Prorrogan por medio siglo el destino de tres impuestos para financiar organismos públicos

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
Cámara de Diputados sesión 15 de junio - Foto: Cámara de Diputados

Según publica La Nación El oficialismo argumentó que son entidades culturales; Juntos por el Cambio se abstuvo por considerar que el plazo es “irrazonable” y que la asignación se destinará a fines burocráticos.

Por: Laura Serra

En un acalorado debate, en el que no faltaron los insultos y los gritos, la Cámara de Diputados dio media sanción a un proyecto de ley del oficialismo que propone extender, hasta 2072, la asignación presupuestaria que financia organismos culturales del Estado. Entre ellos el Incaa, el Enacom, la Defensoría del Público, entre otros. La iniciativa se aprobó con 132 votos positivos, 5 negativos y 92 abstenciones.

El bloque de Juntos por el Cambio, el macrista Hernán Lombardi, fue blanco de silbidos, insultos y abucheos desde los palcos del recinto –colmados de actores y referentes de la cultura- cuando fundamentó sus críticas al proyecto. Tal fue la batahola que, en un momento sus compañeros de bancada y el propio Lombardi le reclamaron a José Luis Gioja –quien ocupaba la presidencia- que pusiera orden. Fue en vano.

- Publicidad -

“Somos defensores de la promoción de la cultura ¡Pero que no nos vendan gato por liebre! –exclamó Lombardi-. Porque atrás de las buenas intenciones, atrás de ‘la cultura’, se esconden pesadas burocracias. ¡Queremos que la asignación les llegue a los artistas! Porque detrás del financiamiento a ‘la cultura’ está la Defensoría de los Medios Audiovisuales, ahí no hay cultura sino un organismo de pensamiento único que persigue periodistas. ¡No queremos que haya organismos de censura financiados como si fuesen organismos de cultura!”

El proyecto de ley en cuestión –que fue girado al Senado- propone que durante los próximos 50 años (es decir, hasta 2072) la recaudación de tres impuestos hoy vigentes no vaya a rentas generales ni se coparticipe con las provincias, sino que se destine exclusivamente a financiar distintos organismos públicos que se ocupan de la gestión cultural. Entre ellos el Instituto Nacional de la Música, el Instituto Nacional del Teatro, las bibliotecas populares, las producciones del Sistema Nacional de Medios Públicos, el ENACOM, Radio y Televisión Argentina y la Defensoría del Público de los Servicios de Comunicación Audiovisual.

Esos impuestos con asignación específica son los que gravan las entradas de espectáculos cinematográficos; los servicios de comunicación audiovisual y los premios de determinados juegos de sorteo y concursos deportivos.

Salvo Juntos por el Cambio y los libertarios –que criticaron lo extenso de la prórroga, nada menos que medio siglo-, los restantes bloques apoyaron la iniciativa.

“Queremos dar un mensaje de futuro, queremos bancar la cultura por siempre. No existe país en el mundo que no financie su cultura porque entienden que es algo imprescindible –fundamentó el diputado kirchnerista Pablo Carro-. Me arrepiento de haber hecho un proyecto que dice 50 años, me hubiera gustado poner más un 99 para que sea más parecido a un infinito porque eso es lo que queremos para nuestra cultura, que dure para toda la vida”.

En Juntos por el Cambio propusieron, en su dictamen de minoría, que la prórroga de la asignación fuese solo de ocho años. “Es el mismo plazo que establecieron en sus proyectos los senadores José Mayans y María Inés Pilatti Vergara, los dos oficialistas y, según creo, no son neoliberales como nos acusan a nosotros”, disparó Lombardi en el recinto.

En efecto, ambos legisladores kirchneristas presentaron una iniciativa que propone prorrogar hasta 2030 las asignaciones específicas. Sin embargo, su postura no prosperó en el dictamen que se aprobó en las comisiones de Educación y Cultura y de Presupuesto el mes pasado, que estipula que un plazo de 50 años de prórroga.

Los oficialistas no accedieron al reclamo opositor de reducir el plazo de prórroga. “Tienen un discurso hipócrita –les reprochó la diputada Carolina Moisés-. Porque cuando tuvieron la lapicera para gobernar la convirtieron en tijera para recortar todo lo que significaba la construcción de identidad en el país”.

Desde Juntos por el Cambio le respondió la tucumana Paula Omodeo. “Queremos que los fondos vayan donde realmente tienen que ir. Hay que ponerle un tope a la asignación discrecional y a dedo de un montón de funcionarios. ¡A ver si entendemos, estamos en una situación de emergencia y queremos seguir gastando!”, enfatizó.

La bancada de Juntos por el Cambio finalmente votó por la abstención. “Yo no estoy contra la asignación específica de una serie de impuestos, lo que no me gusta del dictamen de mayoría es que esta extensión sea por 50 años, porque no corresponde a la práctica habitual en materia tributaria”, sostuvo Martín Tetaz (Evolución Radical)

En idéntico sentido se expresó el diputado Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica. “No es razonable una prórroga de 50 años, no les mientan a las distintas industrias e institutos que hoy están presentes. No les están diciendo que el 53% de las asignaciones especificas correspondientes al impuesto de los medios audiovisuales no tiene nada que ver ni con las bibliotecas populares, ni con el INCAA, ni con el teatro, sino que van a organismos que deberían ser muchísimo más controlados y que tienen otro tipo de financiamiento como son la Defensoría del Público, el AFSCA y Radio Televisión Argentina”, sostuvo. (La Nación)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más noticias