Caso Nisman: detectaron una droga y golpes para reducir al fiscal

Caso Nisman: detectaron una droga y golpes para reducir al fiscal

320
0
Compartir


17:00 Según los peritos, hay datos concretos para poder concluir que no fue un suicidio.

Por: María Eugenia Duffard
Todavía falta y mucho, pero ya existen datos concretos sobre los que ningún perito discute y que llevarían a concluir que el fiscal Alberto Nisman no se suicidó.

Según pudo reconstruir Clarín de fuentes oficiales, el informe final interdisciplinario que el fiscal Jorge Taiano le pidió a Gendarmería Nacional estaría listo a fin de mes y al menos para los 28 peritos de esa fuerza más los designados por las querellas el cuerpo de Nisman muestra signos de intentos de reducción.

A fines de mayo Clarín adelantó que las pericias de la Gendarmería confirmarían que el fiscal que denunció a Cristina Kirchner por encubrimiento de Irán en el atentado a la AMIA fue asesinado de un disparo en la cabeza.

Nisman apareció muerto en el baño de su departamento en el edificio Le Parc de Puerto Madero el domingo 18 de enero de 2015. Cuatro días antes había denunciado a la entonces presidenta.

Esa denuncia sufrió un largo derrotero. Esta semana el fiscal Gerardo Pollicita le pidió al juez Claudio Bonadio que citara a Cristina a declaración indagatoria en la causa por “traición a la Patria”. La denuncia de Nisman, casi 3 años después.

En ese contexto y con la Gendarmería Nacional apuntada por la desaparición de Santiago Maldonado, se conocen ahora algunos de los puntos clave del informe de los peritos de parte y de esa fuerza, que encargó el fiscal Taiano para definir, de una buena vez, si la muerte de Nisman fue un suicidio o un asesinato.

De acuerdo con la información relevada por Clarín, los profesionales encontraron restos de ketamina, un medicamento de uso veterinario para caballos, en un pool de vísceras analizado.

Esa sustancia, si se consume en pequeñas dosis, genera un efecto alucinógeno y se usa con fines recreativos.

Pero si se encuentra en dosis mayores, como en el caso del fiscal, el efecto es distinto. La persona queda en un estado de absoluta debilidad: tanta, que no podría ni llevarse un arma a la sien.

Además, según las fuentes, el informe agrega que el cuerpo de Nisman presentaba golpes de reducción.

¿Qué quiere decir eso?

Que el fiscal habría sido golpeado por otra persona con el fin de reducirlo.

Además, el peritaje sostendría que el departamento de Puerto Madero fue limpiado.

Tal como contó Clarín hace más de un año, en el análisis que se realizó en la casa de Nisman luego de su muerte no se encontraron otras huellas. Sólo las del fiscal. Y pese a que varias personas pasaron por ahí entre el viernes 16 y el sábado 18. Entre ellos, la empleada, los custodios y el asesor informático de Nisman, Diego Lagomarsino, imputado por haberle prestado el arma de 22 milímetros de la que salió el disparo que mató a Nisman. (Clarín)

No hay comentarios

Dejar una respuesta