- Publicidad -
Inicio Economía y Finanzas El objetivo imposible para el BCRA en 2022 que tensaría el acuerdo...

El objetivo imposible para el BCRA en 2022 que tensaría el acuerdo con el FMI

0
Banco Central - Foto: Marcos Brindicci

Según publica La Nación Pese al superávit comercial, las liquidaciones récord del campo y el cepo, las reservas internacionales no mejoran.

Por: Angie Anglesio

El último día hábil del año pasado, el Banco Central (BCRA) publicó sus objetivos para 2022. Uno de ellos, quizás el más ambicioso, es fortalecer las reservas aprovechando un nuevo superávit comercial, y así acumular entre US$3000 y US$4000 millones. Pero, el desafío no será fácil. El año pasado, con la mejora en los términos de intercambio, un turismo emisivo limitado y cosecha récord del campo, la cantidad de dólares en el BCRA no crecieron por la intención oficial de “pisar” el precio oficial de la divisa en las elecciones.

Analistas privados consultados por LA NACION indicaron que el logro de esa meta estaría condicionado por los niveles que alcance la cosecha, las restricciones para comprar dólares, el tipo de cambio oficial que determine el Gobierno y la eventual devaluación.

Un informe del centro de análisis económico Equilibra anticipó que la entidad que dirige Miguel Pesce se propone flexibilizar el cepo cambiario y que, difícilmente aquel objetivo logre cumplirse: tal decisión del BCRA morigeraría la brecha entre los diferentes dólares a costa de una mayor salida de divisas, tensionando la posibilidad de acumular reservas.

Iván Carrino, director de Iván Carrino y Asociados, dijo a este medio, que si durante 2021 no fue posible lograr el objetivo con el inusitado contexto internacional favorable, será casi imposible lograrlo en 2022. “Es complicado acumular reservas con un tipo de cambio que está 50% por debajo del tipo de cambio paralelo y con compromisos de pagos que este año ascienden a US$20.000 millones solo con el FMI. Además hay que tener en cuenta que los últimos pagos que hicimos salieron de las reservas”, indicó.

Guido Lorenzo, director de la consultora LCG, estimó que el pedido del Fondo Monetario Internacional (FMI) es sumamente deseable, pero a la vez difícil de concretar: “No era ilógico pensar en ese objetivo común con el Gobierno. En lo que no hubo consenso ni explicitaciones es en cómo lograrlo. La Argentina, en 2021, se vió beneficiada por los términos de intercambio, de la asignación de derechos especiales de giro (DEG) y, sin embargo, termina el año con menos reservas netas respecto de las que empezó”.

Para el economista, el tipo de cambio debería controlarse para permitirle al BCRA alcanzar las metas de acumulación de reservas deseadas. Lorenzo cerró: “Está el objetivo y es compartido, pero no está claro cómo implementarlo, falta mucha explicación y negociación sobre cómo lograrlo”.

“Para acumular reservas necesitás una combinación de devaluación y cepo que, o te daña la actividad económica, porque el cerramiento del cepo llega a afectar a las importaciones, o te acelera la inflación, porque aumenta el tipo de cambio”, dijo Federico Moll, director de Ecolatina, y agregó: “Difícilmente 2022 repita el contexto externo favorable que dejó 2021. En ese marco para acumular US$4000 millones, el BCRA debería usar, y mucho, cualquiera de las dos herramientas”. El director de Ecolatina mencionó el rol clave del campo como principal proveedor de dólares para que el BCRA no se quede sin divisas.

El nivel de las reservas

El último dato de la entidad monetaria, del 23 de diciembre, arrojó que las reservas líquidas serían alrededor de US$358 millones líquidas y en DEG, US$169 millones, según el Grupo de Estudios de la Realidad Económica y Social (Geres).

Con relación a la deuda con el FMI, de los US$45.000 millones que debe la Argentina, este primer trimestre deberá desembolsar US$3976 millones, entre capital e intereses, de los que US$2877 millones vencen el 21 de marzo. A eso se le suma la deuda del Club de París por casi US$2000 millones, que vence también a finales de ese mes. Por otra parte, también se dará en ese período el vencimiento de US$693 millones en bonos reestructurados por el ministro de Economía, Martín Guzmán, en 2020.

Los especialistas privados alertan que si el Gobierno no toma las decisiones pertinentes para acercarse al objetivo de acumulación de reservas internacionales propuesto por el Fondo será muy difícil llegar a un acuerdo. No lograrlo, perjudicaría gravemente al país para conseguir financiamiento internacional, acceso a importaciones y mucho más. (La Nación)

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Exit mobile version