Elon Musk, el empresario “influencer” que compró Twitter y sueña con la conquista de Marte

Elon Musk

Según publica Clarín El fundador de Tesla, SpaceX y Neuralink tiene una fortuna valuada en 219 mil millones de dólares y es considerado el hombre más rico del mundo.

Por: Marcelo Bellucci

Elon Musk nació en 1971 en Sudáfrica y junto con Bill Gates y Steve Jobs, conforman el máximo triunvirato tecnológico. Lo que emparenta a estos tres gurúes es su facilidad para introducir innovaciones tecnológicas en un mundo donde pareciera que ya todo fue inventado, pero siempre hay lugar para el asombro.

A diferencia de Gates y del fallecido Jobs, los “evangelistas” informáticos de la vieja guardia, Musk es un magnate acorde a los tiempos que corren. Se lo considera el máximo exponente de la nueva generación de empresarios “influencers”.

- Publicidad -

En su afán por generar impacto, muchas de sus decisiones personales o financieras, las somete al juicio de las redes sociales para que sus seguidores den su dictamen. Por ejemplo, si conviene vender todas las acciones de Tesla o comprar Twitter.

Él mismo se reconoce como un tuitero compulsivo. Esa incontinencia ya le ocasionó dolores de cabeza. Como cuando llegó a considerar en público que las acciones de Tesla estaban “demasiado altas” y provocó un derrumbe en la cotización de su propia compañía.

A mitad de camino entre el altruismo y la megalomanía, sus ideales para salvar al planeta parecen extraídos de un libro de Julio Verne en donde la palabra imposible no está permitida.

Entre sus metas aparece la generación de energía limpia y renovable, consolidar el uso de vehículos eléctricos, establecer la primera colonia marciana, montar un tren ultra rápido que viaje a más de 1.200 km/h o potenciar las capacidades cognitivas humanas a través de inteligencia artificial (IA).

Todas estas ideas lo posicionaron como el hombre más rico del mundo -dejando en segundo lugar a Jeff Bezos, su archirrival- en la Lista Forbes 2022, que le calcula una fortuna de 219.000 millones de dólares.

Al infinito

Con la intención de refundar la conquista espacial lanzó Space Exploration Technologies (SpaceX). Fue creada para desarrollar módulos espaciales y convertirse en el sucesor privado del Transbordador Espacial.

En 12 años, diseñó la familia de cohetes Falcon y las naves multiuso Dragon y ultima los detalles de Starship, el cohete más poderoso construido por el hombre.

En vista de su potencial tecnológico, el 23 de diciembre de 2008 firmó un contrato por 1.600 millones de dólares con la NASA para realizar 12 vuelos a la Estación Espacial Internacional.

Así, el Falcon 1, tras dos intentos fallidos, se convirtió en el primer vehículo de combustible líquido de financiamiento privado en poner un satélite en la órbita terrestre.

Coches eléctricos

El más revolucionario de sus emprendimientos es la marca Tesla Inc. Creada en 2003, se transformó en una marca aspiracional. Actualmente tiene 48.000 empleados, despachó 500.000 unidades el año pasado, lo que le permitió facturar US$28.000 millones.

Los analistas coinciden en que la valoración de Tesla es un fenómeno basado en las expectativas futuras de una compañía que anticipó el auge de los autos eléctricos.

En 2012 tenía 20 sucursales y talleres en Norteamérica, Europa y Asia. A 18 años de su constitución, se convirtió en la automotriz más valiosa por capitalización bursátil, destronando a General Motors, con más de 100 años de trayectoria en el rubro.

En el cerebro

El emprendimiento más reciente y quizás el menos realista es Neuralink, una startups detrás de un procedimiento al que Musk denomina “lazo neural”.

El objetivo es construir una “interfaz cerebro-máquina” que permita a las personas transmitir y recibir información entre su cerebro y una computadora de forma inalámbrica.

Así, una persona paralizada al que se le implantó un chip Neuralink en su cerebro, podría controlar un mouse y un teclado sin mover sus extremidades. La información también podría transmitirse a la inversa y permitir que el cerebro de la persona simule el sentido del tacto.

Mundo rojo

Tras algunas imprecisiones sobre la fecha definitiva, el fundador de SpaceX, confirmó que los humanos llegarán a Marte en 2029. El viaje se hará a bordo del cohete Starship de su compañía.

El motivo -más allá de los retrasos por la pandemia y el conflicto bélico- parece estar relacionado con que la lanzadera Starship que se usará para el viaje. Y aunque se han realizado avances significativos en los últimos meses, no son suficientes para hacer frente a las predicciones más optimistas del empresario.

Como muchos especialistas sostienen, la nave que transporta a los colonos es el menor de los inconvenientes. Queda todavía por resolver el abastecimiento de combustible para la vuelta y dónde podrán alojarse una vez que la nave haya tocado el suelo yermo del planeta.

Cabe destacar que un viaje a Marte desde la Tierra no puede hacerse en cualquier momento. El movimiento de ambos planetas, así como otros factores importantes, llevan a que solo existan unos periodos muy concretos, llamados ventanas de lanzamiento, en los que se puede emprender un viaje de este tipo. (Clarín)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Noticias

- Advertisment -