El Calafate el gran atractivo nacional e internacional en el corazón de la Patagonia

Fecha:

El centro de El Calafate - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

El Calafate es una hermosa ciudad ubicada en Santa Cruz la Patagonia Austral Argentina, a unos 200 mts a nivel del mar y puerta de entrada al Parque Nacional Los Glaciares en cuyo interior se encuentra el Glaciar Perito Moreno,  una de las Maravillas del Mundo, Patrimonio de la Humanidad donde el turista queda extasiado ante la presencia de los hielos eternos y el entorno majestuoso que justifica en sí mismo cualquier sacrificio que el turista quiera y pueda hacer, para conocer la exuberancia de la naturaleza que desborda toda expectativa.

Las posibilidades turísticas de El Calafate y su entorno son infinitas. Va desde una hotelería y restaurantes de categoría internacional a opciones más económicas que hace muy accesible los precios para un público que busca variables óptimas para hospedarse y conocer la zona.

Las variables de productos turísticos van desde la navegación entre glaciares, los recorridos en 4X4 por los bosques andinos y travesías en la estepa patagónica, pasando por la posibilidad de hacer kayak entre los témpanos, navegación frente al glaciar, navegación para conocer otros ventisqueros hasta la obtención del contacto más puro con la naturaleza, en un lugar prístino que constituye un paraíso en las montañas patagónicas.

Se estima que para conocer todas o la mayor parte de las opciones que el lugar brinda, es necesario un promedio de cuatro o cinco días de estadía y de esa manera, el turista puede abarcar la oferta más completa para conocer bien el entorno.

El Calafate es una población cordillerana asentada en Bahía Redonda, sobre la margen sur del Lago Argentino, a una distancia de 80 Kms del Glaciar Perito Moreno y tiene la posibilidad de ser visitada y disfrutada, durante todo el año.

Las rupturas magníficas que tiene el ventisquero, concentra la atención de todo el mundo durante todo el año, pero más aún entre los meses de febrero y abril, tiempo en el cual se forma un puente de hielo que conecta el glaciar con la península de Magallanes y posteriormente el calor y los vientos hacen su trabajo, el agua (por desnivel de los dos lagos que se forman), horadan el puente de hielo, hasta que éste se cae, produciendo unos de los espectáculos más hermosos del mundo.

El glaciar Perito Moreno en plena ruptura - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
El glaciar Perito Moreno en plena ruptura – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Otros Glaciares como el Upsala y Spegazzini, el turista los puede visualizar navegando los brazos del Lago Argentino en cómodos y exclusivos catamaranes o cruceros, con opciones como los semirrígidos y la posibilidad de captar imágenes inéditas, de extraordinaria belleza, sin contar con la gran carga histórica que rodea a El Calafate en estancias como Anita, donde se desenvolvieron los hechos más dramáticos de la Huelga del 21 o interactuar en los campos laneros, con las actividades de campo, el arreo de ovejas, la esquila o la visita a los museos paleontológicos y científicos cercanos al glaciar.

Sin duda El Calafate constituye un destino especial, para quien busca descubrir la Argentina natural y profunda, donde el paisaje es el primer actor y el turista, un espectador de lujo, que tiene el beneficio y el privilegio de asistir a la mejor obra de la creación. (Turismo OPI Santa Cruz)

Compartir nota:

Newsletter

Suscribete a nuestro Newsletter

Destacadas

spot_imgspot_img

NoticiasTurismo

Bosque Petrificado Sarmiento: un paisaje de 65 millones de años

Conocer el Bosque Petrificado Sarmiento es viajar a un pasado remoto, en un escenario de ciencia ficción. Innumerables...

Invierno en el Fin del Mundo

La estación de la nieve transforma los paisajes de Tierra del Fuego en una aventura blanca. Desde junio...

Ballenas, un espectáculo inolvidable

Pesa 40 toneladas y mide 15 metros de largo. Pasa debajo de la lancha, te mira, se aleja...

Conocé la mejor nieve del país en La Hoya

La nieve en polvo no se acaba ni se humedece nunca, las pistas para todos los niveles convergen...