La Cámpora lidera el armado del acto del viernes para recuperar la estética de la época de Cristina

Cristina Kirchner en un acto con La Cámpora - Foto: Telam

Según publica La Nación “Será como los festivales que se hacían con Cristina”, sostienen en la organización liderada por Máximo Kirchner; será el reencuentro público de Alberto Fernández y la vicepresidenta.

Por: Cecilia Devanna

Las 16 de este viernes marcarán el inicio del festival y acto con el que el Gobierno planea festejar los 38 años del regreso a la democracia. El festejo no será sólo por ese hito histórico, como buscan imponer desde el oficialismo, sino que será un acto en el que volverán a estar juntos sobre un escenario el presidente, Alberto Fernández, y su vice, Cristina Kirchner, a dos años de haber llegado al poder. Además de ellos estará como invitado y orador, el expresidente brasileño, Luiz Inacio “Lula” Da Silva, que arribará al país un día antes.

Será, además, la reaparición pública de la exmandataria, cuya última presencia en un escenario fue en el acto de cierre de campaña, previo a las elecciones de noviembre. Entonces, si bien estuvo en el escenario, no habló. Esta vez sí está previsto que lo haga.

El escenario ya está en preparación sobre la calle Balcarce, entre las rejas y el edificio de Casa Rosada. Es, en la práctica, una de las principales muestras de las diferencias al interior de la coalición de Gobierno: “Es mucho más grande que el del Día de la Militancia”, deslizan desde el kirchnerismo en comparación con el del acto que encabezó el mandatario, pocos días después de la derrota en las urnas.

El comentario va en línea con lo que expresó el diputado Máximo Kirchner el sábado, en un acto en Avellaneda, cuando convocó al encuentro y llamó a “reventar en serio la Plaza”. Sus dichos no pasaron desapercibidos, en especial porque ese día, La Cámpora llegó a la Plaza de Mayo cuando el discurso presidencial había terminado.

A diferencia de entonces, esta vez la agrupación liderada por el legislador tiene un rol “más activo”, como lo definió una de las fuentes consultadas, en la organización del evento, en el que efectivamente se espera una concurrencia mayor que el 17 de noviembre. “Es la fecha de la liturgia kirchnerista”, deslizó otra alta fuente del oficialismo para explicar el rol que está teniendo la organización liderada por Kirchner por estas horas.

“Estamos trabajando todos en la organización”, coinciden en detallar desde las distintas tribus del oficialismo en un esfuerzo por bajar la tensión de las diferencias internas. Ayer, de hecho hubo reuniones por el tema, mientras continuaba el armado del escenario a toda máquina. “Es como en la campaña, donde teníamos participación”, agregan para bajar la tensión dentro de la interna.

Cuando se consulta por el acto, desde el Gobierno insisten en que se trata de “una fiesta de la democracia”, aunque hay quienes admiten que podría haber habido una convocatoria más amplia a nivel político. El detalle no es menor. Previo a determinar cómo sería el evento hubo algunos debates respecto de cómo podrían ser los festejos. Incluso se pensó que sólo fuera un festival, pero luego se terminó decidiendo que hubiera también un acto.

Fue así que quedó establecido que entre las 16 y las 19 habrá shows musicales y entrando la tardecita comenzarán los discursos.

Durante esas primeras horas se escuchará rock, folklore, trap y cumbia, aunque por el momento no hay nombres confirmados. A las 19 subirán al escenario Fernández, Cristina y Lula. “Será como los festivales que se hicieron a lo largo de todos los gobiernos de Cristina”, agregó un hombre del kirchnerismo. En ese sentido esperan que la convocatoria sea multitudinaria. “Es distinto, es algo a lo que viene más gente, más familias completas, más gente suelta, no es algo partidario”, agregan de un lado.

Uno de los principales nombres detrás de todo el armado del acto es el de Ignacio “Nacho” Saavedra, quien viene realizando los actos del kirchnerismo en el último tiempo. Saavedra es el propietario de Complejo Cultural C, el enorme espacio sobre avenida Corrientes, que el Frente de Todos viene usando como bunker para las elecciones. Con paso por el AFSCA y Canal 7, Saavedra es definido como el “dueño de los fierros”, pero en rigor es mucho más que eso. Sus ideas y propuestas son escuchadas con fuerza por todos los sectores del FdT.

La previa al festival y al acto será la entrega de los premios Azucena Villaflor en el Museo del Bicentenario, a diferentes referentes del área de derechos humanos. Aún se desconoce si Cristina Kirchner se sumará allí o si aparecerá directamente en el escenario a las 19.

Entre los premiados estarán Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo; “Taty” Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; Hipólito Solari Irigoyen, defensor de presos políticos y militante de derechos humanos; Dolores Sigampa de Demonty, integrante de la organización “Madres en Lucha contra la Violencia Institucional”; Pablo Torello, director de la película “Historias de Aparecidos”, y Lucila Larrandart, abogada, jueza y exmiembro de la CONADEP. (La Nación)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos