Radicales proclaman el “desarme civil”, hablan de lo que no saben, como si vivieran en Finlandia y son responsables de tener una provincia narco que no pueden controlar

(Por: Rubén Lasagno) – Los diputados nacionales por Santa Fe Ximena Garcia, abogada, (UCR) y Mario Barletta, ingeniero, (UCR) diputado nacional por JxC, también de Santa Fe, son los firmantes de un Proyecto de Ley sobre el desarme civil. Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, creado por Ley 26.216 aprobada en el año 2007, prorrogado en el 2008 y que actualmente se encuentra vencido.

El Programa de Entrega Voluntaria de Armas, ya lo hemos abordado en OPI y demostramos fácticamente que no sirve para nada y por el contrario, se transforma en un aliado del crimen, toda vez que un delincuente puede matar a una persona, pasar por una comisaría, entregar el arma donde no le preguntan procedencia, datos personales ni si el arma tiene o no pedido de captura, etc, cobrar por la entrega e irse de ahí desentendiéndose de todo. El programa, en consecuencia, opera como un cómplice del crimen, pues ayuda a hacer desaparecer el cuerpo del delito, en este caso el arma usada para asesinar a otro, la cual al no hallarla, ya no se puede periciar, ni capturar, ni comparar, etc.

Mario Barletta, ingeniero, (UCR) diputado nacional por JxC Santa Fe -
Mario Barletta, ingeniero, (UCR) diputado nacional por JxC Santa Fe – Foto: Twitter

Sin embargo no es el punto que vamos a abordar en este informe. En esta oportunidad nuestro objetivo es resaltar los personajes que rescatan la Ley de Desarme en un proyecto de dudosa confiabilidad y exhibir a ambos legisladores de dónde provienen y en qué situación actual se encuentran como responsables políticos de una de las provincias con mayor incidencia de la criminalidad y los asesinatos del narcotráfico. Con todo esto, podremos entender de dónde hablan y fundamentalmente, qué ocultan.

Estos legisladores Radicales, no tienen la menor idea de la realidad que se vive en su propia provincia (Santa Fe), parece que viven en Finlandia o son émulos del oficialismo, quienes solo se ven el obligo y hacen abstracción del caos que los envuelven, ejercitando solo el relato.

Las falacias del proyecto

Los diputados García y Barletta (UCR), en sus argumentos para sostener la ley de desarme en el país, señalan:

Este programa tiene por finalidad disminuir el uso y proliferación de armas de fuego; la reducción de accidentes, hechos de violencia y delitos ocasionados por el acceso y uso de las mismas; la sensibilización acerca de los riesgos que conllevan y la promoción de una cultura de la no tenencia y no uso de las armas de fuego”.

Ninguno de los dos diputados entiende o bien desconocen qué hay una ley suprema que habilita a los civiles a armarse “para defender a la Patria”. Es decir, que el derecho de armarse, es un derechos constitucional, reglado y normado por leyes nacionales complementarias a partir de la manda constitucional. Estos legisladores, obviamente no saben que la Constitución es la madre de todas las leyes.

El argumento de que se debe disminuir el uso de armas de manos civiles para reducir los accidentes y los delitos violentos, es como fundamentar en un proyecto que sacando los autos de las calles, minimizamos la cantidad de accidentes viales y por ende, bajamos drásticamente las estadísticas de la cantidad de muerte por atropellamiento de los autos en la calle.

No es menor, tampoco entender que muchas de las armas que el programa no destruye, terminan en mano de la delincuencia y sobre esto, los diputados no colocan ni un solo renglón en el proyecto que firmaron.

Prosigue: “El mencionado Programa es hoy una política pública que se viene continuando desde el Estado nacional para prevenir y reducir la circulación y proliferación de armas de fuego en el ámbito de la sociedad civil, en el entendimiento de que la presencia de un arma de fuego potencia considerablemente las posibilidades de ejercicio de la violencia y la factibilidad de que un conflicto determinado tenga un desenlace letal. Es dable destacar que el mencionado programa ha sido reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el premio “Future Policy Award 2013”, en el marco de la Semana del Desarme del año 2013”.

El proyecto de los diputados hace mención en realidad al segundo premio (medalla de plata, hasta en esto mienten) recibido en Nueva York por el entonces ministro de Justicia de Justicia y Derechos Humanos K, Julio Alak ( 2009/2015), por parte de la ONU. 

El funcionario, en ese acto del año 2013 en EEUU dijo “A través de políticas de nuestro gobierno que “apuestan por la vida, la cultura de la paz y la no violencia”, en los últimos diez años la Argentina ha logrado reducir un 50 por ciento las muertes por armas de fuego, un 48 por ciento las solicitudes de tenencia de armas y un 92 por ciento las autorizaciones de portación“.

Todas mentiras, sin ningún sustento fáctico y mucho menos probatorio, de la misma forma en que estos Radicales fundamentan sus argumentos. Alak hizo la típica argentina: hablar en otro país dando datos que no se condicen con la realidad en nuestra sociedad.

Los fundamentos del proyecto de los diputados Barletta y García, sigue diciendo:

Los motivos por los cuales debe ser una política de Estado la promoción de una cultura de la no tenencia y no uso de las armas de fuego es porque de acuerdo a los datos del Ministerio de Salud de la Nación desde 2011 a 2020 han fallecido 27.751 personas a causa de armas de fuego, más de 10 muertes por día”.

Los legisladores radicales nacionales, implementan la misma metodología que los kirchneristas: tiran cifras, aluden a porcentajes y generan situaciones incomprobables que no son apoyadas, en ningún caso, con documentación oficial y confiable.

Lo peorcito del proyecto

El peor pecado de estos diputados radicales es hacer abstracción de su origen y omitir las responsabilidades que les caben en el abordaje de un tema tan sensible como la inseguridad en Santa Fe y más precisamente en la ciudad de Rosario.

Para ejemplificar cómo la disponibilidad de armas de fuego en la población civil afecta a la seguridad pública, poseemos el caso de la provincia de Santa Fe que atraviesa hoy serios problemas en materia de seguridad y que son relevados por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y el Observatorio de Seguridad Pública ambos organismos de dicha provincia”. 

En Santa Fe “la disponibilidad de armas de fuego”, afecta la seguridad pública porque quienes la gobiernan no saben, no pueden o no quieren combatir el narcotráfico que desde hace 15 años ha tomado el control de la calle y el control político.

Es culpa directa de la clase política de esa provincia (incluido estos dos diputados) que se hayan convertido en la Sinaloa argentina y la inseguridad de la cual hablan ambos en su proyecto no es precisamente, culpa de los Legítimos Usuarios (LU) de armas y/o que existan armas en manos de civiles honestos.

Y siguen las imprecisiones y las mentiras en el texto del proyecto presentado:

“En ellos se observa que durante el año 2021, la tasa de homicidios en la provincia de Santa Fe se coloca en torno a las 10 víctimas cada 100 mil habitantes y si se analiza la serie de homicidios cometidos entre 2014 y 2021 se desprende que en 7 de cada 10 homicidios se utilizaron armas de fuego, cifra que alcanza al 75% de los casos en los dos departamentos más poblados (La Capital y Rosario)”.

Lo que no dicen los diputados radicales Ximena García y Mario Barletta es que ese nivel de violencia es, precisamente, desatado por la presencia del narcotráfico en las ciudades de donde son originarios y que toman como “ejemplos de violencias con armas”.

En todo caso, ambos legisladores deberían hacer un proyecto para quitarle las armas a Los Monos, a Los Canteros etc y no arremeter contra la población civil que son víctimas de aquellos y tienen, constitucionalmente, el derecho de armarse para defender sus vidas y sus bienes, cosa que el Estado santafecino no hace.

Hablar incompleto es mentir

En el último tramo de los argumentos, los firmantes del proyecto de Ley de Desarme expresan:

En las dos ciudades más importantes de la provincia, como son Rosario y Santa Fe, solo en el transcurso del año 2021 se registraron 1.100 personas heridas por armas de fuego. En estas ciudades reportan los informes que solo en el año pasado se registraron casi 15 mil llamados a la Central de Atención de Emergencias 911 reportando hechos con armas de fuego (hallazgos de arma de fuego, amenazas, personas armadas o disparos de armas de fuego). Más aún, los informes arrojan que cada 90 minutos un hecho de este tipo es reportado telefónicamente en la ciudad de Santa Fe, y en Rosario esto ocurre cada 60 minutos”.

No dudamos que esto pueda ser cierto, pero si objetamos que los diputados no contextualicen esos datos. Los legisladores no pueden decir esto sin tener en cuenta la narcocriminalidad que azota a Santa Fe en su conjunto y a Rosario en particular, mayor, inclusive, que en el conurbano bonaerense. ¿Saben los diputados que los narcos se valen de armas de fuegos ilegales, como “herramienta de trabajo”? ¿Y para qué las usan?, para matar gente. Lo obvio.

Decir lo que dicen sin una aclaratoria del tema, es sencillamente: mentir; socializan los delitos de los narcos y subdividen las culpas entre la sociedad civil; están ocultando un dato por demás relevante, que cambia la ecuación si lo comparamos con otros puntos del país: la sociedad santafecina está atravesada por el delito sembrado por narcotraficantes con aval de muchas autoridades, pero de eso no se habla.

Y concluyen “Estas cifras son preocupantes porque demuestran que la violencia ejercida a través de las armas de fuego es hoy la manera más frecuente de resolución de conflictos interpersonales y va cobrando forma una problemática social que tiene relación con la proliferación de armas y municiones ilegales o no registradas.

Todo un hecho discursivo montado sobre una falacia

No es verdad que los conflictos interpersonales se resuelvan con armas, pero sí es cierto que hay una proliferación de armas y municiones no registradas que se utilizan en crímenes de todo tipo. Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones de los diputados radicales, esto se vuelve en contra de ellos mismos.

La proliferación de armas ilegales en Santa Fe y en cualquier lugar del país, en culpa del Estado, de su falta de control, de la corrupción de sus funcionarios, de los tribunales endebles y de la confabulación mediática/política/social, que se encolumnan tras mensajes “positivos” sobre “Desarme y DDHH”, sin decir que tras las organizaciones de desarme del mundo y sus representantes en nuestro país, se enjuagan millonarios intereses, se pagan campañas políticas, se fuerzan proyectos de leyes y se manipula a la opinión pública, omitiendo los contextos (como lo hacen García y Barletta), lo cual les permite hablar de una realidad a la que le quitan la mitad de la verdad y la transforman en un mentira. (Agencia OPI Santa Cruz)

Proyecto de Ley Santa Fe by OPISantaCruz on Scribd

Compartir el artículo

Más Articulos

8 COMENTARIOS

  1. Inútiles en todo su esplendor. Co responsables y Cómplices de la cantidad de años que gobierna el Peronismo en la Narco Pcia. Invencible ??? de Santa Fé…R E V I E N T E N …es lo que han votado…

  2. Sería mejor permitir la comercialización de armas en forma perfectamente legalizada. Para comprar un arma no se debe tener antecedentes, certificar buena conducta, tener documentación que acredite habilidad de manejo de armas y certificado de solvencia económica, y cualquier otro agregado que permita el control de la venta de armas , como así también la compra venta particular, sin intervención de un ente autorizado… Por lo menos , así lo veo yo…. Salu2

  3. Si todo fuese simple matematicas hoy no tendriamos Inflacion y la carne habria caido al precio mas bajo antes de la pandemia, pero no es tan simple como la matematica basica que los abogados aprenden (Convengamos que todo la carrera de derecho tiene excasa sino nula matematica).

    Yo diria que hagan una prueba piloto: Le retiren a todos los CLU de ROSARIO las armas que tienen registradas y las almacenen prolijamente en una entidad militar bajo 4 llaves y luego de 12 meses verifiquen cuantos asesinatos contabilizan. Ahi se daran cuenta que el problema no son las armas sino la justicia corrupta que esta un escalon arriba de los fiscales y jueces cobardes.

    Fin del relato.

  4. BARLETTA, UN CARADURA, EX EMBAJADOR, DOS VECES INTENDENTE DE SANTA FE, RECTOR DE LA UNL (CAJA DE PANDORA DE GUITA – CON MAS PRESUPUESTO QUE LA MUNICIPALIDAD DE SANTA FE), SE CHOREO UNA PATENTE QUE HABIAN INVENTADO LOS ALUMNOS DE INGENIERIA Y LO VENDIO A ESPAÑA. O SEA UN CORRUPTO. HIZO UN TRENCITO QUE ATRAVIEZA LA CIUDAD QUE NO SIRVIO PARA NADA Y AHORA LO TIENEN ESCONDIDO EN ALGUN GALPON. ESOS SON LOS ANTECEDENTES DE LOS QUE NOS GOBIERNAN, CON EL VERSO QUE SON “DISTINTOS” A LO QUE HAY. POBRE ARGENTINA, CON ESTOS MERCENARIOS Y CIPAYOS QUE VIVEN A “COSTA” DEL ESTADO ARGENTINO. QUE SE PODIA ESPERAR DE UNA PERSONA MALIGNA QUE HACEN “OSTENTACION” DE SUS PRIVILEGIOS, VIVEN EN LA BURBUJA AL IGUAL QUE LOS “K”, PARA PONER BLANCO SOBRE NEGRO, UN MILIMETRO MENOS CHORO QUE LOS K.

  5. Sarmiento nos aviso,” educad al soberano o, nos gobernaran los bruto ” que esperaban en las legislaturas intelectuales ?por eso quieren boletas sabanas asi pueden meter a cualquiera

  6. Soy Legítimo Usuario de Arma de Guerra, mas de 20 años, con CLU vigente y ni en pedo voy a entregar mi/s Armas que compre Legalmente, que se pongan las pilas y que se las saquen a los chorros y delincuentes “amigos” partidarios, una obviedad pero para los iLEGISLADORES, nunca tuve antecedentes policiales, ni Local, ni Provincial ni Nacional. Soy Ciudadano con Derechos y no un Esclavo como pretenden, he dicho.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí