La caja de los sobreprecios: para recaudar no hay nada como construir

La caja de los sobreprecios: para recaudar no hay nada como construir

723
8
Compartir


– 11:30 – (Por Rubén Lasagno) – Durante más de una década fue el ABC del kirchnerismo: proyectar y construir obra pública porque en base a esas necesidades creadas se generaban los negocios. Primero se planificaba una obra, se licitaba por una suma increíblemente absurda, se armaba las licitaciones entre empresas amigas, que sabían dar un paso al costado cuando no les tocaba el turno y la que resultaba adjudicataria, después repartía a partir de los “certificados” sobre obras que, en la mayoría de los casos no hicieron, no terminaron o terminaron mal, con materiales inadecuados, colocando insumos que no eran los proyectados, etc. El caso más paradigmático, sacando las rutas que nunca hizo Lázaro Báez, fue el natatorio municipal de Río Gallegos que costó 3 veces más, lo inauguró Cristina y Meolanz sin estar terminado y cuando lo quisieron hacer funcionar no pudieron porque la pileta tiene filtración, los pisos no son los adecuados, no hay calefacción, los termotanques son chicos, los paneles de vidrios no son dobles, etc. En definitiva, se robaron gran parte del presupuesto y las correspondientes “ampliaciones por mayores costos”, una nueva fase de la recaudación que se hace por fuera de los montos del cartel de obra y de las cuales nadie se entera, pero siempre están presentes en las obras K.

En esta oportunidad, Alicia Kirchner trasladó la responsabilidad de la obra pública de la provincia, incluyendo el mantenimiento de los establecimientos educativos de Santa Cruz al IDUV, manejada desde ahora por Pablo Grasso su titular, candidato del FPV, ex intendente interino y uno de los artífices del malogrado natatorio arriba mencionado y que por resolución de los diputados oficialistas en la última sesión de la legislatura, se adjudicó una caja de 190 millones de pesos, que manejará a discreción; es algo así como poner un zorro a cuidar el gallinero.

Prosiguiendo con esta avanzada en la obra pública donde el axioma K es “mejor que decir es hacer” y recordemos el de Carlos Sancho “lo importante son las obras, los papeles después los vemos” (hoy conocemos los motivos del por qué), ahora se les ocurrió renovar las instalaciones del canal 9 provincial para su cumpleaños número 50 y a tal fin proyectaron hacer dos estudios nuevos, solo que el precio calculado para la realización de tan exigua obra, es algo alta: 12 millones de pesos.

Para tal fin se van a abrir licitaciones donde, seguramente, vamos a encontrar empresas de firme raigambre en la obra pública provincial y algunas de importante acercamiento al kirchnerismo como Permaco SA, Acri Construcciones S.A., Proyectos Fueguinos S.R.L., Magda, Magdalón, Consur SRL, Edisud SA, Chimen Aike, Proalsa SA, etc, entre las más conocidas que se alternan la obra pública, en su mayoría con fondos nacionales, que obviamente el gobierno de Macri no controla, a pesar de los antecedentes negativos que tiene la administración kirchnerista en el manejo de licitaciones, inversiones y afectación de fondos públicos al sector de obras y servicios.

Lo cierto es que 12 millones de pesos se van a poner en un canal provincial cuyo personal se encuentra en medida de fuerza por cuanto no recibe el pago de haberes en tiempo y forma, no logra que las autoridades se sienten en paritarias y tiene una programación propia mínima, retransmitiendo con relativa fluidez el canal venezolano Telesur, que pocos o nadie ve.

En este marco, el gobierno propone remodelar las instalación donde solo la obra civil cuesta el monto estimado, tecnificarlos digitalmente, a pesar del enorme cambio en tecnología digital que le dio Néstor Kirchner al canal en el año 2009 preparándose para las campañas y todo parece encaminado a generar una gran necesidad para justificar gastos, facturaciones y licitaciones que se manejarán desde el IDUV, con la mano siempre dispuesta del candidato por el FPV, Pablo Grasso.

Algunos arquitectos consultados, si bien dijeron desconocer las características de la obra, sostuvieron per se que si el monto de la asignación para la construcción de dos estudios de televisión es 12 millones de pesos, como se dice, podría haber una facturación/sobrecostos iniciales de entre un 20 y un 25%, como mínimo. Las fuentes de gobierno que se consultaron, aseguran que esa es la cifra primaria que se maneja y no descartaron que se pueda incrementar.

Obras son amores”, dijo alguien en un momento y el kirchnerismo en Santa Cruz le agrega “y fondos para repartir”. Pablo Grasso, inquieto desde su función ejecutiva en un organismo que ni siquiera ha podido regularizar el cobro de las viviendas que construyó por planes, único y fundamental objetivo del Instituto, se dedica en estos tiempos a simular proactividad para que, en el fárrago de inversiones, la caja pública ceda a las tentaciones y las necesidades de un partido gobernante que solo tiene la ayuda de Macri y de la reserva que pueda hacer a partir de su ingenio y creatividad.

Por ese motivo y a pesar de la gran recesión que pinta Alicia Kirchner alegando a un estado “quebrado” y vegetativo de las finanzas, descrito por la gobernadora en sus discursos, mientras incumple en el pago de salarios, los servicios con la Caja de Servicios Sociales, el atraso a los jubilados, la falta de pago a proveedores, el déficit de la Caja de Previsión Social, que también Macri le ayuda a sostener, el inquieto Pablo Grasso por pedido de Alicia, no deja de planificar obras.

Desde hace un tiempo se le ha metido en la cabeza sustituir el trabajo del intendente Roberto Giubetich que desde que asumió no hizo nada por Río Gallegos y para tal fin, Grasso, advirtiendo que de esa manera inicia su campaña para la municipalidad en el 2019, proyecta tapar pozos y pintar aceras en la ciiudad, logrando, ante tanta inutilidad del actual intendente, haya voces de apoyo en la ciudad devastada por la inacción política de “Cambiemos”, a esta iniciativa totalmente sesgadas de las funciones que le son inherentes como funcionario provincial.

Pero el plan no termina allí. Entre las otras obras “proyectadas”, está la construcción del edificio del Concejo Deliberante de la ciudad, que hoy alberga la increíble cantidad de más de 400 empleados, para seis concejales, en gran parte de ellos ñoquis dejados por los antecesores y actuales ediles, asesores y funcionarios del Concejo actuales y pasados, que incluso han llegado a incluir a sus hijos que estudian en Buenos Aires para retirar por el cajero, el sueldo a fin de mes.

Esta “obra necesaria”, implicará la asignación de fondos millonarios que se manejarán más o menos de la misma manera y con la misma matriz que es de manual en el plan de obras K.

La otra gran obra de Grasso, es dotar al IDUV de un nuevo edificio. De acuerdo al orden de prioridad del gobierno “quebrado” de Alicia Kirchner, el Instituto para la Vivienda, que no hace viviendas si no es a través de los planes de Nación, en un paralelismo similar al de Magario en la Matanza, quien cuelga sus cartelitos de propaganda política al pie de las obras de Macri, aquí en la provincia con Pablo Grasso a la cabeza, “le sobra plata” y si hay fondos, bueno es “que se gasten bien” y si al kirchnerismo lo dejan hacer, sin ningún tipo de control, como hasta el momento, no parará de planificar obras que, además de amores, le aportan el sustento político y engordan una que otra cartera de la dama y billetera del señor. (Agencia OPI Santa Cruz)

 

8 Comentarios

  1. A Kristina le esperan Cien Años de Soldedad … x F. Andahazi

    “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.

    ¿Quién podría olvidar el comienzo de Cien años de soledad?

    Néstor Kirchner jamás habría podido retener este párrafo porque nunca lo leyó. El ex presidente se jactaba ante quien quisiera escucharlo de no haber leído un sólo libro completo.

    Y probablemente Cristina no haya accedido más que un resumen que le preparó su fiel Pelotúdocles antes de algún viaje a Colombia para florearse ante la prensa.

    Tan mal fingieron ser de izquierda que ni siquiera se tomaron el trabajo de leer la Biblia “progre”, “Las venas abiertas de América latina” que Diana Conti, en su ignorancia proverbial, atribuyó a la pluma de Mario Vargas Llosa.

    Wado de Pedro, en su timbreo con los chicos de la Cámpora por la Mac Station de New York, pensó que Macondo era el modelo de las notebooks de Apple para América Latina. Afortunadamente, Ottavis lo corrigió:

    -No seas bruto, Mc Ondo es el nombre de una hamburguesa con banana frita y guayaba.

    Fue una de las pocas veces que se vio al payaso desorientado. Tanto, que también consiguió confundir al personaje de pelo naranja que estaba en la puerta de la hamburguesería de la Quinta Avenida.
    El problema del kirchnerismo es no haber leído, ya no el comienzo, sino, el final de Cien años de soledad. De haberlo hecho, tal vez habrían podido evitar su inminente extinción.

    Sucede que el kirchnerismo, junto con el chavismo, se convirtió hace tiempo en una pieza patética del realismo mágico, que, en nuestras latitudes debería llamarse “realismo trágico”.
    Tanto, que se acaba de conocer la versión local de Cien años de soledad. Nuestra novela se inicia con la siguiente frase:

    “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, Cristina había de recordar aquella tarde remota en que Néstor la llevó a conocer el hielo”, rememorando la primera vez que su esposo le hizo ver por primera vez los helados parajes de Santa Cruz, que habrían de terminar siendo su lugar en el mundo.

    En esta escena del comienzo, Cristina puede ver la cara de quienes integran el pelotón. Los conoce a todos.

    Ahí está Sergio Massa, su antiguo Jefe de Gabinete; Florencio Randazzo, su Ministro de Transporte; Miguel Pichetto, otrora su mejor espada en el senado; Juan Carlos Schmid, el sindicalista amigo, y puede distinguir también a Abal medina, a Pérsico y al “Barba” Gutiérrez. En lugar de fusiles, el pelotón empuña hilo y aguja de sutura.

    Cristina reconoce a uno de los que enhebra; es José Luis Gioja. Y con las mismas palabras de Julio César a Marco Junio Bruto antes de que lo apuñalaran, Cristina le dijo:

    -¿Tú también, Bruto?

    -Ah, bueno, si vas empezar insultando…

    En la versión original de García Márquez, José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán, un matrimonio compuesto por primos, deciden huir y fundan Macondo.

    En nuestra versión, Néstor y Cristina emprenden el éxodo desde La Plata hacia la Patagonia y también fundan un pueblo.

    Tan miserable y poco elevado era el proyecto (quedarse con las propiedades de los que estaban quebrados por la 1050), que, en lugar de Macondo, al pueblo le ponen de nombre Macsuperficial.

    En Cien años de soledad, el motivo de la huida era el temor al oprobio ante la posibilidad de que su descendencia naciera con cola de cerdo a causa del parentesco que los unía, de acuerdo con un viejo mito.

    En nuestra versión, el nacimiento del primogénito echó por tierra el mito. La partera les anunció que había nacido sin cola, pero que se quedaran tranquilos que de todos modos era un precioso lechoncito de seis kilos.

    Con el tiempo, Macsuperficial se empieza poblar. Llegan los Zaninni, los Jaime, los De Vido y, como en la novela de Gabo, con ellos vienen las pestes. Primero la del insomnio y después la del olvido.

    A causa de la epidemia, Cristina olvidará la frase que decía que en Macsuperficial hay menos pobres que en Alemania.

    Hebe no recordará que el general Milani era el represor de los compañeros de sus propios hijos, Zaninni dice no haber conocido a ningún Mao, Jaime olvidará donde dejó sus yates y su avión, Florencia y Máximo no recuerdan qué contienen sus cajas de seguridad.

    Pero afortunadamente, De Vido se ocupa de recordarle a todo el mundo que él conserva copia de todos los contratos que firmó con empresarios y políticos propios y extraños.

    En Macondo llueves flores amarillas. En Macsuperficial llueven bolsos con billetes verdes. En macondo traen las bananas de una plantación cercana.

    En Macsuperficial traen azúcar de Concha del Mono. En Macondo el tren trajo la desgracia. En Macsuperficial, también.

    Si Cristina hubiese leído Cien años de soledad, se habría enterado de que los sueños de eternidad de Macondo se fueron con el viento y que el pueblo fue borrado del mapa y de la memoria «porque –escibió García Márquez- las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra».

  2. Gracias OPI por informar con valentía y con respaldo. Me pregunto: Esto que ustedes cuentan, no lo conocen los representantes de la oposición en la Legislatura?. Nadie denuncia en esa provincia?. En Río Gallegos donde se hacen tantas manifestaciones, con razón, por falta de pago de salarios, NADIE se preocupa por estas maniobras?. Así estamos condenados..

  3. GRASSO TAMBIEN ACABA DE LICITARLE LA OBRA PARA LA SEDE SOCIAL AL CLUB MACATO BIANO DE RUGBY? VAYAN A LA CANCHA Y VEAN EL MONTO….CAROOOOOOOO

  4. Cuáles son las prioridades de la provincia. Brindar salud educación o robar. El Gobierno ya demostró que hace lo que quiere. Aumentó de sueldos para ellos. Viaticos. Nombramientos nuevos . celulares vehículos oficiales. Ñoquis al por mayor. Etc. Sigue la joda como si la pcia sería Ginebra. No hay nada que los pare. Sólo la carcel

    • Para completar el excelente comentario de Opi, debemos hacer una revisión de los oferentes a la licitación por los desagües pluviales de Río Gallegos, ella son:
      Proalsa, que trabajaba para Austral –
      Chimen Aike ” ” ” ”
      Acri……….. ” ” ” ” Esta úlltima construyó el natatorio Municipal (sin habilitar)
      A esta altura sólo queda preguntar; Giubetich es parte de la Asociación ilícita K?

  5. OPI…y por que hacen una obra de 6.300,00 por la contructora CIAPECO SA en el hangar de la dirección aeronáutica, donde solo hay un avion, pilotos que solo cobran sueldos sin volar porque no hay avionesssssssssss. se puede explicar eso? para que hacen oficinas hay? compran muebles y invierten plata para que???? es un chiste. Vea OPI esta el cartel de la obra y el hangar donde deberia estar los aviones ni lo han tocado jajajjjajaj

  6. opi INVESTIGEN LA CONSTRUCCIÓN ENORME QUE ESTÁN HACIENDO EN EL HANGAR DE LA DIRECCIÓN AERONÁUTICA 6.200.800,00 POR LA EMPRESA CIAPECO SA, PARA QUE ??? NO HAY AVIONES, PILOTOS QUE CUANDO VUELAN LE PAGAN A DEMAS DEL SUELDO VIATICOS, VIAJAN A EEUU A ENTRENARSE Y NO HAY AVIONES JAJAJAJ ES TERRIBLE Y NO HAY PLATA PARA LOS SUELDOS? PARA QUE ESA CONSTRUCCIÓN ??? DE MILLONES DE PESOS?? TODO UN ASCOOOOO…EL CARTEL Y LA OBRA..PRONTO ENAGURARAN PARA Q JUEGEN LOS PILOTOS JAJJAJ

  7. Grasso tiene una empleada la sra. Pamela Gutierrez, del Consejo Provincial de Educación trabajando en el IDUV, es más es la que anda recorriendo el interior y desajudicando las casas. Ahora asumió como jefa pero su sueldo sale del CPE. Debe haber muchos más casos

Dejar una respuesta