“El dinero gobierna con el látigo del miedo y de la inequidad...

“El dinero gobierna con el látigo del miedo y de la inequidad de la violencia económica”, dijo el Papa.

149
0
Compartir

El Papa se reunió con víctimas de abusos sexuales de la Iglesia: "Los responsables rendirán cuentas"
07/11 – 10:20 – En un vibrante discurso recibido con entusiasmo y aplausos cerrados por más de cinco mil personas en el aula de las audiencias generales del Vaticano, el Papa Francisco arremetió nuevamente contra el “ídolo dinero”, que “gobierna con el látigo del miedo, de la inequidad de la violencia económica social, cultural y militar, que engendra más y más violencia”. Jorge Bergoglio clausuró ayer el Tercer Encuentro de los Movimientos Populares, que se reunió en Roma con la participación de 170 delegados de 65 naciones.

Por: Julio Algañaraz
A los representantes de los Movimientos, se agregaron otros miembros de grupos afines europeos, decenas de agrupaciones italianas, en particular venidas de Nápoles y otras ciudades con grandes problemas sociales, que hablaron en el aula antes que llegara, a las cinco de la tarde (la una en la Argentina), Jorge Bergoglio.

Una delegada del encuentro leyó al Papa siete propuestas de “acción transformadora”, en continuidad con la primera asamblea (Vaticano 2014) y la del año pasado en Bolivia, cuando Bergoglio visitó el país del altiplano.

Además de recordar a Bertha Cáceres, la dirigente popular hondureña que fue portavoz del Encuentro de 2014, asesinada “por promover procesos de cambio”, la asamblea que culminó ayer tras tres días de deliberaciones reclamó “el acceso efectivo de los movimientos populares, a la toma de decisiones políticas y económicas”. También se rechazó la “privatización del agua”, que “debe ser considerado un bien de dominio público”.

Otra propuesta de “acción transformadora” que escuchó y aprobó con la cabeza Francisco, señaló que “en la perspectiva de una reforma agraria integral”, se reclamó la prohibición del patentamiento “y manipulación genética de todas las formas de vida, en particular de las semillas”.

Además se reclamó un “salario social universal” para todos los trabajadores y “en la perspectiva de construir puentes entre los pueblos”, desarrollar una “ciudadanía universal” que derribe “los muros de la exclusión y la xenofobia”, que acoja a los migrantes “que se ven obligados a abandonar su hogar”.

El Papa respondió en su intervención dando más énfasis a los principales temas de su planteo de apertura social. Dijo que “el futuro de la humanidad no está solo en manos de los grandes líderes, las grandes potencias y la élite, sino sobre todo en manos de los pueblos”.

Bergoglio dijo que el futuro está en la capacidad de los pueblos de organizarse para el proceso de cambio. La Iglesia “sin pretender tener el monopolio de la verdad”, debe pronunciarse y actuar”.

El pontífice argentino recordó que la doctrina social de la Iglesia y puntualizaciones que hicieron sus predecesores demostraron como la institución se ha preocupado por los problemasatacando “la primacía del dinero”, que hoy aparece adelante de “la primacía del ser humano”.

Francisco usó conceptos fuertes. Dijo que “hay un terrorismo de base” del cual derivan otros, como el narcoterrorismo y el terrorismo de Estado. Dijo que “ningún pueblo ni religión es terrorista” pero “hay pequeños fundamentalistas en todos lados”.

El Papa se preguntó: “¿Que le pasa al mundo de hoy que cuando se produce la bancarrota de un banco de inmediato aparecen sumas escandalosas para salvarlo , pero cuando se produce la bancarrota de la humanidad, la verguenza y el drama que viven miles de personas que se ven obligados a abandonar sus tierras por los conflictos, no hay casi ni una milesima parte para salvar a esos hermanos?”.

También criticó los “muros que encierran a unos y destierran a otros”, dando una “falsa seguridad”. “Ciudadanos amuralllados, aterrorizados de un lado y del otro excluidos, desterrados, mas aterrorizados todavía”.

Bergoglio también se refirió a la corrupción y recomendó como “mejor antídoto” la practica de la austeridad y “predivar con el ejemplo”. Este sistema “impide el desarrollo del ser humano en su integridad”.

Los delegados argentinos participaron muy activamente en el Tercer Encuentro de Movimientos Populares. Juan Grabois, consultor pontificio, amigo del Papa, líder de los cartoneros y del CTEP, que agrupa a los trabajadores informales que forman el 40% de la mano de obra en nuestro país. También estuvieron representantes de Barrios de Pie, del Movimiento Evita y, por la Corriente Clasista y Combativa, don Gumersindo Segundo, veterano luchador de los pueblos originarios, de campesinos y medianeros. (Clarín)

No hay comentarios

Dejar una respuesta