jueves, octubre 28, 2021
21 C
Río Gallegos

El Presidente demora el anuncio de los reemplazantes de Rossi y Arroyo

Agustín Rossi y Alberto Fernández

Según publica La Nación Zabaleta se hará cargo de Desarrollo Social, pero se extiende la falta de definición en Defensa; Julián Domínguez y Rosana Bertone son algunos de los principales candidatos; la jura se pasa para la semana que viene.

Por: Santiago Dapelo

La repetición de conductas ratifica el modelo de conducción de Alberto Fernández. En medio del escenario electoral y la crisis sanitaria, el Presidente sigue sin anunciar quiénes serán los reemplazantes de Agustín Rossi y Daniel Arroyo, aunque en el caso del ministro de Desarrollo Social ya se confirmó que lo sucederá el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta.

Ya pasaron ocho días desde que Fernández avisó por televisión que los ministros candidatos deben dejar sus cargos. No es algo nuevo, tardó 10 días en reemplazar a Marcela Losardo por Martín Soria. Como en ese caso, el silencio presidencial provocó una incesante danza de nombres para ocupar esos casilleros en el gabinete nacional.

Como adelantó LA NACION, Julián Domínguez, expresidente de la Cámara de Diputados y exministro de Agricultura durante la presidencia de Cristina Kirchner, aparece como la primera opción para quedarse con el cargo que dejará Rossi, que salió eyectado del gabinete tras resistir la orden presidencial de bajar su postulación a senador por Santa Fe y así evitar la interna contra el binomio pactado por el Presidente y la vicepresidenta con el gobernador Omar Perotti. Por si fuera poco, esta tarde la expresidenta hizo pública una fotografía con un claro respaldo a la lista que enfrentará a su exministro.

En la tómbola de nombres también emerge la exgobernadora y diputada por Tierra del Fuego Rosana Bertone; el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz. Las chances de este último son casi nulas, aunque aún se mantiene en la lista que “medita” Alberto Fernández.

Según adelantaron fuentes oficiales, este viernes no habrá jura de ministros. El Presidente pasará gran parte de día abocado a recibir al asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, un funcionario que trabajó muy de cerca temas sensibles, como desafíos de la tecnología y los delitos cibernéticos, con Hillary Clinton, Barack Obama y Joe Biden. Está previsto un almuerzo en la quinta presidencial de Olivos.

Así, en medio de un gran hermetismo tras concluir una semana aislado en la residencia oficial, el jefe del Estado podría tomar juramento a los nuevos funcionarios en los primeros días de la semana próxima. Algunos funcionarios con despachos en la Casa Rosada no descartaron que el acto se adelante para el fin de semana, como sucedió con la ministra de Salud, Carla Vizzotti, aunque en un contexto completamente diferente.

Mientras el mandatario aún medita el nombre del reemplazante de Agustín Rossi en el Ministerio de Defensa, ya resolvió que no serán Sabina Frederic, Daniel Scioli ni Aníbal Fernández los que ocupen esa silla.

En medio de la danza de nombres todos miran hacia Olivos en busca de una señal. Por ahora se impone el silencio. Ayer, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, pasó gran parte de la tarde reunido con el Presidente definiendo los detalles del anuncio y los alcances del decreto de necesidad y urgencia que firmará el jefe del Estado con la prórroga de las actuales restricciones en materia sanitaria. Otro de los temas en carpeta será la definición sobre los cupos que habilitará el Gobierno para los pasajeros que lleguen a nuestro país desde el exterior.

En algún punto la falta de definición hace recordar a lo que sucedió con la traumática salida del gobierno nacional de la exministra de Justicia. Es que Fernández avisó por televisión que todos los funcionarios que decidan ser candidatos debían renunciar. El desgaste entonces fue mayúsculo, algo que comienza a repetirse en el caso del potencial sucesor de Rossi.

Distinta es la situación de Zabaleta, hombre muy cercano al Presidente. El jefe comunal de Hurlingham dejará su distrito para sumarse al equipo de gobierno en lugar de Arroyo. “Juanchi”, como le dicen todos en su entorno, busca tender puentes con las distintas tribus que hoy pugnan por marcarle la cancha antes de ocupar el despacho en el edificio de la avenida 9 de Julio. Es que el ministerio, al igual que otras áreas, fue loteado entre las diferentes terminales de poder que integran el Frente de Todos. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos