Con lágrimas en los ojos, la jueza Arroyo Salgado pidió la destitución...

Con lágrimas en los ojos, la jueza Arroyo Salgado pidió la destitución de Rafecas

143
0
Compartir

Sandra Arroyo Salgado - Foto:
09/09 – 10:00 – La ex esposa del fallecido fiscal de la causa AMIA aseguró que el magistrado “enterró la denuncia de Nisman a cambio de favores” y agradeció la solicitada que pide su remoción

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman, agradeció en nombre de sus hijas a los firmantes de la solicitada publicada ayer pidiendo la remoción del juez Daniel Rafecas, de quien dijo que “no fue un juez que haya actuado en forma independiente del poder político anterior”.

La jueza, en diálogo con el periodista Diego Leuco, de TN, dijo que el pedido “es una muestra de república”, “un verdadero deber cívico” y “nos han demostrado que es la base de la comunidad la que debe ponerse a la cabeza de la demanda de justicia”.

“No sólo lo han hecho como el mejor homenaje que pueden dar a la memoria de Alberto Nisman y por respeto a su trabajo, sino que además han impulsado una medida de acción concreta, cual es la destitución del juez federal Daniel Rafecas, que fue el magistrado que más esfuerzo hizo para enterrar junto con Nisman su denuncia”, afirmó.

Para Arroyo Salgado -que durante el reportaje se mostró conmovida, con lágrimas en los ojos- “de la propia solicitada resulta lo que él (Rafecas) de algún modo obtuvo como reconocimiento al mérito de esta desestimación en tiempo récord”.

“El 7 de mayo del año 2015, el Consejo de la Magistratura, por decisión unánime, cierra todos los pedidos de juicio político que tenían el doctor Oyarbide y el doctor Rafecas, pero no porque se sustanciaron y se llegó a la conclusión de que no había elementos de prueba en relación a otra investigacioón que él había tenido a su cargo, que también impactaba de lleno en la vida de nuestro país, porque era el caso Ciccone, y la imputación al entonces vicepresidente Amado Boudou”, sino “porque ya se habían cumplido los 3 años que es el máximo que el Consejo de la Magistratura tiene para dar tratamiento”.

La ex esposa de Nisman recordó que la investigación por la muerte del fiscal “está totalmente empantanada: todavía la Justicia no nos dio respuesta en punto a si fue un asesinato o si fue un suicidio, más allá de que para nosotros está científicamente comprobado en el expediente y así lo han reconocido en pronunciamientos más recientes los tres jueces que integran la Cámara del Crimen y el fiscal Sáenz”.

“Pero estamos aún peor que eso, porque desde el mes de diciembre la Justicia no se pone de acuerdo sobre qué juez y qué fiscal debe llevar esta investigación. Este lunes llegamos a la Corte Suprema, que deberá atender, y ellos deberán considerar nuestros argumentos”, concluyó. (Infobae)

No hay comentarios

Dejar una respuesta