Sorpresiva suspensión de un acuerdo en la Cámara Federal cuando se iba a votar una definición clave para Cristina Kirchner

La Vicepresidente Cristina Fernández - Foto: Twitter

Según publica La Nación Es un expediente derivado de “la ruta del dinero K”, donde la fiscalía insiste en que la vicepresidenta está ligada a la fortuna de Lázaro Báez; el juez Llorens quiere avanzar, el juez Farah está en contra y llamaron al juez Bertuzzi para desempatar, pero ahora se paralizó la votación.

Por: Hernán Cappiello

Cuando estaba previsto que la Cámara Federal tomara una decisión sobre si se debe seguir investigando a Cristina Kirchner en relación con la fortuna de Lázaro Báez en la causa conocida como “la ruta del dinero K”, se suspendió sorpresivamente el “pase al acuerdo” del caso ante un planteo de la defensa de la vicepresidenta, que cuestiona a los jueces que intervienen en el caso.

El asunto fue sugestivo porque uno de los camaristas, Mariano Llorens, preparaba un voto demoledor en el que reflexionaba sobre los alcances de la “empresa criminal” y advertía que las causas contra Cristina Kirchner deben mirarse en su conjunto, relacionando no solo el expediente de Vialidad Nacional, que está a próximo a tener un veredicto en el juicio oral, sino también los casos Hotesur y Los Sauces (sobreseídos y en revisión), los cuadernos de las coimas, donde exfuncionarios admitieron cobrar sobornos; y “la ruta del dinero K”, donde Báez ya fue condenado a 12 años de prisión por lavar al menos 60 millones de dólares de la corrupción.

La historia del caso es la siguiente: tras la condena contra Báez, quedó un tramo residual de ese expediente en el juzgado de Sebastián Casanello. En esa causa, el fiscal Guillermo Marijuan imputó a Cristina Kirchner y la Cámara Federal instó al juez Casanello a que indague a la vicepresidenta. El juez la indagó y dictó una falta de mérito.

El fiscal apeló y la Cámara Federal confirmó y ordenó realizar una serie de medidas de prueba. Realizadas, el abogado de Cristina Kirchner, Alberto Beraldi, planteó que correspondía sobreseerla porque la conducta que se le reprocha no es delito. El juez Casanello le pidió opinión al fiscal Marijuan, que como dueño de la acción pública, se opuso, por lo que el magistrado rechazo la pretensión de Beraldi.

Así las cosas, el asunto llegó nuevamente a la Cámara Federal para decidir si Cristina Kirchner debe ser sobreseída o si se la debe seguir investigado.

El juez Eduardo Farah se pronunció por el sobreseimiento de Cristina Kirchner, pero su colega Mariano Llorens analizó el asunto y se pronunció por rechazar el sobreseimiento. Pero el juez tiene una posición más firme: propone interrelacionar las evidencias que surgen de todos los expedientes contra Cristina Kirchner, incluidas las declaraciones de los exfuncionarios arrepentidos en el caso de los cuadernos de las coimas, para tener una mirada general sobre los hechos que se investigan.

Empatados, los jueces llamaron a un tercero para desempatar: Pablo Bertuzzi. Se había convocado a lo que se llama el “pase al acuerdo”, para terminar de conformar la sentencia con los tres votos. Pero ese pase al acuerdo fue suspendido por el juez Farah.

La razón es que la defensa de Cristina Kirchner recusó a los jueces Llorens y Bertuzzi, porque dijo que no les corresponde intervenir en este expediente dado que ya fueron apartados cuando comenzó el caso y debieron fallar sobre Ricardo Echegaray. En ese asunto, la Cámara de Apelaciones en lo Penal Económico resolvió que su intervención era solo por ese incidente y que luego debían seguir interviniendo Llorens y Bertuzzi.

Farah, con este argumento, rechazó la recusación de Llorens y Bertuzzi, pero suspendió el pase al acuerdo porque entendió que hay jurisprudencia de la Cámara de Casación que eventualmente podría darle la razón al planteo de Beraldi y la defensa de Cristina Kirchner. Esto es así porque en otras causas la Casación dijo que si un juez se aparta en un incidente, se debe apartar en todos.

Ahora Beraldi tiene ahora 10 días para apelar el rechazo de la recusación y esperar a ver si la Sala IV de la Casación le da la razón y aparta a Llorens y Bertuzzi; o si por el contrario quedan confirmados como los jueces de este caso y deciden si corresponde instar la investigación global sobre Cristina Kirchner, relacionando la evidencia de todas las causas tramitadas en su contra.

Si pasan los 10 días y Beraldi no recurre, se deberán reunir los jueces de la Cámara Federal y decidir sobre el futuro de la vicepresidenta en este expediente. (La Nación)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos