Se quebró el silencio: un acusado complicó a José López

Se quebró el silencio: un acusado complicó a José López

109
0
Compartir

Néstor Kirchner junto a Lázaro Báez en El Calafate - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
10/11 – 09:20 – El ex subsecretario Rodríguez dijo que decidía todo con Kirchner

Se quebró el silencio y los imputados empezaron a apuntar para arriba en la causa en que Cristina Kirchner está acusada de direccionar la obra pública santacruceña en beneficio de Lázaro Báez .

El ex subsecretario de Obras Públicas Hugo Manuel Rodríguez relató ante la Justicia que Néstor Kirchner manejaba la obra pública desde el hotel Faena durante el gobierno de Cristina Kirchner; dijo que José López , su jefe, centralizaba las obras de Vialidad Nacional y que le impidió controlarlas. Denunció que renunció cuando notó irregularidades en los pagos en el programa de viviendas Sueños Compartidos y en los pagos para la construcción del Centro Cultural Néstor Kirchner.

Rodríguez, un peronista no kirchnerista, actualmente empleado bonaerense, se desempeñó como segundo de López durante un año y medio entre 2007 y 2008 y dijo que vivió un “acoso laboral permanente” de su jefe. Dijo que López tenía línea directa con Néstor Kirchner, Julio De Vido y Nelson Periotti. Y una conducción verticalista en la que todas las decisiones las tomaba él. Rodríguez dijo que, a pesar de ser una atribución de su área, le impidieron controlar Vialidad y que cuando propuso crear un cuerpo de 50 inspectores en todo el país López lo rechazó porque él manejaba la relación con ese organismo.

Las obras adjudicadas a Báez eran de Vialidad Nacional y ejecutadas por Vialidad provincial en un modelo de negocios que López aplicó en todo el país. Dijo que López no le permitió tener los recursos para controlar a Vialidad Nacional. Rodríguez dijo que López tenía una relación personal con Cristina y Néstor Kirchner.

Sostuvo que todos los pagos se liberaban con la firma de López y que la presión sobre la gente era tal que cuando el kirchnerismo perdió en el Senado la votación por la resolución 125, por las retenciones agropecuarias, le ordenó que frenara las obras en las provincias que habían votado contra el Gobierno. También recordó que cuando encontró un desfase entre la obra cobrada y la certificada en el programa Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo, López se enojó con él. A raíz de este caso y de otro, cuando lo presionaron para pagar cuentas indebidas en el CCK, renunció y lo sucedió Abel Fatala. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta