Alberto Fernández evalúa pedir un crédito para pagar $1.6 millones por la fiesta en Olivos

Revelan una nueva foto del cumpleaños de Fabiola Yañez y el Gobierno sigue sin dar explicaciones

Según publica Clarín Así haría frente al ofrecimiento que le hizo a la Justicia y que aún no se homologó. Su esposa ofreció $1.4 millones como compensación.

Por: Lucía Salinas

Alberto Fernández ofreció donar $1.600.000 para cerrar la causa de la fiesta en Olivos y ahora, desde su entorno aseguraron a Clarín que evalúa sacar un crédito bancario o firmar un mutuo para hacer frente al pago en caso de ser homologado por el juez Lino Mirabelli.

El Presidente de la Nación busca que se cierre la causa en la que está imputado por la fiesta en la quinta de Olivos con una compensación económica de $ 1,6 millones. Ese fue el monto que le ofreció al fiscal Fernando Domínguez. Será el juez Lino Mirabelli quien deberá decidir si acepta el acuerdo de Alberto Fernández para cerrar el expediente. Fabiola Yañez también presentó una propuesta para intentar cancelar la causa por $ 1,4 millones.

¿Cómo hará para pagar en caso de que el juez homologue ambos acuerdos? Según indicaron a Clarín fuentes allegadas a la primera dama y al Presidente, se analiza pedir un crédito o firmar un mutuo con personas que puedan firmar la ayuda financiera. “Son las opciones bajo análisis y las dos vías más factible”, dijeron.

Alberto Fernández, cuando presentó su declaración jurada ante la OA -que dirige Felix Crous- mostró una mejora en su patrimonio. Cuando en 2019 oficializó su candidatura, sostuvo que tenía bienes por 3.890.069 de pesos.

Mejorando aquella cifra, pero sin poder ganarle a la inflación, el jefe de Estado declaró en 2021 una fortuna de poco más de 5,7 millones de pesos.

No hubo modificaciones en la conformación de su patrimonio y tampoco un incremento de grandes dimensiones. El Presidente que consignó a Fabiola Yañez como conviviente, declaró tener una casa valuada en 2.024.218,71 pesos, ubicada en la Ciudad de Buenos Aires.

Desde su entorno indican que pese al patrimonio declarado, analiza requerir un crédito para cubrir la reparación integral de tres millones de pesos que representan lo ofrecido por él y por Yañez.

La causa judicial sobre la fiesta en la quinta presidencial de Olivos en plena cuarentena, transita sus horas finales. En los últimos meses el juez federal Lino Mirabelli avaló el acuerdo de reparación económica de una de las personas imputadas en el caso.

Cuando el magistrado homologó el primer acuerdo económico realizado en el marco del expediente, abrió el camino para los demás acusados. Ese primer acuerdo se había firmado con la vestuarista de Fabiola Yañez, Carolina Marafioti y el fiscal Fernando Domínguez.

En aquel acuerdo, el juez había dicho “repare integralmente el perjuicio ocasionado, mediante el pago de la suma de 200.000 pesos, importe que deberá integrar, dentro del término de cinco días, destinado al Hospital Provincial Petrona V. de Cordero, sito en la localidad de San Fernando”.

La medida abrió el camino para que los demás acusados soliciten ser sobreseídos tras un acuerdo financiero. Alberto Fernández realizó su oferta económica recientemente, y Fabiola Yañez, siguiendo la misma estrategia al día siguiente, realizó una propuesta para que se cierre la primera investigación judicial que recae sobre ellos.

En agosto el Presidente había ofrecido donar la mitad de su sueldo al Instituto Malbrán.

Antes de realizar el planteo de compensación económica, el Presidente esperó que se firmen otros acuerdos para contar con el antecedente, esto fue diseñado por el abogado de la primera dama, Juan Pablo Fioribello y su socio Mariano Lizardo.

Las últimas ofertas de reparación económica que los abogados presentaron, son cuatro. Una de ellas es la de Fabiola Yañez que se formuló ante el fiscal Domínguez.

La única manera de llegar a firmar un acuerdo con el fiscal Domínguez es establecer una reparación vinculada a cuestiones sanitarias. “Esta manera de resolver estos casos tiene una consecuencia y es beneficiosa para la sociedad. Parecido o mejor que una multa, porque el dinero va a un lugar concreto. Y dentro de los plazos judiciales es una solución rápida que se ha venido aplicando a todos por igual”, explicaron fuentes judiciales a este medio.

El jefe de Estado quedó imputado el año pasado por la justicia federal. Se lo acusó por haber violado el DNU que él mismo había firmado y que prohibía todo tipo de encuentros sociales, restricción adoptada como medida sanitaria en medio de la pandemia del Covid-19. Pero un año después, varias fotos y videos mostraron un festejo realizado en Olivos con la presencia de doce personas. Había sido el 14 de julio de 2020, con la participación de Alberto Fernández.

Con la confirmación de la Cámara de Apelaciones de San Martín respecto a que la investigación debía continuar -y no cerrarse como había pedido el presidente- el juez Mirabelli avanzó en un conjunto de medidas de prueba: pedidos de ingresos y egresos a la quinta de Olivos, autorizaciones firmadas para que circulen los invitados, justificación de sus desplazamientos y protocolos sanitarios vigentes, entre otras. (Clarín)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos