La definición de dos causas contra Cristina Kirchner pasará al 2022

EN EL BANQUILLO, ACUSADA DE CORRUPCION

Según publica Clarín En medio de su propia reorganización de cada al año próximo, la Cámara Federal de Casación no tratará las apelaciones a los sobreseimientos sin juicio en los casos Pacto con Irán y Hotesur.

Por: Lucía Salinas

Con la proximidad de la feria judicial de verano, dos decisiones claves para Cristina Kirchner quedarán para el próximo año. La Cámara Federal de Casación Penal tiene que resolver si se realizará el juicio por el Pacto con Irán y también, si habrá debate oral en los casos Hotesur y Los Sauces. En ambas causas, la vicepresidente fue sobreseída por los Tribunales sin la realización del correspondiente juicio. Pero además, para el primer trimestre del próximo años quedan pendientes resoluciones de la Corte Suprema en casos claves.

Si además sumamos el caso dólar futuro, el calendario judicial indica que en siete meses Cristina obtuvo tres sobreseimientos sin que se hayan llevado adelante los respectivos juicios orales.

El 13 de abril, la Sala I de la Cámara de Casación, sobreseyó a la vicepresidenta y a los demás acusados en la causa por las operaciones con el dólar futuro. El 7 de octubre, el Tribunal Oral Federal 8 (TOF 8) tomó la misma decisión el el expediente por la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán, que inició con la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman. Y finalmente, el 26 de noviembre el TOF 5 -con la disidencia de la jueza Adriana Palliotti- sobreseyó a la familia Kirchner y demás imputados en los casos Hotesur y Los Sauces, donde se los había procesado por lavado de dinero.

Dos de esas medidas fueron apeladas ante la Cámara de Casación, donde la Sala I de ese tribunal -integrada por Daniel Petrone, Diego Barrotaveña y Ana María Figueroa- será la responsable de resolver qué sucederá sobre el futuro de los expedientes que tiene como principal acusada a la vicepresidenta de la Nación.

Según señalaron fuentes judiciales a Clarín, el caso del Pacto con Irán ya se encuentra radicado en el máximo tribunal penal. Allí son las apelaciones de las querellas la que deben resolverse, ya que pese a que el fiscal Marcelo Colombo insistió con su planteo que sostiene que la mejor instancia para que los imputados se defiendan es el juicio oral, su par de la instancia superior -Javier De Luca-, no sostuvo esa presentación.

Ahora la Casación debe convocar a una audiencia y finalmente analizar el expediente, “que es muy voluminoso y que cuenta con muchos imputados”, indicaron fuentes judiciales. Así, las semanas de 2021 que quedan por delante no alcanzarían, en principio, para que los jueces puedan expedirse al respecto, es decir, si confirman el sobreseimiento del TOF 8 o si ordenan la realización del debate oral.

Este próximo 10 de diciembre vence el plazo para que el fiscal Diego Velasco presente su apelación en el caso Los Sauces y Hotesur. Cuando el representante del Ministerio Público Fiscal presente la apelación al sobreseimiento, insistiendo con la realización del juicio oral, ese planteo deberá ser concedido por el TOF 5. Sólo cuando ello ocurra, el caso quedará radicado en la Sala I de la Cámara de Casación.

A partir de entonces, el procedimiento será el mismo: se deberá llamar a una audiencia y después los jueces iniciarán el análisis de la causa para resolver si Cristina Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia deberán afrontar el juicio o si por el contrario, convalidarán la decisión de los jueces Obligado y Grunberg que sobreseyeron a todos los acusados, entre los que se encuentran también Lázaro Báez, Cristóbal López, Fabián De Sousa, Romina Mercado, Osvaldo Sanfelice, entre otros.

Con poco menos de 16 días hábiles previo al inicio de la feria de verano, lo que estimaron en el máximo tribunal penal es que  todo quedará para los primeros meses del 2022.

Junto con esas dos decisiones, para el próximo año también quedará pendiente un conjunto de recursos que Cristina Kirchner presentó ante la Corte Suprema de Justicia, con el objetivo de anular el único juicio que tiene en pleno desarrollo, aquel que investiga la presunta corrupción en la obra pública a favor de Lázaro Báez.

Según indicaron fuentes judiciales, algunas de esas resoluciones tendrían un pronunciamiento por parte del Máximo Tribunal después de que quede formalmente inaugurado el año judicial, en marzo.

En tanto, ese debate oral continúa su desarrollo a cargo del Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2), integrado por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso. Se estima que en el primer trimestre concluirán las últimas declaraciones testimoniales para dar paso a la etapa de alegatos. Considerando que hay 16 imputados, eso demandará varios meses, pero no se descarta que a fin de año o  a comienzos del siguiente, en pleno año electoral, haya un veredicto. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí