Denuncian un fraude “sistemático” en el IOMA durante el sciolismo

Denuncian un fraude “sistemático” en el IOMA durante el sciolismo

78
0
Compartir

Denuncian un fraude "sistemático" en el IOMA durante el sciolismo
19/09 – 09:30 – La obra social perdió $ 2800 millones en el tramo final de la gestión de Scioli; la asociación de profesionales acusó a su ex titular y al directorio de acordar sobreprecios e internaciones falsas, entre otras maniobras

Por: Jesús Cornejo
El Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), una de las principales cajas bonaerenses, fue objeto de un fraude “sistemático” por parte del ex presidente Antonio La Scaleia y el directorio de la entidad durante la gobernación de Daniel Scioli, según denunció la asociación de profesionales de la obra social. El fraude se habría cometido a través de sobreprecios de prestaciones, empresas fantasma, compra de medicamentos truchos y hasta internaciones domiciliaria que nunca se realizaron.

En la presentación se precisa que en los últimos 18 meses de la gestión sciolista, el IOMA perdió $ 2800 millones en compras directas, sobreprecios y otros rubros.

La denuncia también menciona que La Scaleia tenía un sueldo de $ 72.988 “sin declaración jurada patrimonial previamente a comenzar el ejercicio de ese cargo”. Ese sueldo no le alcanzaría para justificar el bienestar económico y financiero del que goza el ex funcionario. Por eso, también se lo acusa por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito y asociación ilícita.

La denuncia fue presentada en la Unidad Fiscal de Instrucciones N°2 de La Plata por Idelmar Seillant, presidente del Sindicato Único de Profesionales, Trabajadores y Técnicos del Instituto de Obra Médico Asistencial de la provincia de Buenos Aires (Supttioma) y Claudia Terrasa, secretaria general del gremio.

La causa pasó el viernes a la UFI N° 11, a cargo Álvaro Garganta. El fiscal ya venía investigando este tema a partir de una denuncia de la diputada Elisa Carrió contra Scioli. Allí, mencionó al IOMA como una de las cajas provinciales que habrían sido vaciada durante su gestión. “Con esta causa lo que intentamos hacer es mostrarle a la Justicia cuáles fueron los mecanismos que habría utilizado La Scaleia y parte de su directorio para armar una red de corrupción y saquear el IOMA. Esto es algo que venimos denunciando hace varios años, junto con más de 400 auditores y profesionales”, dijo Seillant a LA NACION.

Mediante 30 casos documentados, la denuncia se centra en cuatro ejes: el primero da cuenta de que el IOMA habría sido utilizado como una “gerenciadora industrial de sobreprecios” con coimas que irían de 14 a 20% en épocas de elecciones.

Se mencionan varias empresas que habrían sido utilizadas en diversas maniobras ilícitas. Por eso se pide que la Justicia investigue a los propietarios de esas firmas para saber si tienen vínculos políticos, empresariales o familiares con ex funcionarios sciolistas o ex directores del IOMA (ver aparte).

El segundo eje de la denuncia se focaliza en la falta de mecanismos de control. “No sólo faltaron sistemas severos de auditorías para las compras, sino que tampoco se controlaban las internaciones domiciliarias y distintos tipos de prestaciones”, dijo Seillant. Deslizó que estos mecanismos de corrupción tendrían que haber contado con “complicidades políticas” que, al igual que la denuncia de Carrió, apuntan al entorno del ex gobernador.

Los otros dos ejes precisan suspuestos actos de corrupción en los mecanismos de compra de drogas especiales y de prótesis. Se registraron sobreprecios de hasta 700% en pesos y 200% en dólares.

Los profesionales también informaron a la fiscalía que se habrían alterado “los informes del estado contable y financiero, con la finalidad de beneficiar intereses de empresas privadas para que las termine pagando el nuevo presupuesto de 2016.

En diálogo con LA NACION un colaborador del actual presidente de IOMA, Sergio Cassinotti, dijo que desde la actual gestión provincial se hizo una serie de denuncias sobre la situación de la obra social cuando María Eugenia Vidal llegó a la gobernación. “Es verdad, hubo una deuda de $ 2600 millones en aportes previsionales y otros $ 1500 millones de deuda a proveedores”, sostuvo el funcionario.

En la denuncia también se apunta contra los gremios UPCN y Suteba, ya que cuentan con dos vocales en el directorio del IOMA. “Esta pluralidad de hechos irregulares, cometidos de manera sistemática -durante los últimos 6 años- solamente pudieron ser perfeccionados mediante la participación, en unos, y complicidad, en otros, del silencioso consentimiento del Honorable Tribunal de Cuentas de la Provincia y los representantes de los Sindicatos UPCN y Suteba desde el Directorio de IOMA por intermedio de sus representantes directos en sus vocalías”, dice la denuncia.

El secretario general de UPCN, Carlos Quintana, afirmó que su gremio no participo de ningún maniobra ilícita. Roberto Baradel, titular de Suteba, fue más cauto: “No entiendo por qué nos acusan. Nosotros hemos acompañado las denuncias de corrupción. En febrero le enviamos una carta a Vidal que da cuenta del mal estado del IOMA y alertamos que el Estado bonaerense le debía a la obra social cerca de $ 3000 millones”. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta