viernes, septiembre 24, 2021
10 C
Río Gallegos

LAS CONTRADICCIONES DE UN GOBIERNO SIN RUMBO: MANDA PROYECTO SOBRE EMERGENCIA HÍDRICA Y ALIENTA LA MEGAMINERÍA

El gobernador de Chubut Mariano Arcioni

(Por: Giuliano Ventura para OPI Chubut) – El gobernador Mariano Arcioni envió a la Legislatura provincial un proyecto sobre “Emergencia Hídrica en Chubut” y públicamente se refirió a los motivos que lo llevaron a tomar esta iniciativa, tras lo cual dijo que “la falta de agua en Chubut es tremenda” y todo se agravará debido al cambio climático global y la escasez de agua, especialmente en los cauces naturales, las cuencas y los ríos.

La falta de agua es tremenda. En los últimos años hemos pasado por todo. Ahora una sequía se avecina y por eso tomamos la decisión de elevar el proyecto de Ley de Emergencia Hídrica. Hay celeridad para tratarlo y van a trabajar las comisiones, que se reunirán con los municipios. Hay que trabajar de cara al verano porque ya no van a haber nevadas y no se avecinan lluvias de primavera”, dijo el gobernador.

En parte de su texto establece que “todo uso de agua, ya sea por reparticiones públicas, privadas, empresas, cooperativas, municipios, comités de riego, consorcios de usuarios, etc., queda supeditado al control, regulación y aprobación” de las autoridades y faculta al Instituto Provincia del Agua (IPA) y el Ministerio de Infraestructura a desarrollar y ejecutar “todas las acciones urgentes e inmediatas necesarias para afrontar la emergencia, así como realizar todas las tramitaciones necesarias para contratar servicios y obras”, asignando una cifra de 500 millones de pesos, que es millonaria, pero exigua si se tiene en cuenta lo que implica manejar una crisis de esta magnitud.

- Publicidad -

Discurso y realidad

El gobernador Arcioni, junto con el gobierno nacional (desde donde partió la orden política), diputados, Cámara minera, Universidades y empresas, alientan, promueven e impulsan la megaminería en Chubut, como un proyecto integral de explotación del macizo central, lo que ha configurado una lucha épica de la población, las organizaciones ambientalistas y conservacionistas, en contra de estos planes, a tal punto que ha constituido la oposición más importante que existe hoy en el país, en contra de esta actividad, lo cual ha generado una fuerte corriente negativa en la población, a cederle la “licencia social”, motivo que ha impedido su implementación a pesar de los esfuerzos políticos de Arcioni y los Fernández.

Esta ley de Emergencia  Hídrica que ingresó Arcioni a la Legislatura choca con la idea del desarrollo megaminero, a menos, claro que el gobernador interprete que se debe reducir, limitar y/o quitarle el agua a las poblaciones chubutenses y permitirle a la megaminería que licué millones de litros diarios en los procesos de obtención de oro y plata.

Chubut ya tiene en el petróleo y la pesca, actividades productivas que se llevan más del 50% del agua dulce natural superficial y subterránea (ríos, napas, lagunas) y contamina otra gran cantidad, con los desechos de ambas actividades ¿Cómo podrá el gobierno agregar la minería y limitar, prohibir y regular el consumo y el cuidado del agua para uso humano, cuando ni siquiera controla ni cobra el agua dulce a las actividades que más usan el recurso y devuelven al medio ambiente los contaminantes que a su vez destruyen los cursos de agua que forman la base del sostenimiento de las generaciones actuales y futuras de chubutenses?

Evidentemente el gobernador ha reaccionado promoviendo esta Ley de Emergencia Hídrica por factores eminentemente políticos o para aprovechar esta realidad de nivel mundial para asignar más fondos a la provincia y construir más burocracia (Nuevos estamentos de gobierno, Direcciones o Secretarías y Comisiones) que seguirán sin resolver lo problemas de fondo; tal teoría se desprende porque 500 millones de pesos para resolver problemas en este marco, es muy poco, pero constituye una cifra atractiva si de los que se trata es manejar una caja con fondos extraordinarios provenientes de Nación y de organismos internacionales que apoyan estas iniciativas a través de asignaciones del Banco Mundial, en base a la realidad indiscutible que vive el mundo, en relación al cambio climático, especialmente vinculado con las sequías y la desaparición de lagos, lagunas y efluentes y la escasez de agua en el planeta.

No es coherente la política megaminera de Mariano Arcioni y su nuevo proyecto para reducir y controlar el uso de agua potable en Chubut. Algo está mal o no se dice ni se hace correctamente. Los meses por venir seguramente traerán más claridad a las intenciones del gobierno por apurar una ley que va en contra de su discurso “desarrollista” de la actividad minera en Chubut.

La sospecha, de acuerdo a las fuentes consultadas en el área de Energía, es que Arcioni iría por acentuar más controles en zonas pobladas, quizás imponer un canon más elevado a las empresas (con fines meramente recaudatorios), pero sin desalentar las inversiones mineras que en Chubut, ha pasado a ser una política de Estado, solo limitada y controlada por el factor social que hasta ahora, no han podido manipular desde el gobierno provincial. (Agencia OPI Chubut)

4 Comentarios

  1. LA NOTA DICE EXPRESAMENTE QUE LA ORDEN PARTIÓ DEL GOBIERNO NACIONAL Y SI ALBERTÍTERE ESTÁ DIBUJADO, LO ORDENÓ LAYEGUA.
    O SEA QUE EL ESFUERZO, OBVIAMENTE CONTROLADO POR EL ESTADO, LO HARÁ EL PUEBLO, LA GENTE.
    ¿SERÁ UNA PRUEBA PARA APLICAR EN EL PAÍS?
    LLÁMESE “ESFUERZO” AL PERMISO QUE DEBEREMOS PEDIR PARA PODER TOMAR AGUA O “BAÑARNOS CON UN VASO”
    ¿Se acuerdan de la ley que sacó Hugo Chávez en Venezuela?
    NO ESPEREMOS REACCIÓN DEL PUEBLO SANTACRUCEÑO PUES LA GRAN MAYORÍA ES KIRCHNERISTA.

    ALGUIEN HA DICHO ALGUNA VEZ QUE LA GUERRA POR EL AGUA ESTÁ PREVISTA DESDE EL 2027 EN ADELANTE.

  2. Mariano::: dejate joder y de inventar excusas para quedarte con guita ajena. A vos te importa un pomo la sequía solo le ves la pata a la guita

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -