Miguel Ángel Pichetto: “La derrota puso en jaque la estabilidad del Gobierno y de las instituciones”

Miguel Pichetto lanzó con Joaquín De la Torre una rama peronista de Juntos por el Cambio en suelo bonaerense

Según publica Clarín Dijo que la situación le causó “un daño muy fuerte” al oficialismo. También opinó sobre el nuevo Gabinete.

Miguel Ángel Pichetto fue contundente este lunes al analizar el escenario que dejó la derrota del frente oficialista en las PASO. El Auditor General de la Nación sostuvo que ese resultado provocó un notorio cimbronazo, no solo en las entrañas del gobierno nacional, sino también de las instituciones.

“En la derrota, la reacción fue muy mala, puso en jaque la estabilidad del Gobierno y de las instituciones de la Argentina. Se autoinfringe un daño muy fuerte el Gobierno con todo este proceso”, opinó el candidato a vicepresidente de Cambiemos en las elecciones de 2019, junto a Mauricio Macri.

En diálogo con TN, el abogado y ex senador nacional consideró que los cambios en el Gabinete fueron “consecuencia de esa derrota electoral, de los acuerdos internos y de las realidades de poder, donde la figura poderosa de esa coalición, que es el Frente de Todos, siempre fue y sigue siendo la vicepresidenta”.

Señaló, además, que las modificaciones, tanto en el ámbito nacional como en el provincial, apuntan a “tratar de mejorar la performance electoral” del oficialismo, que perdió con Juntos por el Cambio en dos de los distritos más importantes del país, como la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires.

“Uno de los grandes derrotados fue el gobernador de la provincia de Buenos Aires (Axel Kicillof). Perdió la visión del pobrismo, del control social, del mundo cubano de los médicos, el ‘quedate en casa’, el subsidio como el único motor de la política… eso perdió”, enumeró.

También encontró otros culpables de esa derrota: “Fue la cuarentena interminable y la crisis que generó en la gente, sobre todo en el conurbano. Un mundo de trabajo informal, en negro, para el que la única consigna del Gobierno durante diez meses fue ‘quedate en casa’”.

“Está agotado el tema del plan, el discurso del Vaticano, de los pobres. La Argentina tiene que salir de la mano de un capitalismo inteligente y del empleo”, sugirió.

En paralelo, sostuvo que “la colocación de (Juan) Manzur como jefe de Gabinete tiene que ver con una visión de la política un poco más federal y de vínculo con los gobernadores” y que la designación de Martín Insaurralde tiene como objetivo “recuperar el diálogo con los intendentes que controlan la provincia de Buenos Aires, que estaban un poco desentendidos”.

Confianza para noviembre

Para Pichetto, el gobierno nacional perdió un tiempo valioso intentando escapar del laberinto en el que se introdujo después de las PASO, debido no solo a los resultados desfavorables sino también a las rencillas internas.

“El Gobierno perdió una semana y la segunda también la va a perder. Si Juntos por el Cambio trabaja con convicción, decisión, y consolida su mundo de ideas que gravitaron en los últimos 20 días de la primaria, podemos ganar la elección”, vaticinó.

Al mismo tiempo, descartó la posibilidad de conformar “un acuerdo nacional” para equilibrar la situación del país, en el marco de una agitada agenda institucional.

“No hay un marco para eso. Estamos en una etapa de elecciones y ese escenario tiene que ser a posteriori. Para adelante, las discusiones tienen que ser en el Congreso, donde está la representación popular”, remarcó. (Clarín)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos