Alberto Fernández quiere hacer un acto en la CGT, pero en la central sindical lo ponen en duda

La CGT tiene nuevo triunvirato - Foto: NA

Según publica Clarín En la Rosada dicen que se hará, pero en los gremios hay malestar. Versión de un DNU para las obras sociales.

Por: Carlos Galván

En la CGT cuentan que el sindicalista Héctor Daer visitó a Cristina Kirchner y que después fue a ver a Alberto Fernández. Y que en ese segundo encuentro, el Presidente le dijo que quería hacer en la histórica sede de la central obrera de la calle Azopardo un acto este viernes 1° de julio por al aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón.

Siempre según la versión cegetista, Daer se fue luego a la ciudad brasileña de Fortaleza – donde en la noche de este martes aún se encontraba- para participar de un congreso sindical. Antes de viajar, llegó a avisarle Jorge Sola, un gremialista del Seguro, del pedido de Fernández.

Este martes a la tarde hubo reunión de la mesa chica cegetista en UPCN. La bronca empezó cuando los presentes se enteraron por Sola del acto presidencial que iba a hacerse en la CGT.

“Es como que organizan un asado en tu casa y ni siquiera te avisan”, reaccionó, ofuscado, un dirigente sindical.

Tras discutirse la posible organización del acto, entre los presentes -además del anfitrión Andrés Rodríguez estuvieron Gerardo Martínez, José Luis Lingeri, Armando Cavalieri, Sergio Romero, Omar Maturano, Carlos Acuña, Carlos Frigerio, Argentino Geneiro y Sola- hubo consenso en que en la CGT no iba a hacerse.

Durante la reunión, llamaron a Daer a Brasil para informarle lo que se había decidido. A partir de ahí el Gobierno empezó a operar para frenar el eventual desaire al Presidente.

Además de la cuestión de que se organizaba “en su propia casa” sin avisarles, los irritó que Presidencia distribuyó invitaciones para un acto del que no estaban enterados (varios sindicalistas tenían previsto participar en sus gremios de actos por el 48 aniversario de la muerte del General).

A esto se suman una serie de malestares. Para empezar, conDaer, a quien apuntaban por haberse cortado solo al acordar con Alberto F. la organización de un acto.

También se escuchaban críticas a que el co secretario general cegetista no había informado de su reunión en el Senado con Cristina Kirchner: “Nos enteramos por los diarios”, se quejó un poderoso sindicalista. Clarín intentó contactar a Daer, pero no obtuvo respuesta.

El otro malestar, más grave, es con el propio Gobierno. “Quieren hacer un acto con nosotros y nos tienen afuera de todo. No participamos de la gestión de Gobierno, no tenemos ni diputados ni senadores…”, planteó un dirigente que estuvo en UPCN.

Otro foco de tensión es la crisis económica y la escalada inflacionaria. Es más: en la reunión de ayer hablaron de que la semana que viene definirán una acción. ¿Cuál? Suena a amenaza, pero hicieron trascender que se mencionó una marcha o directamente un paro.

La otra cuestión que tensiona la relación entre la CGT y la administración de Alberto Fernández es la situación de las obras sociales.

Hace meses que la central le llevó al Presidente su menú de reclamos y el jefe de Estado les dijo que instrumentaría lo que le reclamaban. “Siempre dice que sí y después no pasa nada”, se quejan los sindicalistas.

Entre los reclamos cegetistas figuran que la Agencia Nacional de Discapacidad se haga cargo del costo de la cobertura económica de las prestaciones de educación y transporte para discapacitados, la creación de un Fondo Nacional de Tecnología de Alto Precio, que financiaría los medicamentos más costosos, y la reconversión del PMO en una canasta básica de servicios de salud.

Hubo versiones este martes de que el Gobierno apuraba un decreto -se conocería este jueves- con algunos de los cambios que los gremios solicitan para aliviar las cuentas de las obras sociales.

“Si hay un borrador todavía no lo vimos”, se sinceró en la noche de este martes ante la consulta de Clarín un sindicalista que sondeó en el Gobierno la existencia de ese texto.

¿Moneda de cambio?

El decreto asomaba como una moneda de cambio del Gobierno para que la CGT no cancele el acto. Trascendió que los secretarios Gustavo Béliz y Julio Vitobello estuvieron llamando este martes a los jefes sindicales.

“No es cuestión de un decreto, ahora está muy caliente el tema de la inflación y los problemas económicos”, señaló un miembro de la mesa chica de la CGT.

Pese al malestar, los propios dirigentes que aseguraban que el acto no se haría en la central, en la noche de este martes planteaban que habrá que esperar a este miércoles “para ver cómo madura la cosa”.

Más aún, un sindicalista que integra la mesa más chiquita de la CGT señaló que era posible que sí se hiciera “si está bien organizado, con gobernadores, intendentes y el PJ”. Se verá. (Clarín)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos