Por los altos costos, el Gobierno declarará fracasada la licitación de la...

Por los altos costos, el Gobierno declarará fracasada la licitación de la campaña antártica

131
5
Compartir

Por los altos costos, el Gobierno declarará fracasada la licitación de la campaña antártica
23/09 – 10:00 – Desestimará las ofertas porque superan el tope de US$ 20 millones; la única propuesta que se ajusta al presupuesto no cumple las exigencias técnicas

Por: Mariano De Vedia
Decidido a no gastar más de US$ 20 millones en el alquiler de un buque que sustituya al rompehielos Irizar, en los próximos días el Gobierno declarará “fracasada” la licitación destinada a contratar un buque extranjero para la próxima campaña antártica.

El objetivo de bajar costos -el último alquiler pactado por la gestión kirchnerista había ascendido a US$ 25 millones- le complicó al Gobierno los planes para el aprovisionamiento de las bases de la Antártida en el próximo verano. Sin embargo, en el Ministerio de Defensa garantizaron a LA NACION que la campaña no corre riesgos, dado que ya están lanzados un Plan B -firmar un contrato con un Estado extranjero- e incluso un Plan C -hacerlo con medios propios, aunque con restricciones-, que permitirá llevar los combustibles y víveres que necesitan los 250 militares y científicos que pasan todo el año en las seis bases permanentes.

“La campaña no está en riesgo. Estamos evaluando las alternativas y todo se definirá en breve”, adelantó a LA NACION una fuente cercana al ministro Julio Martínez.

La organización de la campaña antártica está a cargo del secretario de Logística del Ministerio de Defensa, el radical Walter Ceballos, quien en los últimos días advirtió inconsistencias en los gastos de alimentos contratados por el gobierno anterior para la campaña 2015/16. Un estudio comparativo de los alimentos adquiridos al Mercado Central muestra que mientras la gestión kirchnerista gastó $ 76,1 millones en los principales rubros de alimentos en 2015, el gobierno actual previó $ 41,1 millones, con lo que la próxima campaña antártica generará un ahorro de $ 35 millones (ver aparte).

“En los últimos ocho años, los sucesivos alquileres de buques polares y rompehielos para sustituir al Irizar costaron más de US$ 147 millones, con una curva promedio que fue creciendo año tras año”, explicó Ceballos, al ser consultado por LA NACION.

Siete de las últimas ocho licitaciones fueron adjudicadas por el kirchnerismo al buque polar ruso Vasily Golovnin -la mayoría de las veces como único oferente en las licitaciones-, por precios que variaron de US$ 16 millones en 2008 a US$ 25 millones en 2015. El único año que no fue contratado el barco ruso, la licitación fue ganada por la empresa Transport & Services SA, en 2012, que realizó la campaña con el buque holandés Timca, que dejó sin entregar el 30% de la carga.

Para la próxima campaña, el Gobierno puso un límite de US$ 20 millones para el alquiler de un buque polar, con dos helicópteros, y un rompehielos, necesario para llegar a las bases más australes, como la Belgrano II, que recibe aprovisionamiento cada dos años.

Fuentes del Ministerio de Defensa anticiparon a LA NACION que ninguna de las cuatro empresas que se presentaron a la última licitación cumplió con las condiciones mínimas requeridas. De entrada fueron rechazadas las empresas Témpanos Argentinos, que ofertó US$ 38 millones y se excedió largamente, y Assine SA, que hizo un planteo administrativo sin identificar costos ni condiciones técnicas.

Trade Baires International, que ofreció el buque Vasily Golovnin, propuso US$ 25,6 millones (también por encima del precio límite) y Meihuizen International ofertó US$ 10 millones, con el buque sudafricano Agulhas y el rompehielos Botnica, de Estonia, pero sería descartada por no cumplir exigencias técnicas, como la capacidad de los helicópteros para transportar cargas.

Con este panorama, en virtud de los informes que presentarán las comisiones técnica y evaluadora, el Ministerio de Defensa está a punto de declarar “fracasada” la licitación. No corresponde declararla desierta, ya que esta calificación sólo se aplica cuando no hay oferentes.

Planes alternativos

El Plan B que se analiza en el Ministerio de Defensa comprende gestiones con la Federación Rusa, mediante un contrato de Estado a Estado, con el techo del presupuesto oficial de US$ 20 millones. De este tema habló Martínez con el ministro de Transporte ruso, Maxim Sokolov, en su reciente visita a ese país. Incluso no se descarta que se concrete el alquiler de un barco con opción de compra. Fuentes castrenses recordaron a LA NACION que luego del incendio del Irizar le ofrecieron en dos oportunidades al gobierno de Cristina Kirchner venderle el Vasily Golovnin por US$ 10 millones, pero no aceptó. Luego, el mismo barco fue alquilado sucesivamente para las distintas campañas, abonando finalmente en total un precio superior a los US$ 100 millones.

La opción de Estado a Estado también podría avanzar con Sudáfrica y con Estonia, para lograr mejores condiciones que los barcos ofrecidos por las empresas privadas de esos países.

La última alternativa sería el Plan C: una campaña antártica con medios propios (buques de cargas con limitaciones para ingresar en zonas de hielo) y algunas restricciones en las provisiones. Habitualmente se envía más de 5200 toneladas de carga y se transportan unas 1500 personas durante el verano. En este caso se mandarían alimentos, equipos y combustibles necesarios para garantizar el aprovisionamiento y los proyectos militares y científicos de las seis bases permanentes.

“Sería una emergencia, pero no tan grave como la que enfrentamos el 10 de diciembre pasado, el mismo día que asumió el Gobierno, cuando la gestión anterior había contratado todo para la campaña y no había pagado un peso. Tuvimos que hacer malabares, en medio de las restricciones del cepo, para garantizar el pago a las empresas contratadas y realizar la campaña”, recordó a LA NACION un colaborador del ministro Martínez. (La Nación)

5 Comentarios

  1. No es extraño, para nada lo es absolutamente, y justamente esto deviene de la total IGNORANCIA y DESINTERES por la presencia Argentina en la Antártida, que no es reciente claro está.
    Para algunos INEPTOS cualquier dinero que se aplique a cualquiera de los temas antárticos es un gasto, MENTES PEQUEÑAS INCAPACES de comprender cual es el significado de la Antártida para nuestro país.
    Al ignorar el concepto de INVERSION ANTARTICA, no solo pisotean la memoria de quienes dejaron su vida por la gesta antártica, sino a los mismos Argentinos que hoy lo ponen todo allí,… y que por coincidencia los votaron, vean sino los resultados de las últimas elecciones.
    Que RARO que no sigan desde la actual Administración Gubernativa Nacional el ejemplo de Chile, los Estados Unidos, Gran Bretaña y Rusia, que invierten mucho más que las monedas que pusieron en las partidas presupuestarias locales.
    Lo dije y lo repito PAYASOS HIPOCRITAS, y agrego MEDIOCRES IGNORANTES, cualquiera con dos dedos de frente se daría cuenta de los enormes recursos científicos, del conocimiento climático, de los desarrollos tecnológicos, de la futura (aunque es un deseo de muchos entre los cuales me incluso que nunca ocurra) posibilidad de explotación de hidrocarburos, minerales, nódulos polimetálicos estratégicos (como el Litio que hoy tan alegrmente se permiten rematar a extranjeros en el continente), y muchos otros que recién en nuestros días se descubren bajo el manto helado.
    Lo que más indigna es que ven como un GASTO todo lo referido a la Antartida, casi como un DESPERDICIO de recursos, y me pregunto para mis adentros ¿TAMBIEN VERAN COMO UN DESPERDICIO EL ESFUERZO DE MUJERES Y HOMBRES ARGENTINOS QUE POR DECADAS LUCHARON Y LUCHAN PARA QUE LA ANTARTIDA TENGA EL LUGAR QUE SE MERECE EN NUESTRA IDENTIDAD NACIONAL?.
    Con esto, ¿no habría de resultar nada extraño que para negociar diferendos territoriales más al norte cedieran la soberanía antártica?… todo el posible cuando pinta los bolsillos el color dinero ¿no?.

    • Muy duro Sofía, casi sin piedad como sus comentarios respecto de la falta de inversión después que se incendió el ARA Almte. Irizar por falta de inversión y mantenimiento.
      A Ud. que parece estar muy bien informado una pregunta ¿a dónde vá el gobierno de Macri & Cia.?.

      • Estimado Elías, no quiero abusar de la gentileza de la gente de O.P.I. Santa Cruz con un análisis largo y descriptivo que daría para un artículo completo.
        Solo diré que la opciones y las decisiones son estrictamente personales e individuales, en estos procesos no tienen que ver los partidos políticos ni los agrupaciones, cada una de todas las decisiones y acciones son tomadas en absoluta conciencia por cada uno de los actores. Siempre fue así y siempre será.
        Macri va directamente hacia donde fue Menem y hacia donde fueron ambos Kirchner, pero más rápido.
        Ud. como ingeniero comprenderá que la velocidad incrementa la energía respecto de la masa, eso traducido a la realidad de un país determinado, si Macri no cambia de dirección existe la posibilidad que penosamente se cumplan los designios del Senador Lisandro de la Torre.

    • Su comentario Javier es como un directo al hígado, muy bien por eso.
      Vos a seguir el ejemplo de otro comentarista y haré la siguiente cuenta:
      u$s 20.000.000 Por $ 16 = $ 320.000.000.
      320.000.000 Dividido 43.000.000 (Habitantes estimados 2015) = $ 7,44 Entonces = INVERSION IRRISORIA NI UN PEAJE.
      320.000.000 Dividido 2.780.400 (Superficie en Km2) = $ 115,09 Entonces = TOMADA DE PELO A LOS ARGENTINOS.
      Comparación adicional:
      u$s 20.000.000 Representan solo el 0,66% de la Inversión Macri en las Represas del Río Santa Cruz, que es de u$s 3.000.000.000 Entonces = ¿ES DIFICIL CURRAR EN ANTARTIDA Y EN SANTA CRUZ NO?.

  2. Somos el pais mas antiguo con presencia en la Antartida, a los politicos poco les importó nuestra soberanìa, solo robar con las licitaciones, ojo hasta los militares curran con los proveedores, porque en los pliegos de licitación ganan primeras marcas de viveres y cuando van a entregar a la Dirección Antartica del Ejercito, transan con los jefes logisticos y les reciben marcas de cuarta que ni ellos conocen, total lis que tienen que pasar un año comiendo alimentos al limire del vencimiento son los pobres giles que van a invernar. Lo digi con conocimiento de causa!

Dejar una respuesta