Multitudinarias marchas por “Ni una menos”, pero inútil proclama si no se...

Multitudinarias marchas por “Ni una menos”, pero inútil proclama si no se ocupa el Estado y/o la Justicia

190
7
Compartir

Multitudinarias marchas por “Ni una menos”, pero inútil proclama si no se ocupa el Estado y/o la Justicia - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
20/10 – 11:30 – Las marchas que se convocaron ayer en el país fueron realmente muy importantes. El tema es convocante porque atraviesa la sociedad en su conjunto. Todo fue coincidencia; hasta el gobierno provincial adhirió en Santa Cruz al millar de personas que se manifestaron en las calles. Pero si el cambio no radica en las instituciones políticas/policiales y en la Justicia, es solo una manifestación más de deseos, en un país atravesado por la indignidad de jueces zafaronianos y de gobiernos sin vocación para cuidar a la mujer, solo aparentando que se ocupan de lo que no hacen. El cambio es estructural, a los delincuentes no le importan las marchas. El gobierno, que debiera registrarlo, las ve pasar y proclama su adhesión. (Por Rubén Lasagno)

En Río Gallegos un millar de mujeres, aunque había concurrencia mixta, participación de gremios y entidades de defensa de la mujer, se convocaron en Roca y San Martín, de allí marcharon frente al Superior Tribunal de Justicia, la Comisaría de la Mujer y la Familia, a la casa de gobierno y finalmente a la Jefatura de Policía, donde una comisión fue recibida por el jefe de Policía Crio My Carlos Guanes.

Santa Cruz ha sido históricamente un lugar donde el femicidio ha estado presente, tras un Estado ausente y una justicia abúlica, con criterios discordantes a la hora de condenar a los asesinos, abriendo aún más la brecha transformada en abismo, por jueces que condonan penas en vez de condenar y practican una visión machista y conservadora, que alude a los años de la inquisición, donde el hombre tenía plenos derechos de vida y muerte sobre su mujer y sus hijos.

Un horror, producto de resabios ideológicos obsoletos, de ciertas culturas misóginas y un acendrado carácter machista que circunda la mayoría de los Tribunales y si el lector quiere encontrar un ejemplo palpable de lo que digo, que se explique (y me explique) por qué Barreda esta libre y es casi coronado por un halo de justiciero social y prácticamente reverenciado por la tríada que lo juzgó cuando el silencio embargaba la sala en aquella jornada declaratoria en la cual el dentista contaba con lujos y detalles, cómo mató una a una a las mujeres de su sangre.

[doptg id=”71″]

#NiUnaMenos sonó fuerte ayer en todo el país y esta mañana nos despertamos con una menor secuestrada en pleno centro de Buenos Aires, violada por 3 encapuchados, un crimen horrendo de una mujer en Tucumán y otra chica masacrada por su hermano. ¿Qué cambio de ayer a hoy?, nada. ¿Qué cambiará de hoy a mañana?, absolutamente nada. ¿Alguien cree que el violento puede conmoverse ante un reclamo masivo o que el femicida dejará de serlo porque se asuste mirando televisión?, no, El objeto, la herramienta para modificar esto la tiene el Estado, desde hace mucho tiempo el gran ausente.

Es que el cambio verdadero viene del propio Estado que se siente víctima y es el victimario. Ayer, por ejemplo, el gobierno provincial adhirió a la marcha y prácticamente hizo una alegoría de principios que luego no practica, no ejerce la menor autocrítica para responsabilizarse de que ese fenómeno criminal por el cual reclama la gente, es por su culpa. Es la inacción del Estado provincial y nacional, el Congreso y las Cámaras de Diputados, son los Ejecutivos, la policía y fundamentalmente la Justicia (es decir, Estado en su conjunto), quienes deben proveer los cambios y no tiene voluntad de hacerlo. Entonces, mal puede el gobierno o los gobiernos, adherir por razones estrictamente políticas y de “buenos modales” a una marcha cuya génesis está fundada en la inacción del propio Estado.

Todos los días, una más

Romina Barría, la joven asesinada y quemada por su pareja hace unos días en Río Gallegos, se transformó en una cruz blanca con su nombre, clavada en los jardines de la Casa de Gobierno y no por casualidad, sino porque nadie protegió a esa chica de 30 años que terminó apuñalada, degollada e incendiada dentro de su casa, porque nadie (desde el Estado, policía y Juzgados) escucharon o atendieron sus denuncias, como podemos sumar el caso de Antonella Jaimes y tantos otros similares.

María Martini, la joven asesinada junto a sus hijos por su marido policía en El Calafate, también fue un nombre en una cruz blanca ayer y no es casual que esté en los jardines de acceso a casa de gobierno, porque fue la policía, como institución, quien le dio un arma a un psicópata, sin las prevenciones y previsiones concurrentes para saber si el tipo estaba en condiciones mentales de actuar como policía.

¿Y que decir de Natalia Tolay, la mujer bombero de Río Turbio, a quien no trasladaban a pesar de la denuncia en Youtube, donde pedía con desesperación que la ayudaran porque la iban a matar? ¿De quien era la responsabilidad, sino del Estado, por dejarla a merced de sus maltratadores?. Y podemos seguir enumerando casos hasta el cansancio, pero ¿Tiene sentido?, si el gobierno que tiene la autoridad y las herramientas para combatir el fenómeno, se mezcla con las víctimas para parecer menos victimario.

Las autoridades políticas y judiciales de Santa Cruz no tienen vergüenza. Una Legislatura dedicada a cualquier estupidez, menos en cuidar a la población con sus leyes y una estructura judicial proclive a cuidarle el trasero al gobierno, más que a poner a la justicia en alto y condenar a los criminales, pero (y por sobre todo) a quienes como funcionarios han sido cómplices directos en el crimen, al subestimar la denuncia de una mujer, no actuar rápidamente, prejuzgar o no administrar las urgencias como es debido, en casos donde la vida depende, muchas veces, de que un empleado raso de un juzgado o de una comisaría, haga su trabajo con celeridad y eficiencia.

Todos ellos son el Estado ¿Qué parte de todo esto no entiende el gobierno que no es su responsabilidad, a la hora de emitir un parte de prensa de adhesión y solidaridad con las mujeres que marcharon ayer por la ciudad capital?.

Y si queremos podríamos seguir con el maltrato, la extorsión y el hostigamiento femenino en la administración pública, que el propio ATE ha denunciado muchas veces, o la desvalorización de la mujer como docente, que planteó ayer ADOSAC, gremio que tiene en su base mayor cantidad de afiliadas mujeres, cuando ni siquiera le es reconocido el derecho a tener una licencia y la ayuda psicológica del Estado, cuando una maestra cae víctima de la violencia de género. ¿Cómo me convence la gobernadora (que paradógicamente es mujer) sobre la sinceridad de una adhesión, claramente de oportunidad, porque es políticamente correcto aparecer impulsando una tarea que ellos deben hacer y ejercer?.

No es menor lo ocurrido ayer y cualquier Estado sensible humanamente y correcto institucionalmente, tomaría nota y reformularía los cambios en todos los niveles. En un país en serio, las autoridades se estarían reuniendo para buscar mecanismos que mañana mismo comiencen a cambiar la realidad de una mujer que asiste a hacer una denuncia y contra el criminal que las acosa, pero estamos en Argentina y aquí, lamentablemente, no pasa nada.

No olvidar que la famosa “marcha Blumberg” en contra de la inseguridad, concentró en Buenos Aires más de 200 mil personas pidiendo por justicia frente al Congreso el 1 de abril del 2004. Pasaron 12 años de aquel día donde todos llorábamos emocionados por las caras del dolor, las fotos colgadas en los pechos de padres, hermanos y amigos y pancartas humildes con fotos ajadas, de una realidad inerte de desesperanza y tristeza; y muchos creímos que allí habría un quiebre, un hito, una razón para soñar con un cambio futuro. Pero no, a quien no cambió aquella marcha fue al Estado, punto de partida del verdadero cambio.

En más de una década nos siguen matando en las calles más que antes, los asesinos fijan domicilio y salen de los Juzgados, antes que la familia del muerto de la comisaría. El delito se ha incrementado por miles, hoy te matan por un celular, por una zapatilla, o porque el tipo tiene que ponerle una marca a su arma para ganar prestigio dentro de la banda.

En la calle, andan sueltos reincidentes de toda laya, bestias con “frondoso prontuario”, violadores y asesinos múltiples que gozan de “salidas transitorias”, porque alguna mente afiebrada y/o cómplice de la justicia zafaroniana, catalogó al infame como “socialmente adaptado” y larga a un lobo en medio de la majada. Eso si, los jueces y fiscales son muy duros con quienes matan a una de estas basuras en defensa propia. Cazan en el zoológico, porque no tiene lo que se debe tener como hombre para jugarse por la sociedad que trabaja y les paga sus sueldos.

No es problema de nadie más que del Estado. El femicidio no puede ser interpretado como un problema general, producto de un fenómeno solo social, dentro de un contexto de cambios culturales o en el marco de la “disociación de valores” como propugnan algunos libritos pseudo científicos; es un fenómeno inversamente proporcional a la inacción e inutilidad de quienes deben controlarlo, mitigarlo y anularlo. Dentro de este marco, no va solo el crimen de la mujer sino también su explotación sexual, el maltrato y la quita de derechos básicos.

Este gobierno del frente para la Victoria que hoy se solidariza con “Ni una menos”, es el mismo que hasta el 2011 tuvo como diputado provincial al caletense Rubén Contreras, quien, exponiendo brillantemente lo motivos por los cuales se ganó el apodo que lo acompaña a todos lados (la burra), sostuvo que era necesario abrir prostíbulos en el norte de Santa Cruz para distracción de los casi 5.000 hombres que llegarían a construir las represas. El argumento de la burra, es que tuvieran diversión y acumularan menos tensiones al estar solos trabajando lejos de sus familias. “La burra”, también, era el Estado en ese momento. (Agencia OPI Santa Cruz)

7 Comentarios

  1. Muy bueno el artículo pero omite algo.
    No hay nada que denigre más a la MUJER que a un degenerado que se implanta lolas, se disfraza de mujer y declara sentirse mujer, el estado le otorgue un documento donde consta su condición de mujer.
    No hay ley que pueda ir en contra de Dios, o si se quiere, de la Naturaleza
    ¿Dónde estaban entonces las MUJERES?

  2. OMISION, RENIEGA DE LO QUE ACOMPAÑO AL HOMBRE DESDE SU GENERACION SERES HUMANOS QUE EXISTIERON SIEMPRE LOS HAY TAMBIEN EN EL SEXO FEMENINO Y LAS LLAMAN “LESBIANAS” DICEN QUE EN ROMA CESAR ERA EL DIVINO DE LAS MUJERES Y LA MUJER DE LOS GUERREROS TODO ESTO NO ES DISCUTIBLE COMO SI ES DISCUTIBLE QUE DESDE LOS MEDIOS DE COMUNICACION ATRAVES DE SENDOS RECONOCIDOS PERIODISTAS Y COMUNICADORES SOCIALES DENIGREN A LA MUJER Y TRATEN DE HUMILLARLA HASTA EL CANSANCIO, LA HUMILLACION Y LA DENIGRACION QUE SUFREN TODAS LAS MUJERES QUE HACE A QUE ALGUNOS EQUIZOFRENICOS HOMBRES SE TRANSFORMEN EN SERES DESPRECIABLES Y MALDITOS ASESINOS CAPAZ NO SOLO DE GOLPEAR SINO HASTA MATAR A LA MUJER QUE TIENE A SU LADO DE FORMA ATROZ Y ESTOS MEDIOS DE COMUNICACION CONTINUAN EN ESA SINTONIA SI HASTA ALGUNA VES MOSTRARON A LA EX PRESIDENTA CON UN OJO EN COPOTA O CON TAPAS EN REVISTAS DESHONESTAMENTE DENIGRANTES ¿QUE PUEDE ESPERAR ENTONCES UNA MUJER LABURANTE? ¿QUE PUEDE ESPERAR UNA MUJER AMA DE CASA? SI EL MAL TRATO ES MONEDA CORRIENTE EN LOS MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACION.

  3. Juan de Caleta dió en la tecla.- Las victimas van a seguir siendo victimas y estas movilizaciones se van a juntar con las de “Macri basura” para defender de la cárcel a una ex presidente victima también de violencia de género e inocente de todo lo que le dejo su difunto marido.- Ni hablar que es parte de la política buscar siempre un varón culpable, y a eso se dirige Cristina como estrategia, es la lucha por la impunidad de género. Sí Dilma se equivocó es por que se rodeo de un “gabinete de varones” y por eso nadie se hace cargo de lo que vota.- La violencia de género, termina con la proclama de una ley pidiendo 50% en todas las listas a cargos electivos….No es feminismo, es hembrismo, es pensar con los genitales con la misma prepotencia y violencia cotidiana que critican, excluyendo al género contrario todo cuanto puedan, que sea sometido y esclavo.- Por lo visto las mujeres en el poder no mostraron ser mejores que los hombres en ningún lado, ejemplos sobran, pero nadie lo plantea nunca como una cuestión de género cuando se trata de mujeres, es más inexplicablemente o solo identificadas con el género las siguen votando.-

      • JUAN DE CALETA OLIVIA no le des pelota a este personaje que se hace llamar Rocker cuyo nombre es Jorge de apodo monje negro despues de su paso por el peor gobierno que hubo en santa cruz en los años 1987-1989 este personaje hoy opera para eduardo Costa para que lleve a su hijo como candidato a diputado nacional.el hijo de este personaje esta muy bien pagado por un medio nacional para difamar todo lo que tenga que ver con el Frente para la victoria .sca tus concluciones de quien estoy hablando

  4. el frente para la victoria el que golpeo jubiladas las llevo al corralon municipal cuando reclamaban los pasajes en casa de gobierno el que golpeo a las caceroleras el 26 de abril del 2002 que reclamaban las asignaciones de sus hijos que les habia quitado NK los fondos de Santa Cruz , el que atropello a las docentes, empleadas de la sanidad el 17 de agosto del 2007 , el que golpeo a las docentes con la patota de la uocra el 11 de abril del 2011 el que reprimio en Buenos Aires la mayoria eran mujeres el fpv que avalo a Ruben Contreras , todos sabemos que este partido es una secta maldita que avala todo lo malo que por favor una vez en la vida se llamen a silencio manga de atorrantes

Dejar una respuesta