2017 sin cambios: el gobierno paga atrasado, mal y cuando quiere. Aumentos...

2017 sin cambios: el gobierno paga atrasado, mal y cuando quiere. Aumentos para ministros, docentes de paro y alerta gremial

165
5
Compartir

Paro y protesta sindical frente a gobierno, mientras el Vicegobernador ordenó tapiar el edificio de la Legislatura
13/02 – 11:30 – En términos generales podemos decir que nada ha cambiado en Santa Cruz entre el 2016 y 2017. Políticamente el gobierno sigue haciendo las mismas maniobras que desplegó desde que llegó al poder a través de la Ley de Lemas, ilegalmente adoptada por el oficialismo. En lo actitudinal, la gobernadora prosigue con el temperamento de no dar explicaciones y hablar de lo bonito y bello del esfuerzo “entre todos”, mientras niega paritarias y ella y sus funcionarios se aumentan los sueldos. En lo procedimental sigue siendo exactamente igual: paga después del día 15, no explica ni anuncia anticipadamente que se retrasarán los pagos y los gremios paran en protesta. (Por Rubén Lasagno)

El gremio docente de Santa Cruz (ADOSAC) inició el año con retención de tareas en toda la provincia y a partir de hoy 13 de febrero, cuando se inician las clases en el denominado Periodo Especial, que comprende a las escuelas rurales y la localidad de Gregores y El Chaltén (con inicio diferenciado por cuestiones climatológicas), el paro es concreto y con no asistencia de los docentes al aula. En el resto de la provincia, los chicos comienzan las clases el día 6 de marzo y mañana 14 de febrero la ADOSAC realiza un Congreso donde se delinearán las acciones a seguir. Está claro que el sindicato entiende que sin alumnos el paro es improductivo y lejos está del espíritu del gobierno, conmoverse con una medida de este tipo, cuando ni siquiera lo conmueve la falta de clases en pleno ciclo lectivo.

Así lo informó el sector docente ante la tendencia del gobierno provincial de sostener el mismo comportamiento abusivo en materia de salarios (entre otros aspectos que requieren desde el gremio), toda vez que hoy 13 de febrero, recién el Ejecutivo está anunciando que a partir de mañana hará efectivo los salarios correspondientes al sector público, hecho que está siendo puesto en duda por los propios trabajadores.

Además de los salarios atrasados, pagados fuera de término y desdoblados, la ADOSAC está pidiendo paritarias, mesa en la cual el sindicato pretende negociar un aumento salarial acorde a la canasta básica y la inflación regional.

Para Alicia, todo bien

Para el gobierno provincial encabezado por Alicia Kirchner, la situación financiera y económica de Santa Cruz no parece ser problema a la hora darse aumentos salarial ella y su gabinete y crear una caja reservada de fondos para manejar arbitrariamente, repartiendo, como lo hizo en su primer Decreto del 2017, dineros públicos bajo el eufemismo de “Unidad Retributiva” (UR), tal como OPI lo informara la semana pasada.

Lejos de “la provincia quebrada” que pintó la gobernadora en sus palabras el día de la asunción y le recordó a los sindicatos en varias oportunidades, a lo largo del año 2016, Santa Cruz tiene fondos ilimitados a la hora de aumentarse las dietas, sostener ñoquis nacionales Nac & Pop, crear puestos de “asesores” inexistentes para disfrazar el drenaje de fondos públicos y en definitiva, hacer lo que sabe el kirchnerismo: quedarse con la plata de la ciudadanía y financiar sus gastos partidarios.

Todo ello sin contar con las “inversiones” que tiene planificada la gobernadora, como por ejemplo, los 35 millones de pesos (sin contar lo que realmente terminará costando) para construir un edificio para la entidad recaudadora (ASIP) a cargo del IDUV (a quien no le corresponde cosntruir este tipo de obras), lugar donde está ubicado un “articulador” de los fondos del kirchnerismo, como Pablo Grasso. Todas estas “inversiones”, podríamos sintetizarlas en dos palabras: “caja electoral”, tránsito en el cual muchos de los que manejan esos fondos verán crecer enormemente su patrimonio personal. El resto ya es por todos conocidos.

Si uno mira desde cierta distancia a la provincia puede ver que hay dos Santa Cruz: una, llena de miseria, recortes, falta de pago, cargada de impuestos usurarios, desocupación, sueldos por debajo de la inflación, paros, casi la mitad del año sin clases y subsidios selectivos; y otra con funcionarios millonarios, actualización de sueldos de la gobernadora, gabinete, ministros y asesores, construcción de oficinas e inmuebles oficiales, subsidios especiales, que funcionaban como una retribución por servicios prestados, a trabajadores como la UOCRA, fondos a discreción para intendentes K, quienes sostienen festivales y conmemoraciones y no seguimos enumerando la lista de beneficios “autogestionados” del gobierno, para no saturar al lector.

Sindicatos autorizados

Solo podemos decir que en Santa Cruz, nada ha cambiado. Es de esperar que en un año electivo, la gobernadora busque superar algunas rispideces con el sector sindical; sin embargo, de esta manera no solo no lo pulirá, sino que las profundizará.

Si la gobernadora Kirchner considera aceptable y posible que ministros, funcionarios y ella misma vean incrementado sus ingresos, la pregunta es ¿Y por qué los trabajadores, entonces, debieran conformarse con sus discursos patéticos, donde solo pide “aguantar” y “tener paciencia”, mientras descaradamente los sodomizan a todos con engaños y mentiras?.

Es lógico, entonces, pensar que los sindicatos tienen manos libres para pelear por un aumento salarial no menor al 30 o 35% (como mínimo) y mantener la conflictividad si no lo obtienen ¿O Santa Cruz es un ghetto donde hay dos clases: excluidores y excluidos?. Si lo es, pero no hay que reconocerlo tan mansamente.

Alicia Kirchner se compró un problema; no solo por mantener el mismo comportamiento abusivo que desplegó en el 2016 con los trabajadores estatales de la provincia, sino por agravar su gobernabilidad con esta decisión de enrostrarle a la ciudadanía que ella, desde el poder, junto a la banda que la acompaña, hace lo que quiere con los fondos públicos y no le importa un rábano, lo que hagan y digan los propios sindicatos que la enfrentan.

La carta de triunfo la tienen, los Secretarios Generales de cada gremio y el ciudadano común, cuando le toque votar y sepa qué boleta no tiene que colocar en la urna. (Agencia OPI Santa Cruz)

5 Comentarios

  1. LA VERDAD QUERIDOS HERMANOS SANTAKRUCEÑOS… NO LOS ENTIENDO… VIVEN PROTESTANDO..VIVEN KAGADOS DE HAMBRE…VIVEN ARRODILLADOS PIDIENDO LIMOSNA…. HACE MAS DE 30 AÑOS KE LOS GOBIERNAN LOS FACINEROSOS..MAFIOSOS… LADRONES.. KON LA DRA. SIN TITULO A LA KABEZA. PERO………….. VOLVIERON A VOTARLOS Y SIGUEN EN EL PODER… SERA KE NACIERON PARA SER “”LAKAYOS???

  2. Estimados, creo que la provincia de Santa Cruz no cambia desde hace 30 años, cuando llegaron los Mefistofélikos al poder. Desde entonces se han dedicado con ahinco y fruición a robar todo lo posible sin importar si lo hacen a costa de la sangre, sudor, lágrimas o vida de la gente. La provincia está en manos de una siniestra banda delictiva que no tiene corazón, y cuyo único norte es la kodicia.

  3. Lamentable trabajadores se le rien estos ladrones supuesta mente gobernante que la palabra esacta es estos ladrones mercenarios se van a cansar de reirse de los tabajadore y los direjentes sindicales estan echos y ustedes trabajadores sigan prtestando pero nada lo que pidan se lo va acumplir porque todos los que ustedes trata se le cagan de risa y negocean para ellos y el resto del pueblo mientra se putean en los medios de comunicacion estos delincuenta lo van a llevar hasta el resto de su mandato osea por vida porque no saben lo que es democracia y los opositores son las misma basura

Dejar una respuesta