El Senado aprobó el consenso fiscal y da luz verde a los gobernadores para aumentar los impuestos

Sesión pública especial del Senado de la Nación en la que se aprobó el consenso fiscal entre provincias y nación - Fotos: Charly Diaz Azcue / Comunicación Senado

Según publica Clarín El kirchnerismo con la ayuda de un sector del radicalismo le dio media sanción al proyecto. El PRO votó en contra.

Por: Gustavo Berón

Ante la amenaza latente de un ajuste a las provincias promovido por el ministro de Economía, Sergio Massa, los gobernadores bajaron línea para que el Senado desempolve el proyecto de consenso fiscal firmado en diciembre del año pasado y, en una sesión especial, le dio este miércoles la media sanción para que sea enviado a Diputados.

La propuesta fue aprobada por 45 votos a favor, 17 en contra y una abstención. El Frente de Todos, sus habituales aliados y un sector del radicalismo avalaron la iniciativa, mientras que el PRO y Evolución Radical rechazaron la propuesta y Alfredo Cornejo se abstuvo.

Durante el debate, el oficialista Ricardo Guerra defendió la propuesta del Gobierno y argumentó que “se hace necesario generar las circunstancias para una política tributaria coordinada y dotar al país de un marco legalmente estable y tributariamente armónico”.

Pero Martín Lousteau justificó su rechazo al apuntar que todo lo acordado en ese acuerdo “lejos están de materializarse” y señaló que en estos ocho meses desde la firma del pacto “no se aprobó el presupuesto 2022; se firmó el acuerdo con el FMI y las metas ya lucen incumplibles”.

Además cuestionó la cláusula de este consenso fiscal que obliga a las provincias a renunciar o suspender todo proceso judicial de reclamo a la Nación “para que le liquiden la plata que es de las provincias”. “Con este Estado no vamos a solucionar la pobreza pero con esta presión tributaria tampoco vamos a generar trabajo”, remató el economista.

En cambio, el ex gobernador de Misiones Maurice Closs también apoyó el acuerdo y remarcó que “es un gran error decir que esto es una suba de impuestos” sino que se trata de “devolverle una pequeña parte a las provincias”.

Aunque acto seguido, el ultra K Oscar Parrilli explicó que este consenso fiscal viene a “aumentar los impuestos patrimoniales y bajar aquellos que tienen que ver con las actividades productivas y de consumo”. Lo llamativo fue la defensa que hizo del recorte a la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires. “No se le sacó la coparticipación sino que se le devolvió a la Nación una coparticipación que el gobierno de Macri le había sacado a las provincias por el tema de la seguridad de la Ciudad”, argumentó.

Casi en el cierre del debate, Juan Carlos Romero apuntó contra los gobernadores al señalar que están “mendigando unas obras que no hay con que financiarlas”. “Van y firman hasta las paredes, renunciando a derechos legítimos de las provincias”, añadió el salteño de Juntos por el Cambio en su crítica.

El acuerdo fiscal fue firmado por el presidente Alberto Fernández el 27 de diciembre del año pasado con los gobiernos opositores de Jujuy, Corrientes, Mendoza, Córdoba, Neuquén, Misiones y Rio Negro, además del resto de las provincias administradas por el oficialismo.

La Pampa y San Luis junto a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires decidieron no adherir al consenso fiscal. Horacio Rodríguez Larreta decidió no firmar porque el acuerdo establece que las provincias y CABA deberán abstenerse por un año de “iniciar procesos judiciales, y suspender por igual término los ya iniciados, relativos al Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos”.

De esta manera, si el Gobierno porteño adhería al acuerdo debía al menos congelar la demanda a la Nación por los recortes en el coeficiente de coparticipación de 3,5% a 1,4%.

Este pacto incluye una serie de compromisos en materia tributaria, endeudamiento y responsabilidad fiscal, pero lo fundamental es que habilita a los gobernadores a aumentar los impuestos al Sello como Ingresos Brutos y se da luz verde para tratar el impuesto a la herencia. Alberto Fernández había incluido el tema entre los proyectos a tratar en las sesiones extraordinarias, pero nunca avanzó en el Congreso. (Clarín)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos