Pese a las denuncias de Matías Kulfas, Martín Guzmán prometió que avanzará con el gasoducto de Vaca Muerta

El ministro de Economía, Martín Guzmán, expone durante el cierre del foro organizado por la Asociación Empresaria Argentina (AEA) - Foto: NA
El ministro de Economía, Martín Guzmán, expone durante el cierre del foro organizado por la Asociación Empresaria Argentina (AEA) – Foto: NA

Según publica Clarín dijo que el compromiso con la obra es “absoluto”. Los empresarios le preguntaron por la inflación, los impuestos y los dólares.

Por: Juan Manuel Barca

“¿Está bien si hago la presentación parado?”, dijo Martín Guzmán. Y, a continuación, se levantó del sillón para iniciar el cierre de la jornada en el salón de convenciones del Hotel Sheraton en Retiro, donde durante una hora intentó convencer a los dueños de las principales compañías de los avances en el rumbo económico trazado y buscó despejar las inquietudes sobre la inflación, la falta de dólares y la suba de impuestos.

Dentro de la Asociación de Empresarios Argentinos (AEA), los organizadores del evento, fue valorada la señal que dio el ministro de Economía al asegurar que se avanzará con la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, una obra salpicada en las últimas horas por las denuncias de Matías Kulfas sobre supuestas irregularidades en la licitación de caños al grupo Techint, que desataron una crisis en el gobierno y la renuncia forzada del ministro.

“¿En donde está enfocada la gestión económica? Se viene trabajando con absoluto compromiso de poder avanzar en esta año en una obra estratégica que es el gasoducto Néstor Kirchner, las definiciones técnicas que se tomaron para la licitación del gasoducto se adecuan a las necesidades de la Argentina y se está avanzando para lograr que el invierno próximo tengamos construido el gasoducto”, aseguró Guzmán ante más de 100 ejecutivos.

Más temprano, en uno de los paneles de la charla por el 20 aniversario de AEA, el dueño de Techint, Paolo Rocca, aseguró que “no hubo ni direccionamiento, ni actos de corrupción ni nada” en el pliego del gasoducto. Y, luego de mencionar la intervención judicial, pronosticó que se pagará más caro el gas en 2023. Por dicha causa, la Justicia ya citó a declarar a Kulfas y al extitular de la unidad ejecutora del gasoducto, Antonio Pronsato, quien renunció hace 7 días.

Sin adentrarse en ese escollo, la agenda “inmediata”, Guzmán contempló el anuncio de la inminente extensión del plan gas vigente, por el cual las empresas petroleras reciben subsidios para producir y explorar, y la elaboración de un proyecto de ley para producir Gas Natural Licuado (GNL) con el fin de reducir las importaciones de ese combustible. También destacó la reciente flexibilización del cepo al sector hidrocarburÍfero y tecnológico.

El momento que suscitó muecas y comentarios entre las mesas fue cuando el visitante anunció que en las próximas horas ingresará al Congreso el proyecto oficializado ayer para gravar con una alícuota adicional del 15% a las empresas con ganancias extraordinarias de más de $ 1.000 millones entre 2021 y 2022. “Hay que administrar la renta inesperada para ir en una senda de crecimiento compartido, que no desaliente la inversión”, reiteró.

En primera fila, se encontraba Eduardo Elsztain (IRSA), Alberto Hojman (BGH), Héctor Magnetto (Grupo Clarín), Luis Pagani (Grupo Arcor), Federico Braun (La Anónima), Martín Migoya (Globant), Carlos Miguens (Grupo Miguens) y Rocca. También estuvo entre el público a Isela Costantini, extitular de Aerolíneas Argentinas, el exCEO del HSBC, Gabriel Martino, y a los exministros de Economía, Hernán Lacunza y Alfonso Prat Gay.

Luego, en un ping pong de preguntas y respuestas con el ministro, el titular de AEA, Jaime Campos, señaló que la inflación es “un problema de la macroeconomía” y que la política fiscal es central. Un planteo con el que Guzmán coincidió, aunque advirtió que “si el Estado sale de escena y achica la inversión, es un problema”, que “se está haciendo todo en línea con el programa” acordado con el FMI en marzo pasado.

También hubo reclamos por el aumento de la presión tributaria y las restricciones para acceder a divisas. En ese plano, el titular de Hacienda negó que haya empresarios que paguen 165 impuestos.”¿Quién paga eso”?, disparó. Y, en cuanto al cepo, afirmó que el ordenamiento de la economía tiene “costos” y pidió al Congreso que trate el proyecto de ley agroindustrial, cajoneado desde noviembre, que prevé beneficios fiscales para impulsar las exportaciones.

El desembarco de Guzmán en la AEA cosechó algunas críticas entre los empresarios por su tono “académico” y la falta de un “plan”. Pero también sembró expectativas en el núcleo duro de la entidad, en donde leyeron la visita como un gesto tras el acercamiento iniciado semanas atrás, pese a las presiones de Cristina Kirchner para que Alberto Fernández “use la lapicera”, exija inversiones a los empresarios y cuide los dólares. (Clarín)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos