Amenazas sin sustento: ayer la quema de cubiertas, hoy los pasacalles

Amenazas sin sustento: ayer la quema de cubiertas, hoy los pasacalles

529
7
Compartir

Amenazas sin sustento: ayer la quema de cubiertas, hoy los pasacalles – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

13:00 – De acuerdo a un parte de prensa de la Municipalidad de Río Gallegos, se van a aplicar “rigurosas multas” a quienes coloquen pasacalles y de acuerdo a esta información desde la Dirección de Comercio e Industria de Rio Gallegos rige la prohibición de colocar los peligrosos pasacalles en una ciudad donde los vientos soplan en intensidad que provocan todo tipo de incidentes y accidentes, cuando uno de los anclajes de estos carteles se corta y amenaza con golpear y lastimar a un transeúnte, a los automovilistas, se interpone en la visión, rompen cables y los marcos de madera que penden en sus puntas, son verdaderas armas que pueden lacerar la piel, herir a un niño o u n adulto, sin que nadie tome ningún tipo de medidas en contra de los responsables de colocarlos allí.

En la nota se deja claro que hace más de un año y medio “las calles de nuestra ciudad se ven mas despejadas y se desterró casi por completo el flagelo de pasacalles… “ dijo Miguel Dabbraccio, a cargo del organismo.

El municipio con esta medida, intenta disminuir la colocación de estos peligrosos artefactos en la vía pública, sin embargo también en Río Gallegos hay una Ordenanza que prohíbe la quema de cubiertas y tal como vemos mes a mes, año a año, ni las cubiertas encendidas ni los pasacalles han desaparecido del paisaje urbano.

La experiencia da cuenta que las cubiertas quemadas que contaminan todo y hacen invivible los alrededores de donde se las incendia o los pasacalles colgados como aamenaza latente en días como hoy de viento fuerte, no son combatidos como marca la Ordenanza, de acuerdo a quienes la transgreden.

El claro ejemplo lo tenemos con la protesta de jubilados, ante quienes la policía y los bomberos se hicieron presentes para apagarles el fuego y no permitirles encender material que provoca serias molestias a los vecinos. Sin embargo, nada sucedió cuando el personal municipal en paro prendió fuego a decenas de cubiertas en el corralón municipal, frente al edificio de la municipalidad o los camioneros hicieron lo propio y últimamente los petroleros por protestas de despidos en la base operativa de una empresa de servicio.

Tampoco es visible la aplicación de las Ordenanzas, cuando vemos que los pasacalles llevan una consigna política y muchos de aquellos que generan estas movidas ejemplificadoras (intendentes, concejales, etc), aparecen sonrientes en cartelería y afiches pegados sobre maderas y precariamente agarrados de los postes de alumbrados que con la fuerza del viento se terminan desprendiendo transformándose en misiles en contra de la integridad de ciclistas, peatones o automovilistas que pasen por el lugar.

Con esta observación queremos señalar que de nada vale la implementación de una medida preventiva formalizada en una ordenanza, de nada vale promover multas “rigurosas” si ante los hechos consumados no se aplica la norma o se aplica de acuerdo a la cara del cliente.

No es lógico pensar que un político en campaña tenga más derecho de poner un cartel en la vía pública, con la misma precariedad que un papá saludando a su hija de 15 años por su cumpleaños y que mientras al vecino se le obligue bajar la pancarta y se lo multe, al candidato se le tolere la falta. Tampoco es lógico que mientras petroleros, camioneros, viales, de la UOCRA o municipales incendian cubiertas y dejan a la capital como una “Kosovo” latinoamericana, de la cual ascienden columnas de humo negro que el viento lleva a toda la ciudad, sin ningún reclamo por parte de la autoridad de aplicación, los jubilados no puedan hacer lo mismo o cualquier otro sector con menos poder que proteste, es rápidamente sofocado.

En definitiva, la implementación de las prohibiciones para evitar la contaminación y aportar a la seguridad pública es bienvenido, siempre y cuanto, claro está, haya equidad en la aplicación de las normas. No hacerlo con todos, es un acto de corrupción explícito. (Agencia OPI Santa Cruz)

7 Comentarios

  1. Jajajaj Jiiiijijiji OPI que hip buscaron el pasacalle justo!!! jajajajaja capossss — a ver Giiubetich ponete la spilas que tu patrón maximo incumple las reglas jijijijijijaaaaa

    • Giubetich debe haber organizado una mesa de póker en algún lugar donde nadie lo detecte y tenga que actuar contra los aduladores de Máximo (el dueño de la MUNI) jajajajaja

  2. Lo que pasa es que el intendente actual hace la parada pero si son kirchneristas los que cuelgan carteles no les dice nada si tiene negocios con los Kms y no se olvidne que Roberto fue el que corría a poner los cartelitos de la calle Roca antes que llegara su jefa al cumpleaños de la ciudad, fue el que maximo y Rudy le ordenaron darle una hectarea de tierra en el cementerio para el mausoleo y así sigue esto……. esta es una parada mas que hace el ruletero que telemos de intendente que se cae a pedazos. Esta visto que CAMBIEMOS es tan inutil como el FPV en al muni de esta ciudad

  3. Seria bueno que el consejo deliberante y todos los organismos municipales que tienen algo que ver con el tema de via publica aparte de las multas exijan el retiro de carteles y pasacalles de quienes los colocaron una vez finalizadas las elecciones y el pintado de aquellos paredones donde hay propaganda politica, puentes de la autovia, etc.
    Asi dejariamos de tener carteles de internas de sindicatos, pintadas por todos lados y pasacalles que son complicados por el tema del viento

Dejar una respuesta