Horacio Rosatti: “En vez de cumplir lo reformado, quieren reformar para después probablemente no cumplirlo”

Según publica Clarín En el ciclo que organiza Clarín, el presidente de la Corte Suprema y titular del Consejo de la Magistratura cargó contra quienes buscan reformar la Constitución.

Horacio Rosatti, presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y titular del Consejo de la Magistratura, participó este martes del ciclo “Democracia y Desarrollo” que organiza Clarín y lanzó una dura crítica para aquellos que piden reformar la Constitución. 

“En los últimos tiempos, muchas veces escuchó ideas sobre reformar la Constitución. Esa costumbre tan argentina de en vez de cumplir lo reformado, reformar lo no cumplido. Es decir, como tengo incapacidad para cumplir, entonces lo quiero reformar. Reformar para después probablemente no cumplirlo”, advirtió.

En ese sentido, remarcó que “todo está en la Constitución”, la cual “tiene un modelo que hay que seguir porque es la carta de navegación de un país”.

Rosatti recordó que fue partícipe de la reforma del ’94 y aseguró: “Fue la más democrática y participativa. Eso explica su vigencia”.

“Este deseo refundacional, esto de ‘antes de yo no pasó nada o todo lo que paso es malo y yo lo voy a decir distinto o mejor’ uno lo ve casi constantemente”, cuestionó.

“Nos pone en una dimensión de excepcionalidad que está en nuestra cabeza nada más. Nosotros necesitamos mucho de normalidad y apego a las normas”, resaltó.

Dijo que la Constitución “tiene un modelo no solamente de convivencia, sino económico”.

En ese aspecto, Rosatti se refirió a la idea de dolarizar que puso sobre la mesa el diputado Javier Milei, aunque no es el único de la oposición que lo plantea.

“Yo por ahí escucho que convendría que cambiemos de moneda, que vayamos a una extranjera. No se puede. Lo dice la Constitución: defensa del valor de la moneda. Significa defensa del poder adquisitivo de la moneda”.

“Hay que tener prudencia con la expansión monetaria, no pueden existir cuasimoneda. Todo está en la Constitución, es cuestión de leerla”, apuntó.

El presidente de la Corte manifestó que “el sistema económico argentino plantea una defensa del Estado y del mercado”.

“No los ve como antónimos, al contrario. Es necesario llegar a un punto de equilibrio. Y la reforma del ’94 cambió el paradigma de crecimiento económico por el de desarrollo”, remarcó.

En ese aspecto, explicó: “El país más fuerte no es el que tiene más PBI. Ni el PBI per cápita nos va a decir cuándo un país está desarrollado. Podemos estar con todas las potencialidades que tenemos en la Argentina, pero si no tenemos calidad institucional nos va como nos va”.

Rosatti planteó que “la falta de calidad institucional repercute en la calidad de vida” y que, en ese sentido, “Argentina es el ejemplo más claro”.

Al respecto, el titular de la Corte afirmó que “el progreso no es una mala palabra”.

“Acá hay una costumbre de castigar al que progresa, a aquel que le va bien. Es absurdo. No hay nada para redistribuir si previamente no se acumuló”, señaló.

Dijo además que “no hay mejor redistribuidor que el Estado, cuando el Estado funciona bien”.

“Conjugar mercado y Estado es muy importante. Después un Gobierno será más neoliberal, más neointervencionista, pero lo más importante es erradicar algunos temas que se ven como malas palabras”, concluyó. (Clarín)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos