Sospechan que Báez retuvo papeles en los allanamientos a Austral

Sospechan que Báez retuvo papeles en los allanamientos a Austral

116
0
Compartir

Las fuerzas federales allanan Austral Construcciones en Río Gallegos – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
10/11 – 09:30 – La jueza del concurso de acreedores de la firma ve “llamativo” que Báez aún tenga ciertos documentos.

Por: Lucio Fernández Moores
La jueza que estudia la presentación en concurso de acreedores de la empresa Austral Construcciones, María José Gigy Traynor, le pidió informes a colegas del fuero penal sobre las causas que allí atraviesa la firma, incluida su cara visible, el detenido Lázaro Báez, y datos sobre la documentación secuestrada en todos los allanamientos realizados en lugares a ella vinculados.

A la magistrada le resulta “llamativo” que Austral haya presentado documentación sobre su pasivo al pedir su concurso de acreedores y que ésta haya sobrevivido a los allanamientos ordenados por la Justicia penal. El tema, incluso, podría derivar en alguna denuncia penal, según evaluaron fuentes judiciales.

El mismo término -“llamativo”- había utilizado un lustro atrás el también juez en lo Comercial Javier Cosentino en el caso de la imprenta Ciccone y la decisión de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de avenirse al levantamiento de su quiebra bajo la conducción de Ricardo Echegaray. En ese caso terminó procesado el entonces vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, hoy a la espera de un demorado juicio oral.

“Aparece sugestivo en mi parecer que, frente a los diversos procedimientos realizados en las diferentes sedes de la sociedad –tanto administrativas como la social- los cuales resultan de público conocimiento, como se dijera, se haya procedido a la incautación de voluminosa documentación, pero que la sociedad haya conservado, llamativamente, la totalidad de aquélla en lo que concierne a su pasivo”, sostuvo Gigy Traynor el lunes pasado, en la primera resolución tras la presentación del concurso de acreedores de Austral una semana atrás.

Por tal motivo, la jueza envió ayer sendos oficios a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico y a la Cámara Federal penal porteña para indagar sobre las causas allí radicadas y los documentos secuestrados.

Allí se investigan, respectivamente, la presunta evasión de aportes previsionales por parte de Austral en lo que concierne a sus trabajadores y los múltiples delitos que se le endilgan a Báez por su relación con el fallecido presidente Néstor Kirchner y el lavado de dinero por el que está doblemente procesado.

Gigy Traynor le pidió a los presidentes de ambas cámaras de apelación, Edmundo Hendler y Martín Irurzun, respectivamente, que les pregunten a los jueces de primera instancia de sus fueros ” si en el marco de algún proceso han sido adoptadas medidas sobre Austral Construcciones S.A., sus accionistas y sus administradores”.

“Asimismo, se requiere que tales magistrados tengan a bien informar –de manera sintética-, cuál fue la documentación que fuera incautada en el marco de los procesos bajo su jurisdicción”, añadió la jueza en los oficios enviados a los tribunales de las avenidas de los Inmigrantes y Comodoro Py, en el barrio de Retiro.

En esa misma resolución del lunes pasado, en la que ordenó los informes ayer pedidos a la Justicia Penal, la magistrada le pidio aclaraciones a Austral Construcciones ya que detectó dos docenas de inconsistencias en su presentación de convocar a sus acreedores.

La más importante de ellas es que no está claro cuándo entró la firma en cesación de pagos, ya que en su escrito inicial, firmado por el hijo mayor de Báez, Martín, se ubicó esa situación en la falta de pago de un cheque por apenas $ 72 mil que vencía el 29 de abril. El problema es que después de esa fecha y hasta la presentación del concurso se pagaron un centenar de cheques por $ 6 millones.

Austral fue creada pocos días antes de la asunción de Kirchner como presidente de la Nación, en mayo de 2003, y luego fue beneficiada con el otorgamiento de obra pública como las rutas de la provincia de Santa Cruz, de donde provenían tanto el fallecido mandatario como Báez, entonces empleado bancario y ahora preso. (Clarín)

No hay comentarios

Dejar una respuesta