jueves, octubre 28, 2021
21 C
Río Gallegos

ARCIONI CON CAMPAÑA AL HOMBRO. LLEGAN DEL GOBIERNO NACIONAL PARA RESCATAR VOTOS PERDIDOS, PERO EL PANORAMA SOCIAL NO ES EL MEJOR

El gobernador de Chubut Mariano Arcioni

(Por: Giuliano Ventura para OPI Chubut) – El cimbronazo que dieron las PAO en Chubut, no agotaron los lamentos a nuestra provincia sino, fundamentalmente, encendieron las alarmas nacionales ante la posible pérdida de senadores chubutenses que podrían hacerle perder al kirchnerismo, la hegemonía en la Cámara Alta.

Ante esta perspectiva políticamente catastrófica, especialmente para Cristina Fernández, desde Nación comenzaron a desplegar una campaña de recuperación del voto perdido. En ese esquema el gobernador Mariano Arcioni, desplegó una serie de iniciativas de inversión reuniones políticas y se puso a la cabeza de una campaña con el fin de recuperar los votos perdidos o al menos impedir que drenen aún más, el 14 de noviembre en las elecciones de medio término.

Apoyado por la nueva gestión nacional impulsada e impuesta por la vicepresidente, hay un plan de inversiones que llegarían en lo spróimos días  y por tal motivo el gobernador en el acto de presentación de la licitación para la obra de pavimentación de la ruta provincial N° 71 y la firma de 100 instalaciones de gas domiciliarias en Esquel, dijo “la importancia de la búsqueda de consensos entre todos los sectores para sacar de una vez por todas a la Provincia adelante”. Nadie le cree.

- Publicidad -

Quiero que se debatan proyectos serios, que discutamos los proyectos que nos interese en beneficio de Chubut, porque escucho siempre hablar sobre la defensa de la provincia y luego quedan en el pasado”, dijo el gobernador, refiriéndose tácitamente a la oposición a quien le endilga sostener un discurso en cuyos argumentos sobran las soluciones, pero en la práctica no aplica; sin embargo el gobernador no admite que los diputados y senadores de su línea política alineados con el krichnerismo, solo refrendan las órdenes de CFK y no siempre en función de los intereses provinciales. Parte del voto castigo, está precisamente en ese punto y es ahora cuando el Ejecutivo ha encontrado el lugar de fuga de los sufragios especialmente con la arremetida para instalar la megaminería en Chubut tan resistida públicamente por la población.

Quienes vayan a la Cámara de Senadores y de Diputados de la Nación tienen que ser soldados de los vecinos de la provincia, tienen que ir con propuestas claras y no con falsas promesas”, dijo Arcioni, pero las críticas a sus palabras es que, precisamente, quienes cumplen sus mandatos y pertenecen a su arco político, han estado más abocados a complacer las exigencias del Ejecutivo nacional, en base al rosario de necesidades y negociaciones forzadas que les exigían impulsar leyes no siempre en sintonía con lo que el propio pueblo de Chubut quería y necesitaba.

La visita del presidente Alberto Fernández y de Rossi planificada para los próximos días, no es muy seguro que ayuden a generar confiabilidad en el electorado, sin embargo, el gobierno cree que el apoyo nacional explícito, podría generarle algún beneficio electoral, si quienes son los responsables de enviar los fondos, se comprometen públicamente ante el pueblo de Chubut de aportar las ayudas. En los corredores de la política provincia señalan que tampoco esto le creen a Arcioni y mucho menos a Alberto F, una figura hoy absolutamente devaluada tras el manoseo que hizo el kirchnerismo de la figura presidencial, en virtud de sus internas a nivel nacional.

La presión en la calle no cesa

Fuera de las floridas palabras del gobernador Mariano Arcioni y su repentina vocación conciliadora, Chubut enfrenta fuertes reclamos del sector público, docente y de la salud.

Es este último sector precisamente, quien ayer realizó una manifestación frente al Hospital regional reclamando paritarias  salariales, con un aumento al básico del 60%, un rechazo in límine de los aumentos encubiertos que propone el gobierno y el denominado “bono basura” que impuso el gobernador Arcioni de un 10% dividido en cuotas.

El otro baldón que arrastra el gobierno provincial, es el sector docente. La falta de acuerdo salarial con ATECH y otros gremios de la provincia, impacta negativamente en el futuro del ciclo lectivo, precisamente en el arranque de los que se difunde como la “nueva presencialidad”. No hay acuerdos programáticos, ni paritarias ni propuestas que puedan zanjar el largo conflicto con los maestros de Chubut, los cuales esperan desde hace varios años, una recomposición salarial justa que eleve sus salarios por encima de la inflación y eso, hasta el momento, no ha ocurrido. Este conflicto junto con el de la Salud y el de la administración pública provincial, todos estamentos rezagados salarialmente le impide a Mariano Arcioni, construir un mensaje creíble de cara a las elecciones del mes de noviembre. (Agencia OPI Chubut)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -