El blanqueo suma ya US$ 21.863 millones, entre efectivo, bienes y cuentas...

El blanqueo suma ya US$ 21.863 millones, entre efectivo, bienes y cuentas bancarias

115
0
Compartir

Dólar: sigue la corrida y bate récords en todas las cotizaciones
23/11 – 10:00 – La AFIP dijo que por el sinceramiento del dinero en el “colchón”, etapa que terminó anteayer, ingresaron US$ 7185 millones; son 108.623 personas que blanquearon un promedio de US$ 70.000 cada una

Martín Kanenguiser
Más que satisfecha, la conducción de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó ayer que el blanqueo de dinero en efectivo en el país llegó a US$ 7185 millones anteayer, día del cierre para depositar el cash. Además, precisó que, desde el inicio del régimen, en agosto, la exteriorización ya ascendió a US$ 21.863 millones, sumando las cuentas en el país, en el exterior y los inmuebles.

En conferencia de prensa, el jefe del organismo, Alberto Abad, presentó los resultados de esta primera etapa del blanqueo, que cerró anteayer, con el dinero del “colchón” dentro del país y un resultado que superó las expectativas del sector privado.

“Los números son muy importantes: son 70.000 dólares de promedio; es una señal de confianza relevante”, expresó Abad.

Los 7185 millones de dólares blanqueados en el país corresponden a 108.623 personas, que los exteriorizaron a través de 49 bancos; un 92 por ciento correspondió a dólares billetes (US$ 6636 millones) y el 8% restante a pesos ($ 8578 millones).

“El otro día llegó a un banco en la provincia de Buenos Aires un hombre con una camioneta repleta de pesos y hubo que cerrar la sucursal para contarlos”, recordó Abad con una sonrisa.

Respecto de las 160.000 declaraciones juradas que se presentaron hasta ahora al blanqueo, el 58% corresponde a un mix de tenencias -cuentas en el exterior, en el país y efectivo-, 38% a bienes en el exterior y el 4% restante a bienes en el país.

Los comprobantes emitidos sobre cuentas abiertas pasaron de 3150 en septiembre a 68.045 en la segunda semana de octubre y a 118.072 en la tercera semana de noviembre. Respecto de lo que se denomina la “segunda ola” del blanqueo (es decir, los bienes financieros en el exterior, como cuentas, títulos y sociedades), ya hay 192 millones de pesos. “Esta exteriorización también se aceleró mucho en las últimas semanas y va a continuar, sobre todo hasta el 31 de diciembre, porque después el impuesto especial pasa del 10 al 15 por ciento”, recordó Abad.

Y la tercera ola es la que llevará más tiempo, ya que corresponde a los inmuebles (que hasta el 31 de marzo de 2017 tienen un impuesto fijo del 5%) y sus dueños aprovecharán la suba del tipo de cambio esperada para los próximos meses para blanquear más cerca del final del régimen con un costo menor.

Más allá de las cifras, Abad expresó su satisfacción porque “este dinero que se blanqueó en la primera etapa tranquilamente podría haber quedado fuera” del circuito formal y, ahora que se regularizó, servirá para fomentar “la formalización de la economía, el consumo y la inversión”. En el mismo sentido, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, había expresado ayer por la mañana: “La parte del efectivo es una de las etapas que más nos conmueven desde el punto de vista de la confianza: se trata de miles de argentinos que tenían sus ahorros en una lata y la AFIP no iba a poder encontrarlos”.

Sobre el proyecto de decreto que se conoció la semana pasada -que se estudia en la Casa de Gobierno, dando la posibilidad de descontar los pasivos y habilitando el blanqueo para los padres de funcionarios y ex funcionarios, entre otras cuestiones-, Abad afirmó: “Me parece interesante, pero no vimos nada”.

Además, el funcionario detalló a LA NACION que la primera semana de diciembre viajará junto con funcionarios del Ministerio de Hacienda y Finanzas a Washington para reunirse con sus pares del Departamento del Tesoro y del IRS con tres objetivos.

Se trata de la negociación de un convenio para evitar la doble imposición en materia tributaria, un acuerdo de intercambio automático de información y la adhesión a la Fatca (la ley norteamericana que busca controlar la evasión de los norteamericanos en el exterior).

Abad señaló que el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos no alteró, por ahora, el trabajo que comenzó en este sentido con la administración Obama.

“Estamos intercambiando correspondencia”, concluyó, antes de meterse en su despacho para revisar el costo fiscal -$ 27.000 millones- del proyecto de reforma del impuesto a las ganancias que el Gobierno envió ayer al Congreso. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta