Oscar Parrilli cruzó al futuro embajador de Estados Unidos en el país: “Ya hubo un Braden y le ganamos”

2
124
Oscar Parrilli - Foto: Prensa Senado

Según publica Clarín El senador neuquino y mano derecha de Cristina Kirchner, asoció al país del funcionario que designó Joe Biden con la oposición.

El senador oficialista Oscar Parrilli se enfureció en la sesión y salió a cruzar fuerte al designado por Joe Biden embajador de Estados Unidos en la Argentina al compararlo con el ex embajador Spruille Braden, que tuvo una mala relación con el ex presidente Juan Domingo Perón. El texano Marc Stanley había señalado que “la Argentina es un hermoso ómnibus turístico al que las ruedas no le están funcionando correctamente”.

“A lo mejor, queriendo hacer un chiste, dijo que la economía es un bus turístico al que las ruedas no le funcionan correctamente. Lo primero que quiero decirle al señor Stanley, es que si las ruedas no funcionan correctamente es porque alguien a lo mejor las pinchó y les tiró clavos. En eso tiene mucho que ver el gobierno anterior de los Estados Unidos”, arrancó Parrilli, pasando revista de la actualidad en exposición en el Senado.

A su vez, al plantear una cuestión de privilegio, Parrilli aprovechó para criticar al gobierno de Mauricio Macri. “El señor Stanley debería ver qué es lo que ha ocurrido en la Argentina. Si hoy ese colectivo no funciona correctamente en gran parte se debe a la responsabilidad del gobierno anterior de los Estados Unidos y el que estuvo en la Argentina”.

Y continuó: “Se debe concretamente a ese famoso crédito que el FMI le dio al gobierno argentino y que hoy tenemos el problema que solucionar gravemente. Le sugiero al señor Stanley que puede leer las notas que el bloque del FdT elevó oportunamente a la directora gerente del FMI, como a la oficina de evaluación independiente del FMI, donde hacemos referencia a este crédito que fue dado incumpliendo todas las normativas del FMI”.

“Ahora todos los argentinos tenemos el problema de tener que devolver ese crédito. Este frente político siempre ha honrado sus deudas. Pagamos las deudas que habían contraído gobiernos anteriores. No sé lo que va a hacer Cambiemos”, remarcó Parrilli.

Y en otro tramo de su discurso se dirigió directamente a Stanley: “Los argentinos, por lo menos un gran sector, nos merecemos respeto, consideración. No necesitamos que venga un ciudadano norteamericano a decirnos qué es lo que tenemos que hacer”.

“A lo mejor a otros se los dice y aceptan disciplinada y obsecuentemente todas las sugerencias que les hacen, como fue esta: ‘Tomen un crédito de U$S 44 mil millones para ganar las elecciones y después vemos qué hacemos’. Vemos qué hacemos es el problema que hoy tenemos todos los argentinos sobre las espaldas”, criticó el senador ultrakirchnerista.

Y se preguntó: “¿Qué podría opinar un senador americano o algún funcionario con algo de dignidad en Estados Unidos si el embajador argentino va a Estados Unidos y dice: ‘Nosotros vamos a trabajar para que desaparezcan las guaridas fiscales de EE.UU., o que el consumo de drogas no sea tan alto’? O ‘Vamos a trabajar para evitar que no emitan tanto dinero como están emitiendo'”.

Y concluyó con una polémica con la oposición: “Ojalá el señor Stanley revea esta postura de querer meterse en los asuntos internos de otro país y si lo quiere hacer tiene a la bancada de Cambiemos para hacerlo, con ellos puede trabajar tranquilamente, lo hicieron antes”

“Este gobierno, el de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, no vamos a admitir una actitud de este tipo. Y solamente recordar para la historia que ya hubo un Braden que formó la unión democrática y fue a elecciones alentando a la oposición en contra de Perón, al cual, igual que a Macri en 2019, le ganamos”, cerró picante.

Qué fue el “Braden o Perón”

La consigna “Braden o Perón” constituyó una expresión de la división de la sociedad argentina en 1946 y, al mismo tiempo, una herramienta hábilmente utilizada por Juan Domingo Perón para ganar las elecciones presidenciales del 24 de febrero de ese año.

Spruille Braden, un egresado de la universidad de Yale, director de numerosas compañías mineras estadounidenses en América del Sur y ex embajador ante los gobiernos de Colombia y Cuba, fue un representante cabal de los puntos de vista e intereses de Washington en la región.

Durante su breve gestión como representante de la Casa Blanca ante el gobierno de Buenos Aires, encabezado por el general Edelmiro J. Farrell, Braden emprendió una cruzada contra el nazismo que, a juicio de la administración estadounidense, seguía vivo en ciertos países latinoamericanos.

El diplomático apoyó abiertamente a la Unión Democrática, la alianza de conservadores, radicales, socialistas y comunistas que enfrentó a Perón en los comicios de 1946.

La actitud del embajador, que para esa fecha ya había retornado a su país para ocupar la Subsecretaría de Estado para América latina, sirvió al líder justicialista para presentarse como una opción nacionalista frente a sus adversarios políticos, a los que caracterizó como servidores de la política de los Estados Unidos. (Clarín)

2 Comentarios

  1. “Le ganamos” dice el peloduro que ni siquiera habia nacido en 1946
    Esto es parte de la estrategia para boicotear todo posible acuerdo con el FMI
    Vienen tiempos muy dificiles de extrema miseria

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí