No lo hagas más: cuatro hábitos que arruinan la batería de cualquier teléfono celular

Uno de los modelos más populares dejará de recibir actualizaciones oficiales de Apple iOS

Según publica Clarín Las fallas en la batería son la principal causa para cambiar un equipo. Consejos y recomendaciones.

La batería del teléfono celular es un componente crítico. De hecho, suele ser la causa principal a la hora de cambiar el dispositivo: de durar un día y medio, con el paso del tiempo, hay usuarios que reportan que les dura media hora. Si bien hay un ciclo vital para ellas, estimado entre 3 y 5 años según el uso, hay ciertos hábitos que las pueden dañar fuertemente.

Hay algunos mitos que quedaron vigentes y todavía se arrastran. Por ejemplo, la idea de que hay que descargar casi completamente la batería para recargarla, algo que, de hecho, juega en contra. El ciclo de la batería, compuesta de iones de litio, se ve afectado si va del 1% al 100% con frecuencia y hasta le quita una parte de la vida útil de la batería.

Tanto en iPhone como Android, lo cierto es que en la actualidad este tipo de prácticas arruinan la batería.

- Publicidad -

Por lo cual, sin dudas, es mejor evitarlas.

Usar cables baratos o dañados

Una de las peores y más peligrosas cosas que puedes hacer es usar cables baratos o incompatibles con tu teléfono. De hecho, aquellas historias donde los teléfonos se prenden fuego de la nada, tienen que ver con este tipo de problemas.

Por esto es mejor usar siempre los accesorios de fábrica que trae cada dispositivo. Por alguna razón, de hecho, traen esos cables.

Es mejor evitar cables “third parties”, como suele decirse, es decir, fabricados por terceros que no son los originales. Los usuarios de iPhone pueden buscar la etiqueta “Hecho para iPhone” para sentirse seguros.

Y atención: todo esto se aplica también a los cargadores inalámbricos.

Dejar que la batería llegue a cero

Este es uno de los grandes mitos que siguen vigentes. Mucha gente piensa que hay que descargar completamente la batería antes de recargarla. Y esto es un error.

Los ciclos de carga son los que más afectan la vida útil de una batería. El ciclo constante de carga y descarga degrada lentamente la salud de la batería, lo que lo empeora aún más cuando el teléfono comienza el ciclo desde 0%.

Esto no significa que si sucede alguna vez se vaya a dañar la batería permanentemente. Pero sí que, si se torna un hábito, en poco tiempo la batería rendirá muchísimo menos.

Lo mejor es mantener el teléfono cargado entre 20-80% tanto como sea posible. Algunos teléfonos tienen funciones para ayudar a hacer esto, pero es importante recordar que los ciclos de carga más cortos son mejores para la batería.

Lo ideal es que no baje del 20%.

Mantener el celular enchufado todo el tiempo

Esta es la otra cara del problema: tener todo el tiempo la carga en 100% no le hace bien al dispositivo. Es, de hecho, tan malo como dejarlo al 0%. Y esto es un problema típico de dejar cargando el teléfono toda la noche, ya que llega a 100% y queda varias horas enchufado. Esto no es bueno para el ciclo vital de la batería.

También es cierto que los teléfonos modernos, cuando llegan al 100%, dejan de cargar precisamente para evitar este problema. Pero cuando baja al 99%, vuelve a cargar para llegar a 100%. Lo dañino es que este pequeño ciclo se repite una y otra vez y no es bueno para la batería.

La buena noticia es que el iPhone y algunos teléfonos Android ahora tienen funciones de carga “Adaptables” u “Optimizadas” para reducir estos ciclos de carga durante la noche. Mantienen la batería alrededor del 80% la mayor parte de la noche y luego terminan el último 20% alrededor de la hora habitual de despertarse.

Someter el teléfono a calor extremo

A la mayoría de los aparatos electrónicos les hace mal el calor. Y esto es una razón más para no tenerlo enchufado constantemente, ya que la carga levanta temperatura.

Pero también es una advertencia sobre dónde dejar el teléfono cuando no lo estamos usando, y seguramente sea buena idea no tenerlo en un lugar donde le del sol o cerca de una estufa o calefactor.

El calor también puede provenir de otras fuentes. Jugar juegos que requieren muchos recursos, dejar el teléfono en la luneta del auto caliente o dejar que se “hornee” al sol en la playa. Todas estas cosas pueden sobrecalentar su teléfono y dañar la batería en el proceso.

Lo cierto es que todos estos consejos son bastante intuitivos y, a fin de cuentas, cuidar la batería del teléfono es cuidar la vida útil del dispositivo, ahorrar dinero en no tener que cambiarlo antes de tiempo y, también, contribuir a la buena salud del planeta al no generar más basura electrónica innecesaria. (Clarín)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Noticias

- Advertisment -