Sin apoyo K, César Milani pasa sus días en la cárcel enojado...

Sin apoyo K, César Milani pasa sus días en la cárcel enojado y con 13 presos más

129
1
Compartir

Sin apoyo K, César Milani pasa sus días en la cárcel enojado y con 13 presos más
20/02 – 10:40 – Así lo describió su abogada. Está en una celda común. Pidió un ventilador y espera la visita de su hijo.

Con un apoyo acotado del kirchnerismo, entre el silencio y el único respaldo firme de su socio Guillermo Moreno, César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani permanece detenido en un establecimiento del servicio penitenciario de La Rioja “en una situación alarmante”, según su abogada Mariana Barbitta.

El destino quiso que transcurra los días preso en un sitio conocido para el ex jefe del Estado Mayor del Ejército de Cristina Kirchner: en el lugar en el que los represores alojaban detenidos durante la última dictadura. Ramón Olivera, uno de sus denunciantes, aseguró que en aquella época Milani lo trasladó desde la cárcel al juzgado.

El ex jefe del Ejército quedó alojado allí el viernes por orden del juez federal Daniel Herrera Piedrabuena, luego de que se negara a declarar (presentó un escrito en el que rechazó las acusasiones) en una de las causas en las que se lo investiga como posible autor de crímenes de lesa humanidad: fue imputado por su presunta responsabilidad en los secuestros y torturas de Pedro Olivera y su hijo Ramón, en 1977; y de Verónica Matta, en 1976.

Está alojado en el pabellón cinco, bajo régimen ordinario y con otros 13 presos, según fuentes penitenciarias. “Se le tomaron los datos y se le pidió la ropa. Se lo trata como a cualquier detenido, no hay celdas vip en el penal”, dijo Eduardo Polledri, director de la cárcel, a radio Fénix. En ese pabellón “se encuentran los detenidos por delitos de lesa humanidad y de la policía”, y guarda silencio entre las 22 y las 7.

Según su abogada, Milani está “enojado y preocupado” por su detención. Ya había estallado de furia, como publicó Clarín, cuando el juez Piedrabuena le comunicó que iba a quedar detenido tras la indagatoria.

“El me trajo a mí acá y no sólo a mí, a muchos presos. El firma un acta donde dice que sí, que efectivamente él me traslada desde el Instituto de Rehabilitación Social, la cárcel riojana, hasta el juzgado federal”, declaró Ramón Olivera, quien denunció a Milani por su responsabilidad en un allanamiento el 12 de marzo de 1977 en el que fue secuestrado su padre, luego torturado en el Batallón de Ingenieros 141. Olivera realizó una primera denuncia ante la Comisión Riojana de Derechos Humanos en 1984 y ratificó sus dichos en 2013 ante la justicia.

Como publicó Clarín ayer, fuentes judiciales indicaron que Milani estará en prisión 10 días hábiles más, como mínimo. El pedido de excarcelación fue denegado y sus abogados apelaron, por la que el militar retirado asistirá mañana a una audiencia en la Cámara Federal de Córdoba.

“Está detenido en el Servicio Penitenciario Provincial; está alojado en un espacio con una mayoría de condenados, en una situación alarmante. No descarto la posibilidad de un habeas corpus si la situación de detención se agrava”, dijo Barbitta a radio Splendid. Se trataría de un “habeas corpus correctivo”, es decir con el objetivo de “garantizar mejores condiciones” de detención.

Milani había pasado su última noche libre en el único hotel cinco estrellas de La Rioja. “Ese lugar no reúne las mínimas condiciones de higiene y salubridad. Causa espanto, es una pena adicional para cualquiera, no es que se pretenda un trato preferencial. Le llevamos un ventilador porque era asfixiante, también dentífrico y jabón, porque no había nada”, reforzó el reclamo Gustavo Feldman, también abogado del militar al que Cristina Kirchner le dio amplio poder y presupuesto como jefe del Ejército.

La ex Presidenta hizo silencio sobre la detención. Algunos dirigentes kirchneristas se expresaron a favor, como Juan Cabandié -nieto recuperado- que la recibió “con alegría”, y Martín Sabbatella, que dijo que “si es responsable de crímenes de lesa humanidad debe terminar sus días en la cárcel”. El único que hasta noche había pronunciado un fuerte apoyo, luego de haber ensayado una tibia defensa, fue Guillermo Moreno. “Milani es inocente, no tengo ninguna duda. Es mi socio, mi compañero y mi amigo”, dijo en el canal América. “Eso con nosotros no va, ni torturar ni matar por la espalda. Si mató en combate es otra discusión. El me dijo que no”, pronunció a modo de defensa el ex secretario de Comercio y socio de Milani en la cadena de pancherías Tío Tola.

La situación judicial del ex jefe de Ejército, a cargo de una estructura de inteligencia paralela a la ex SIDE durante el final (renunció en junio de 2015) del segundo mandato de Cristina Kirchner, podría complicarse aún más por otra causa en la que se lo investiga por delitos de lesa humanidad, en Tucumán. El juez Fernando Poviña podría procesarlo por el presunto encubrimiento del asesinato del conscripto Alberto Ledo, “desertor” según los registros del Ejército. Fernando Poviña, fiscal general de la provincia, sostiene que Milani -era subteniente y Ledo su subordinado- fue el autor del crimen.

Sus abogados coincidieron en Milani que está “indignado” con la detención. En la audiencia de mañana buscarán “discutir la ausencia clara de peligro de fuga y entorpecimiento”, adelantó Barbitta. El detenido espera para las próximas horas la visita de algunos familiares, entre ellos su hijo mayor. (Clarín)

1 Comentario

Dejar una respuesta