domingo, noviembre 28, 2021
16.3 C
Río Gallegos

SE EQUIVOCAN QUIENES PIENSAN QUE EL KIRCHNERISMO NO TIENE NADA QUE FESTEJAR

Fernández: "No hay nada más lindo que poder escuchar al pueblo el día que vota" - Foto: Telam

(Por: Ruben Lasagno) – Objetivamente el gobierno nacional y particularmente el denominado Frente de Todos explica por el absurdo la derrota en las urnas. Eso no es nuevo, tiene el sello del procedimiento K para apostar al relato estúpido, buscando que la gente le crea o al menos confundirla. Típico procedimiento goebeliano. Y particularmente creo que siempre lo logra en un gran porcentaje. De no ser así, que alguien me explique cómo este régimen autoritario, populista, corrupto, inútil y falaz, solo pierde por algunos puntos tras el estropicio demoledor que generó desde su vuelta en el 2019.

Excepto Córdoba, donde la lectura de las urnas son demoledoras del rechazo público que genera el gobierno con más de 35 puntos de diferencia con el partido del gobierno nacional, en el resto del país, las diferencias no reflejan un rechazo masivo, más bien una capacidad social de absorción de los golpes, como el mejor y más resistente peleador de kik boxing. De no ser así, ¿Cómo se entiende que en el marco de pobreza, autoritarismo, desinversión y violencia social en provincias como Formosa y Chaco al kirchnerismo le renueven su “confianza”?

El problema no está en el kirchnerismo/cristinismo/Frente de Todos o Frente para la Victoria, como se de a llamar este engendro político defectuoso y carente de un sentido solidario y empático, el problema radica en la falta de conciencia de un pueblo con tendencias al masoquismo, un alto umbral del dolor social, una vocación cómplice y retardataria y una tendencia a padecer el síndrome de Estocolmo, como si el país sufriera de una perversa enfermedad psíquica-social que afecta a la mayoría, inhibe las reacciones lógicas y reactivas y reproduce una y otra vez los mismos errores, lo cual nos impide salir de una trampa donde nadie nos encerró, excepto, nosotros mismos.

Ningún psicólogo social o psiquiatra explica, ni explicó y seguramente no podrá explicar con fundamentos salidos de una biblioteca científica, qué le pasa a la sociedad cuando no reacciona colectivamente a los estímulos negativos que la enferman y en vez de echar a los cuerpos extraños, persiste en protegerlos y decide seguir enferma.

Concretamente, si estos dos años de gobierno del Frente de Todos o Frente para la Victoria con malos antecedentes previos, no han servido para demostrar que estamos ante una banda de forajidos que retornaron al gobierno, por obra y gracia de la misma sociedad enferma y han vuelto mejores ladrones, más inútiles, más desorganizados, más provocadores, sin plan alguno, con hambre de poder y dinero y con un claro objetivo de canibalizar al país, liberarse de sus causas, lograr la libertad de sus criminales absueltos y transformarnos definitivamente en una republiqueta, repito: el problema no es de ellos, es de la sociedad argentina.

Cuando el gobierno festeja una derrota como un triunfo, no es solamente que sean absurdos como normalmente sucede en su accionar diario; es una manifestación de  auto-complacencia de quienes creían que la sociedad en su conjunto les iba a pasar una factura impagable. Pero se dieron cuenta que, a lo sumo, podrían llegar a equipararle las bancas en el Congreso. Un “castigo” mínimo si repasamos el costo-beneficio de estas elecciones para el autodenominado Frente de Todos.

Si 120 mil muertos por Covid, en medio de un manejo corrupto y manifiestamente irracional de la pandemia, no sirvieron para encender luces de alarma ¿De qué hablamos, cuando hablamos de castigar culpables de arruinar al país y a su gente?.

Si en las urnas no se reflejaron: la histórica inseguridad que vivimos en todo el país; la hiper inflación a la que nos arrastran en dos años, sin planes económicos ni red para caer al precipicio de los países peores adminsitrados; si no pesó en las urnas al liberación de más de 10 mil delincuentes o la libertad de los corruptos K que hoy gozan de sus dineros mal habidos; si la gente pudo absorber sin atragantarse las mentiras de un presidente innoble, la manipulación de una mujer enferma y psicótica, que tengamos más del 45% de la población pobre, el cierre de toda la industria y una migración de capitales y gente como no se vivió ni siquiera en el 2001; si logró deglutir que un infradotado, vago, acomplejado y corrupto decida tras bambalinas los destinos de las instituciones; si no les importó castigar las festicholas de Olivos, mientras con el dedito el presidente títere nos amenazaba con meternos preso; si no nos importó que esta banda nos haya vuelto a sacar del mundo, a cerrar las fronteras, a ponernos cepo hasta para pensar, que sigan enriqueciéndose a costa del Estado argentino, haciendo negocios espurios como los que hemos denunciado en todo este tiempo, el manejo político de la justicia, la falta de justicia, con jueces que ladran para ellos y los cuidan y los liberan; si todo esto, solo por nombrar unos pocos delitos que en cualquier lugar del mundo haría reaccionar a una sociedad sana, no es suficiente para erradicarlos definitivamente en las urnas, los argentinos estamos en un problema y ellos han vuelto a triunfar.

Por eso hay que entender el contexto de las manifestaciones absurdas del núcleo duro que CFK diciendo que ganaron en la derrota. Ellos consideran un triunfo, no el resultado numérico de los votos en las urnas, sino el clima político que mantienen intacto en el país y la provincia luego de la histórica debacle cometida en menos de dos años, en una argentina que ni siquiera parece tener memoria reciente y como dice la experiencia “una sociedad que no tiene memoria, está condenada a repetir la historia” y es lo que los argentinos estamos reviviendo.

Levantar banderas de triunfo por parte de la oposición, también es sumar un relato más al relato. Si tomamos la provincia de Santa Cruz, ponemos todo en el contexto histórico y analizamos el cuadro de situación que se presenta electoralmente de cara al 2023, el triunfo de JxC es importante como detalle, pero insuficiente para revertir una tendencia.

JxC entiende que le ganó al krichnerismo, pero al dividirse el voto provincial en tres partes prácticamente iguales, es un error conceptual pensarlo de esa forma, utilizado para aparentar lo que en realidad no sucede en la provincia, donde el kirchnerismo mantiene intacto su poder de fuego, con dos tercios del padrón bajo influencia K pero con la apariencia de representar tres fuerzas diferentes, cuando todos saben que no es así.

Excepto que Roxana Reyes y Claudio Vidal se unan para competir contra el FPV en el 2023, no existe la mínima posibilidad de ganar con ley de Lemas en Santa Cruz, dividiendo el voto en tres tercios. Ésta es la realidad. En los números, Juntos por el Cambio a nivel provincial y país ha ganado, pero ningún resultado electoral de esta elección de medio tiempo ha cambiado la historia del kirchnerismo ni lo ha derrotado definitivamente y eso si que es una vergüenza, porque habla más de la voluntad que tenemos como sociedad, de apañar siempre a los mismos, aún cuando se trate de los mismos verdugos que nos vienen asesinando las esperanzas. (Agencia OPI Santa Cruz)

17 Comentarios

  1. Creo que todo esto nos muestra la crueldad de los actuales gobernantes, que con sus desprecio por el ser humano llegaron a convertirnos en una dura manifestación del Sadomasoquismo a través del cual se muestran los dos extremo, el que disfruta de su crueldad y el que disfruta de su sometimiento. Cuando el Hombre Pierde Su Dignidad es cuando lo someten los perversos crónicos. Y esto es una demostración palpable cuando dicen PERDIMOS PERO GANAMOS. No ver la realidad es parte de esa Perversa e Impiadosa Locura.

  2. Lo qe escribiste, esta hecho con una lectura de mala intención y con mucho odio. Lo que ocurre que sangra por la herida y sin darte cuenta que hay una gran mayoría que no piensa como vos

  3. El comentario más realista y acertado que he leído, el domingo al ver los números quise morir, tienen un 35% fijo ,no salimos más de este mar de m….en que estamos ,todo el país! Creí q era la única q no veía una victoria contundente, no me alegré, estamos MUY ENFERMOS. El día anterior los ASESINARON Y LOS corrieron con gases en pcia. Bs As. Y LOS VOTARON !!! DE LOCOOOOOS.

  4. La gente no le paso la factura al Kirchnerismo porque el kirchnerismo ilegalmente pago por adelantado y la gente no emite facturas con pago adelantado y en efectivo.

  5. Nunca abandonaron las viejas tretas de los caudillos del norte Argentino, antes los llamados gansos, le sacaban los documentos a la peonada y votaban por ellos, después, apareció el peronismo, que criticaba a estos y cambió la forma, una zapatilla, si gano, te doy la otra, después, los planes, si no me votás , no cobrás, siempre el peronchismo con los dineros publicos, dicen que metierton 15.000.000 millones para dar vuelta la elección y ni así pudieron , pero con estas ratas no hay que bajar la guardia , la fiesta que se mandaron, hay que pagarla y en eso, nos incumbe a todos.

  6. Armen cinco partidos políticos con una misma raíz en las iras se unen y forman un millón.losmismos principios y valores opuestos a tanta falacia!.

  7. El artículo se olvida de Mendoza y nos aclara de la enseñanza política que nos enseñaron. La de obedecer, pero ahora con el Internet la gente está aprendiendo a razonar. Ruben Peretti

  8. OPI los felicito porque son los únicos que en santa Cruz arriegan este tipo de comentario y análisis lejos de los partidos. UN aire fresco a las neuronas tan vapuleadas por las mentiras oficialistas y opositoras. Es indudable que la gente ES ESTÚPIDA

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img