicos, electrodomésticos y computación (12,1%). (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí