El Gobierno llegará a diciembre con las reservas del Banco Central ajustadas

0
135
Banco Central - Foto: Marcos Brindicci

Según publica Clarín Por las tensiones cambiarias y el pago de la deuda, el saldo neto podría caer entre US$3.500 y 5.400 millones.

Por: Juan Manuel Barca

Los desafíos que tiene por delante el gobierno no se terminarán con las elecciones . Después del 14 de noviembre, la economía enfrentará mayores tensiones por los desequilibrios acumulados, entre ellos la escasez de dólares. Ese problema se acrecentará hacia fin de año por la caída de reservas, una herramienta clave para contener la inflación y estabilizar la economía.

Hoy, el Banco Central posee reservas brutas por US$42.500 millones, una cifra que desciende a entre US$ 4.200 y 6.500 millones después de descontar los encajes de depósitos en dólares, el swap con China, pagos de deuda y ventas para contener el dólar, según cálculos privados. Para diciembre las consultoras estiman que ese stock de reservas netas o de libre disponibilidad se reducirá a entre US$ 3.500 y U$S 5.400 millones.

“Vas a terminar en US$ 5.400 millones en diciembre, US$2.000 millones por encima de fines de 2020 porque hiciste un colchón, pero ahora empezaron a bajar las reservas”, advirtió Lorenzo Sigaut Gravina, fundador de Equilibra. “Hay temor a que lo que pueda pasar con el tipo de cambio después de las elecciones y para el 2022 tenés que reestructurar con FMI y estás muy expuesto si bajan los precios o tenés una mala cosecha”, agregó.

Si bien el Central acumuló reservas netas en el año con la compra de divisas, su capacidad de controlar la brecha cambiaria se diluyó. En julio, utilizó US$ 410 millones y necesitará desembolsar otros US$ 2.130 millones hasta fin de año, según Equilibra. Las tensiones se reflejan en el mercado informal, donde el dólar blue subió este lunes a $179.

Ingresos adicionales

El Gobierno cuenta con dos ventajas que le sirvieron para engrosar el stock de divisas en US$ 12.000 millones. Por un lado, el ingreso de dólares por los precios de la soja, que vuelven a acercarse a los US$530. Y, por otro, el 23 de agosto llegarán US$4.355 millones de derechos especiales de giro (DEG) del FMI. “En diciembre vamos a terminar con una posición de reservas (brutas) mejor a como terminó diciembre de 2020”, aseguran en el equipo económico.

El BCRA habría concluido el año pasado con un saldo neto de US$ 3.000 millones. Luego, recompuso divisas en el primer semestre y desde fines de julio volvieron a retroceder. Esto llevó a quebrar hacia abajo las reservas netas desde US$ 7.300 a US$6.000 millones, un nivel que a fines de agosto subirá a US$ 10.000 millones por los DEG y en diciembre descenderá a US$ 3.600 millones, según EcoGo.

Uno de los motivos de la sangría prevista es que hay pendientes compromisos por US$ 5.500 millones hasta fin de año, incluidos un vencimiento con el FMI de US$1.880 millones en septiembre y otro igual en diciembre. Para la consultora, este último pago no se concretará porque pronostica un acuerdo con el organismo. En el primer trimestre de 2022, vencen además US$ 7.200 millones.

“A fin de año, las reservas netas puede llegar a un nivel “delicado” pero van a cerrar con el FMI y ahí vuelve a aparecer la cosecha gruesa. Hasta diciembre llegan, pueden pilotear un trimestre, pero estarían muy al límite”, señaló Lucio Garay Méndez, analista de EcoGo.

En marzo el Gobierno enfrentó una situación similar y logró sortearla gracias a la soja. Ahora, podría endurecer el cepo o restringir las importaciones, un rubro que en el año consumió US$ 4.400 millones mensuales. Si las reservas disponibles se redujeran en diciembre a US$ 3.500 millones o US$ 5.000 millones -como proyectan la Fundación Capital y Econviews-, alcanzarían para un mes de importaciones o menos. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí