Los gobernadores, en el centro del debate por Ganancias

Los gobernadores, en el centro del debate por Ganancias

110
1
Compartir

El Gobierno admitió que debería subir el piso de Ganancias, pero aclaró que hoy no es posible
25/11 – 09:10 – El oficialismo y la oposición buscarán votos con el apoyo de los mandatarios

Por: Gabriel Sued
Cuatro días antes del inicio de la discusión legislativa de la reforma del impuesto a las ganancias, el oficialismo y la oposición diagraman sus estrategias para la batalla, con un ingrediente en común: los dos bandos apuntan a convencer a la mayor cantidad de gobernadores, como factor decisivo para ganar la contienda.

Determinante en el debate por la reforma electoral, la postura de los mandatarios podría inclinar la balanza e incluso acercar posiciones. Ganancias es un impuesto coparticipable, por lo que alrededor del 50% de lo recaudado se distribuye entre las provincias.

Ése fue el argumento central del Gobierno para proponer una reforma muy moderada. El proyecto contempla un aumento del mínimo no imponible de apenas el 15%, por debajo de la inflación calculada para 2017. Hoy, ese piso es de $ 18.800 netos para los trabajadores solteros y de $ 25.000 netos para los casados, con dos hijos.

El acuerdo Nación-provincias consistía en que el costo fiscal no debía superar los $ 27.000 millones. A esa cifra se ajustó el proyecto del Poder Ejecutivo, aunque con una trampa, advierten en la oposición: no se tomaron en cuenta los aumentos de sueldos que se van a dar por paritarias en 2017, lo que hará que el monto a pagar por los asalariados sea mayor.

“El marco general de la negociación tiene que ser de racionalidad y responsabilidad. Esto quiere decir que cada peso que se pierda por Ganancias tiene que ingresar por otro lado”, explicó un peso pesado del oficialismo en el Congreso.

De las conversaciones informales que empezarán hoy van a participar Luciano Laspina (Pro), Marco Lavagna (Frente Renovador), Diego Bossio (Bloque Justicialista) y Axel Kicillof (FPV). El martes arranca el debate en comisión, con la presencia del titular de la AFIP, Alberto Abad. El debate en el recinto está previsto para el 6 de diciembre.

Los principales bloques de la oposición atienden los pedidos de “responsabilidad” y muestran distintas propuestas para financiar los $ 48.000 millones, que, estiman, costaría elevar el mínimo no imponible en un 60% y modificar las escalas. La propuesta del Frente Renovador (FR), que se acerca a la postura de la mayoría de las bancadas opositoras, sugiere que paguen los trabajadores solteros desde $ 30.000 de bolsillo y los casados, con dos hijos, a partir de $ 40.000 de bolsillo.

Para reponer lo que dejaría de percibirse por Ganancias se proponen cinco fuentes de recaudación alternativas. La primera, gravar la renta financiera, por $ 20.000 millones. Eso incluye las ganancias por Lebac, plazos fijos superiores a un millón de pesos y percepción de dividendos a partir del reparto de utilidades de las empresas.

La segunda, un impuesto extraordinario al dólar futuro, que permitiría recaudar, $ 11.000 millones, según los cálculos del FR. La tercera, la reposición de las retenciones a la minería, eliminadas por Mauricio Macri en febrero, por $ 5000 millones. La cuarta, un impuesto al juego, que gravaría con $ 20.000 anuales cada una de las 90.000 máquinas tragamonedas en el país, por un total $ 2700 millones. La última, la eliminación de exenciones a distintos impuestos ya existentes. A ese total, de $ 41.000 millones, explican en el FR, hay que agregar otros $ 20.000 millones producto de la mayor recaudación por el efecto que tendría la reforma en la reactivación del consumo. “Ya lo estamos hablando con los gobernadores, para que se queden tranquilos. Si les garantizamos que no van a perder plata, no se van a meter”, dijo a LA NACION un diputado opositor, a cargo de las negociaciones.

Hay varios de los puntos propuestos que el oficialismo no está dispuesto a aceptar. El primero, la reposición de las retenciones a la minería. “Fue un pedido de los cinco gobernadores de las provincias mineras al Presidente. Deberían salir esos mismos gobernadores a decir que demos marcha atrás”, argumentó un dirigente del oficialismo. Cambiemos tampoco está de acuerdo con el impuesto al dólar futuro, porque considera que no pasaría el filtro judicial. Respecto del juego, al ser jurisdicción de las provincias, también esperan conocer la posición de los mandatarios. (La Nación)

1 Comentario

Dejar una respuesta