Macri: “La Justicia tiene que actuar y queremos que se termine la...

Macri: “La Justicia tiene que actuar y queremos que se termine la impunidad”

104
0
Compartir

Macri: "La Justicia tiene que actuar y queremos que se termine la impunidad"
01/11 – 13:20 – En coincidencia con la presentación judicial de su antecesora, reclamó que los anuncios de obras públicas “no sean sinónimo de corrupción”; en voz baja, celebran que la ex presidenta se postule

Por: Jaime Rosemberg
Cerca del Presidente juran que nadie mencionó su nombre en los días anteriores y que en la reunión de coordinación, a media mañana, se habló de “producción nacional”. Pero lo cierto es que Mauricio Macri aprovechó la inauguración de dos plantas potabilizadoras en Marcos Paz para diferenciar su gestión de la de su antecesora Cristina Kirchner, mientras la ex presidenta enfrentaba al juez Julián Ercolini en los tribunales de Comodoro Py.

“Es bueno que las obras vuelvan a ser sinónimo de alegría y optimismo, y nunca más sinónimo de corrupción, como la cantidad de causas que estamos viendo todos los días en Comodoro Py”, dijo Macri luego del acto y en un breve encuentro con la prensa. La línea que siguieron el Presidente y sus funcionarios se pareció a la que sigue manteniendo el Gobierno desde que llegó al poder: no contestarle a la ex presidenta, a quien sin embargo asocian con los hechos de corrupción que se le endilgan, y a la vez negar de manera enfática cualquier vinculación con la ola de acusaciones que pesan sobre la ex mandataria.

“La Justicia tiene que actuar de manera independiente. No nos metemos, la democracia dice que hay independencia de poderes y queremos que no haya más impunidad y que se sepa lo que pasó con relación a todas las denuncias que hay”, agregó Macri en respuesta a las acusaciones de la ex presidenta, para quien el Gobierno buscaría “tapar” con su citación judicial “el desastre de la economía”. “No los pude leer”, la ignoró el Presidente cuando le preguntaron por los mensajes vía Twitter que envió anteayer Cristina Kirchner. Las diferencias con la primera citación judicial a Cristina, el 13 de abril, fueron notorias, pero perseguían el mismo objetivo. Aquel día Macri no habló, pero anunció que depositaba sus bienes en un fideicomiso ciego que controlaría su evolución patrimonial.

Durante toda la jornada, en la Casa Rosada guardaron silencio público sobre la declaración de Cristina Kirchner. No habló el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y la única voz (al margen de la del Presidente) fue la del vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli. “Como Cristina Kirchner no quiere responder por su propia gestión, habla del gobierno de Macri”, dijo el número dos de la administración porteña.

Sin salirse del libreto partidario, Santilli afirmó que en el Gobierno “no estamos pensando en el año que viene. En marzo empezaremos a pensar en las elecciones”, dijo, y arriesgó que nadie de Cambiemos “está especulando con su situación procesal (de Cristina Kirchner) de cara a las elecciones del año que viene”.

Lejos de los micrófonos, las especulaciones eran otras. “Nos favorece que ella siga en carrera, de hecho denunció que la proscriben, así que piensa ser candidata”, se sinceró un vocero, contento -como todo el Gobierno- con la actual división del peronismo de cara a los comicios legislativos del año próximo. Otro referente cercano a Peña, sin embargo, afirmaba: “No nos sirve que a Cristina la acusen de cualquier cosa, queremos que el proceso sea serio”.

“No nos creen que no tenemos nada que ver con las causas, ¿no?”, le preguntó con ironía un vocero a LA NACION. Otro funcionario minimizó la influencia que Daniel Angelici pueda tener sobre la justicia federal.

Con relación a las elecciones bonaerenses, Peña repite ante su equipo de trabajo que las posibilidades de Cristina Kirchner no son para nada despreciables. Que mantiene “entre un 20 y un 25 por ciento” de intención de voto en el distrito más poblado del país. “Ahí nosotros tenemos que hacer lo nuestro”, reconocían en Balcarce 50.

En ese sentido, pocos aseguran que los candidatos hoy en danza (el intendente de Vicente López, Jorge Macri; la líder de la CC-ARI, Elisa Carrió, y el ministro de Educación, Esteban Bullrich) sean sí o sí los que terminen enfrentando al kirchnerismo y al massismo el año próximo. La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, también es seguida de cerca por el equipo de comunicación del Gobierno, mientras la UCR apuesta fichas por el neurocientífico Facundo Manes. ¿Juliana Awada? “Imposible, nunca va a ser candidata”, reiteran en los despachos oficiales. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta