SIDE PRO, la vuelta de los indignos

SIDE PRO, la vuelta de los indignos

189
2
Compartir

Revelan que la ex SIDE usó escuchas judiciales para espionaje interno
21/11 – 15:00 – Respecto del manejo de la Inteligencia por parte de “Cambiemos”, ya hemos hablado, pero todo el marco embrionario de una estructura que debiera ser útil y no servil, profesionalizada y no colonizada y básicamente útil y no un aguantadero más, tal como la transformaron predecesores de la actual gestión, brilla por su ausencia. Muchos creíamos que Macri iba a apostar a un cambio y no se trataba de simple retórica y una cuestión de marcas, spots y gingles de campaña. Nos equivocamos; estamos ante la misma resaca que de otros tiempos. (Por Ruben Lasagno)

De acuerdo a un artículo de Perfil.com el macrismo reemplazó medio millar de espías quitando a los que entraron en la última etapa, jubilando a otros y metiendo a “propia tropa”; es decir que “Cambiemos” no cambió nada más que las caras y solo hizo lugar para asegurarse una central de operaciones propias y el manotazo a la caja de fondos reservados que supera los 350 millones de pesos (oficiales, más lo que no conocemos). Sintetizando, hizo lo mismo que los presidente anteriores, incluyendo Néstor y Cristina.

Pero más grave aún es que trajo la escoria a “la casa”. Pobló sus pasillos con ignotos amigos del presidente como Gustavo Arribas que aparece en la foto posando con cara de malo, como si esa fuera una condición fundamental para ser jefe de los espías y no la capacidad y especialización en la material y reincorporó a viejos exiliados, oportunistas y delincuentes probados, que cumplieron funciones en la nefasta era de De la Rúa y Menem.

Le abrió la puerta al peor y más decrépito operador de acciones en contra de políticos, gobiernos y la democracia como es el inefable Enrique “Coti” Nosiglia, alguien que como las cucarachas, las cuales sobrevivirían a un holocausto atómico, éste sobrevive a cada gobierno que pasa en Argentina y se las arreglas para colarse entre sus filas y luego, Macri adquirió una serie de impresentables, que nos permite aventurarnos a plantear lo que vendrá a futuro en relación con la Inteligencia Estatal, que no solo no va a ser distinto, sino nos animaríamos a decir que será peor.

Arribas se cree el Roscoe Hillenkortter (primer Jefe de la CIA en EEUU) y fundador de un nuevo paradigma espía del subdesarrollo y con una pretendido aire de comics de acción, tipo Jason Statham, encubre su especialidad como entendido en la materia: haber sido un negociador de futbolistas y socio de Angelici.

Después Macri le dio manos libres para que se rodee de lo peor en las décadas pasadas, que pulularon por los pasillos de 25 de Mayo 11. Tal es el caso de Silvia Madjalani, que ni si quiera cuenta con un título universitario el cual le genere una formación de base para tareas tan específicas como las que debe cumplir y gente de gestiones fracasadas en el pasado y sospechados de todo tipo de corrupción en la SIDE, como Darío Richiarte (integrante de la comisión directiva de Boca Jr junto con Angelici) y Juan José Gallea, en el área de Finanzas, donde ya estuvo y dejó tierra arrasada.

Richarte como Gallea fueron socios en las sombras del empresario Sergio Szpolski en el vaciado Grupo 23, la empresa de medios del empresario aliado del kirchnerismo. Y ambos aparecieron mencionados en la reciente denuncia penal de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) contra Szpolski y Matías Garfunkel por el supuesto desvío de fondos públicos durante el kirchnerismo (la plata de la pauta publicitaria oficial que recibieron sus medios de comunicación de los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner), expresa Perfil.

De acuerdo a esta nota de los 554 agentes ingresados por el macrismo a la ex SIDE, solo 32 pasaron por la Escuela Nacional de Inteligencia y el resto tuvieron un “cursito” de 3 o 4 meses, de los cuales una veintena fueron desaprobados. Téngase en cuenta que formar un agente de Icia en condiciones adecuadas, serias y profesionales, demanda una preparación de no menos de 3 o 4 años.

Es decir, que Mauricio Macri no es el cambio en nada y menos aún en materia de Inteligencia estatal. Se resume en su acción, una idea similar o aún peor de otras desarrolladas, por la forma en que concibe a esta fundamental herramienta del Estado, para cualquier gobierno con buenas intenciones de reformular la seguridad del país. Este no es el caso. Macri, transformó a la ex SIDE en una cueva más de exiliados y sospechosos; está engendrando una cueva de ladrones y operadores políticos que le susurrarán al oído mientras les libere las manos para quedarse con fondos públicos. Cuando quiera cortarles los negocios, esos mismos, actuarán en su contra, con la experiencia de quienes ya han puestos sus manos en los dineros reservaros (Richiarte/Gallea) y han hecho de la Secretaría, una caja irreemplazable de fondos para campañas y operaciones sucias.

Previendo esto, Macri, además de aumentar la asignación presupuestaria para la SIDE/AFI, hizo un Decreto donde resguardó totalmente la confidencialidad de los recursos del organismo; es decir, les dio manos libres a estos sujetos de dudosa moralidad, para que dispongan libremente de la plata que aportamos todos los argentinos.

En diciembre del año 2015, a días de delinear la “nueva conducción” de la ex SIDE, lo advertí. Lamentablemente, a un año de aquella nota, debemos escribir otra confirmando que todo vuelve a ser como en las peores épocas del país bananero en el que nos han transformado, tránsfugas, incapaces, improvisados y ladrones.

Le dejamos a Mauricio Macri que elija él, la categoría donde quiere inscribirse, junto a sus amigos de la ex SIDE. (Agencia OPI Santa Cruz)

2 Comentarios

Dejar una respuesta