Amplio apoyo en el Senado al paquete de leyes anticorrupción

Amplio apoyo en el Senado al paquete de leyes anticorrupción

98
0
Compartir

Amplio apoyo en el Senado al paquete de leyes anticorrupción - Foto: Luciano Ingaramo
08/09 – 09:10 – El proyecto que extiende la figura del “arrepentido” fue modificado y vuelve a Diputados; el de flagrancia fue convertido en ley; todas las bancadas acompañaron las iniciativas, excepto el kirchnerismo duro

Por: Gustavo Ybarra
El Senado aprobó ayer por amplia mayoría el proyecto de ley que amplía la figura del “arrepentido” para los delitos vulgarmente conocidos como corrupción (cohecho, enriquecimiento ilícito, entre otros). El texto sufrió importantes modificaciones, por lo que deberá ser tratado en segunda revisión por la Cámara de Diputados para convertirse en ley.

En la misma sesión, la Cámara alta también sancionó la ley que establece el proceso abreviado para casos de flagrancia (imputados detenidos en el momento de cometer un ilícito) para delitos con penas inferiores a 15 años, herramienta que debería descongestionar el trabajo de los juzgados penales.

La figura del “arrepentido” fue aprobada por amplia mayoría de 57 votos a favor y 4 en contra. Los rechazos y las 4 abstenciones registrados partieron del kirchnerismo, que cuestionó en duros términos la herramienta procesal y la proliferación en los medios de comunicación de personajes denunciando casos de corrupción en las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner.

El proyecto permitirá a imputados por delitos de corrupción delatar a sus cómplices a cambio de una reducción en la pena. Mientras dure la corroboración de los datos aportados, el proceso podrá suspenderse hasta por un plazo de un año. No podrán acogerse al beneficio aquellos funcionarios públicos cuya remoción requiera de juicio político.

El proyecto forma parte del denominado “paquete anticorrupción” sancionado por la Cámara de Diputados a las apuradas a mediados de junio pasado, al calor de la escandalosa detención del ex secretario de Obras Públicas kirchnerista José López, cuando trataba de esconder bolsos con dinero en un convento de General Rodríguez.

Aquel apuro se tradujo en los serios cuestionamientos al texto formulados por jueces, fiscales y especialistas en derecho durante su tratamiento en comisiones del Senado. De ahí la introducción de cambios en su redacción. El mismo camino seguirá el proyecto que habilita el proceso de extinción de dominio a favor del Estado de bienes o fondos obtenidos a través de delitos como el narcotráfico o la trata de personas o vinculados a la corrupción.

Los cambios más significativos introducidos por el Senado están relacionados con la necesidad de establecer reglas de juego claras en materia procesal para el uso de la figura del arrepentido.

Así, se estableció un límite procesal a la posibilidad de acogerse al beneficio. Será el acto de elevación a juicio oral. “No podemos permitir que el arrepentido especule y entregue información en cuotas”, explicó Pedro Guastavino (FPV-Entre Ríos), presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales.

Además, se establecieron requisitos para la delación. Así, los arrepentidos tendrán que haber tenido participación directa en el ilícito y su testimonio deberá servir para condenar a personas con igual o mayor responsabilidad en el delito que se investiga.

“De ninguna manera el arrepentimiento es para reducir penas, sino para resolver un caso. El Estado disminuye su pretensión punitiva a partir de conseguir el beneficio de un mejor ejercicio del proceso penal”, aseguró Enrique Martínez (Pro-Córdoba).

Entre las pocas voces que se elevaron en contra del proyecto se destacó la de la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti (FPV-Mendoza). “Esta figura le hace flaco favor a la Justicia, ya que colabora al oscurantismo que reina en el medio”, se quejó la senadora, quien destacó que “el arrepentido es un delincuente que no se arrepiente del hecho delictivo, sino que regatea decir hechos por un beneficio procesal”.

Integrante de La Cámpora, la legisladora oriunda de Mendoza recordó que “[Leonardo] Fariña está en libertad” y denunció que ese regateo “se da a través de los sets de televisión”, en clara alusión crítica a los testimonios que involucran en casos de corrupción a ex funcionarios de las administraciones kirchneristas.

Por otra parte, el Senado sancionó por amplio margen (63 votos a 3) la ley que crea el proceso para casos de flagrancia, juicio abreviado que se aplicará a casos en los que el imputado haya sido capturado en el momento de cometer el delito.

El peronista Rodolfo Urtubey (FPV-Salta) apoyó la iniciativa y la justificó en la necesidad de agilizar el trabajo de los juzgados penales. “El 63% (de las causas) son delitos menores en la provincia de Buenos Aires, es lo que justifica esta norma. Por esta razón los juzgados están colapsados”, aseguró. “Esto va a permitir, con este procedimiento rapidísimo, que los tribunales puedan dedicarse al crimen organizado”, destacó.

El proceso se aplicará para delitos con penas inferiores a 15 años y debe ser pedido por el fiscal. El acusado será llevado en audiencia ante el juez dentro de las 24 horas posteriores a su detención y tendrá, a través de su abogado, la posibilidad de impugnar el procedimiento con un recurso de efecto suspensivo. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta