Los precios de los 0 km aumentarán menos que la inflación

Los precios de los 0 km aumentarán menos que la inflación

145
0
Compartir

Crecieron las ventas de 0km en abril, pero bajaron las de camiones
21/03 – 10:00 – Cuatro presidentes de automotrices dicen que este año seguirán la gran oferta y las promociones

Por: Francisco Jueguen
Como consecuencia del “costo argentino” -un tabú que la industria local empezó a visibilizar fuertemente el año pasado-, comprar un auto en el país seguirá siendo caro. Sin embargo, las fabricantes de 0 km en la Argentina afirmaron que, gracias al mercado de oferta que nació el año pasado por la presión importadora, los precios de los vehículos no superarán la inflación a fin de 2017. No es una perspectiva cualquiera. Es la de, por lo menos, cuatro presidentes de automotrices consultados por LA NACION. Son esas grandes terminales las que ponen el precio de lista, pero también las que poseen una gran influencia en las concesionarias a la hora de impulsar un valor final.

¿Cuál será la inflación de este año? Según el presupuesto, sobre la base de las consideraciones del Banco Central (BCRA), la suba de precios de 2017 estará entre el 12 y el 17%. Sin embargo, el propio relevamiento de expectativas entre consultoras y bancos privados que realiza el BCRA proyecta una inflación superior al 20%.

El año pasado, los precios de los 0 km subieron en torno al 30%, por debajo de la inflación y de la devaluación de más del 60%. La importación de autos, que agregó una agresiva competencia entre las marcas y modelos -se generó gracias a un mercado de oferta por sobrantes de Brasil y de la Argentina- fue determinante para que los precios no subieran más. Es que las ventas en el mercado interno fueron el principal aliciente para sostener el empleo en las fábricas locales.

Según el informe de Precios y Cantidades de Comercio Exterior del Indec, 2016 terminó con un aumento de importaciones de autos del 38,5% (en volumen).

Para agregar estabilidad a los precios, el tipo de cambio atrasado -según industriales y analistas privados- frenará expectativas alcistas en un bien dolarizado, como son los automóviles.

“Hay un dólar planchado y una inflación decreciente. Los precios [de los autos] van a seguir la inflación”, afirmó a LA NACION Daniel Herrero, presidente de Toyota, firma que espera comenzar a producir su modelo Innova en la misma plataforma que usa para la Hilux en su planta de Zárate. El ejecutivo señaló que ve un mercado de 770.000 unidades este año, y afirmó que “Brasil será el condicionante para la producción”, pese a que la firma japonesa diversificó sus productos e incluso llegará con fuerza este año a América Central (Panamá, Costa Rica y Bahamas).

Herrero respaldó el plan Un Millón, lanzado la semana pasada por el presidente Mauricio Macri para trabajar temas que afectan la competitividad de las empresas. “Se pondrá el foco en la reforma laboral, el ausentismo, el autopartismo y en los cambios necesarios para un esquema para hacer crecer el sector”, afirmó. Lamentó que la reforma tributaria quede para 2018, algo que pide con urgencia el sector industrial en su totalidad. “Por el déficit fiscal, habrá que esperar”, dijo. El impacto de los impuestos es claro: cada $ 100.000 gastados en un auto, $ 54.000 son tributos.

Pablo Di Si, presidente de Volkswagen, afirmó que las ventas en el mercado interno crecerán entre 15 y 20% este año. “El cliente hoy en día tiene una amplia gama de productos de varias marcas, lo que lo favorece”, señaló, y agregó: “Habrá bonificaciones, pero no tan agresivas como el año pasado. Se va a ir calmando un poco. Eso sí, los aumentos de precios estarán por debajo de la inflación, porque la oferta seguirá siendo grande”. Di Si indicó que el mercado de Brasil cayó 5% en enero y 7% en febrero. “Sigue pésimo”, dijo, lo que complica las exportaciones argentinas hacia allí.

“Nosotros exportamos una gran cantidad de impuestos, y cuando te abrís, a veces, la velocidad es muy superior a la de la reducción de impuestos que necesitamos”, estimó el ejecutivo.

“No hay ninguna posibilidad de aumentar los precios [por encima de la inflación]”, sostuvo a LA NACION Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Chrysler Automobile (FCA) de Argentina. El ejecutivo italiano puso el foco en el atraso cambiario que tiene el país, según muchos industriales, y que perjudica el comercio exterior (fomenta importaciones y restringe la competitividad no sistémica). Para Rattazzi, el tipo de cambio con relación al dólar debería estar hoy, por lo menos, en $ 17. “No está en la posibilidad del Gobierno y yo lo apoyo”, señaló.

Los presidentes de las automotrices mostraron sintonía con referencia a “la nueva normalidad del mercado”. Carlos Zarlenga, presidente de General Motors Mercosur, afirmó: “El de este año va a ser un mercado muy competitivo. Va a haber mucho valor y oferta de producto y, por lo tanto, competencia de precios. Si no cambia la coyuntura en Brasil, va a haber excedente de capacidad y la dinámica en la Argentina no va a cambiar. El año pasado es el nuevo normal”. (La Nación)

No hay comentarios

Dejar una respuesta