Cara a cara, Frigerio y Baradel avanzaron en una posible salida para...

Cara a cara, Frigerio y Baradel avanzaron en una posible salida para el conflicto docente

93
0
Compartir

El titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel - Foto:
21/03 – 11:00 – Se cruzaron anoche a la salida de un programa de TV y exploran un principio de acuerdo para evitar que el paro se extienda; el gremialista aceptaría no reactivar la paritaria nacional a cambio de un salario mínimo de $ 13.000

Por: Mariano Obarrio
En las últimas horas, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , mantuvo un contacto muy reservado con el secretario general del Suteba, Roberto Baradel , que podría comenzar a destrabar el conflicto docente, que ya lleva once días de paro y que continuará hoy y mañana con una huelga nacional docente y una marcha a la Plaza de Mayo.

Según las conversaciones que mantuvieron, Baradel aceptaría que el gobierno de Mauricio Macri no convoque a una paritaria nacional. Pero pidió a cambio que la Casa Rosada fije un nuevo piso de salario mínimo docente y así las paritarias quedarían libradas a las provincias como quiere el Gobierno.

“Nosotros pedimos un mínimo que permita que ningún docente esté por debajo de la línea de la pobreza, de 13.000 pesos”, le pidió Baradel a Frigerio. Pero al mismo tiempo mostró su intención de llegar a un acuerdo para salir de un conflicto desgastante. Ese número, sugirió, podría ser negociable.

Allí se agotaría el reclamo de los docentes al gobierno nacional, que no llamará a una paritaria nacional, como reclaman ahora los docentes.

En la actualidad, el salario mínimo docente es de 9600 pesos y Frigerio le hizo notar a Baradel que cuando asumió el gobierno de Mauricio Macri, en diciembre de 2015, ese piso era de 5600 pesos.

“El salario mínimo docente ya está fijado por las paritarias del año pasado”, le replicó Frigerio en una charla acalorada. Y recordó que el año último se acordó el mínimo docente en un 20% por encima del salario mínimo vital y móvil. Pero Baradel le dijo que ese acuerdo podría quedar retrasado ante una nueva negociación de la CGT y la CTA por el alza del mínimo vital y móvil.

La conversación se produjo a la salida de un programa de televisión. Frigerio se comprometió a conversar el pedido con el presidente Mauricio Macri y con el ministro de Educación, Esteban Bullrich. Sobre esa base se dieron la mano y se despidieron.

Previo a ese principio de acuerdo, Frigerio le hizo notar a Baradel que el texto de la ley no obligaba al Gobierno a convocar a una paritaria nacional porque sólo hablaba de establecer un salario mínimo docente para todo el país, que según el ministro del Interior ya estaba estipulado.

Baradel le leyó la ley en voz alta, y Frigerio lo interrumpió: “En ningún lugar obliga al Gobierno nacional a convocar a una paritaria nacional”.

Fue entonces cuando el líder de Suteba, tras una serie de intercambios en buenos términos, le dijo que “hay que buscar una salida” y propuso “acordar con el gobierno nacional un nuevo mínimo” para que luego las paritarias queden libradas a las provincias. Frigerio se comprometió a consultar con la Casa Rosada la viabilidad técnica de la propuesta.

De ese modo, los docentes seguirían las negociaciones paritarias con las provincias. Previamente Baradel había participado de la reunión de la mesa salarial técnica con el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal. “Esta vez vinieron los nueve sindicatos y eso para nosotros es una muy buena señal de voluntad de dialogar”, dijo a LA NACION una fuente allegada a Vidal.

El gobierno bonaerense aceptó negociar un plus por el poder adquisitivo perdido en 2016, pero dijo que sólo aceptaría una suma fija, que no engrose el porcentaje del aumento. Pero los docentes aclararon que ellos buscan que ese porcentaje quede fijado en el aumento.

Por su parte, Baradel y los docentes aceptaron conversar sobre el ausentismo “como primera medida”. El gobierno nacional estima hoy el ausentismo en un 25% de la planta del personal docente.

Del lado de los docentes, si el gobierno de Macri fija un aumento mínimo docente (una cifra intermedia entre los 9600 actuales y los 13.000 que pide Baradel) y Vidal les reconoce un aumento por el poder adquisitivo de 2016 podrían considerar firmar un acuerdo. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta