Mauricio Macri ante su Gabinete: “Cada uno tiene que ceder un poco,...

Mauricio Macri ante su Gabinete: “Cada uno tiene que ceder un poco, no hay otra solución”

294
0
Compartir


12:00 En su primera reunión de Gabinete Ampliado tras el triunfo, el Presidente habló de la necesidad de bajar el déficit fiscal y pidió a sus funcionarios dar el ejemplo de “austeridad”.

Por: Ignacio Ortelli
Mauricio Macri se encargó de calmar la efervescencia que advirtió en la reunión de Gabinete Ampliado que encabezó en el Centro Cultural Kirchner, donde se juntó por primera vez el grueso de tropa tras el triunfo en las Legislativas: “En esta Argentina con tanta demanda y angustias no hay tiempo para festejar”, aleccionó, ante ministros, secretarios, subsecretarios y directores nacionales que integran el Ejecutivo, además de legisladores y funcionarios de las primeras líneas de Cambiemos.

Ese mensaje fue en el inicio de un discurso que tuvo ribetes de arenga pero también ofició de advertencia para los funcionarios: Macri no dudó en recordar a su tropa que no admitirá casos de corrupción en su Gobierno. “Voy a ser impecable con el tema de la ética, no puede haber un mínimo desvío”, avisó.

Pero el eje fue el pedido de “austeridad”. Es que, tras la presentación el martes de la reforma tributaria, el mandatario se mostró convencido de que la situación economía obliga a los funcionarios a predicar con el ejemplo. “Cada uno tiene que ceder un poco, no hay otra solución. Por eso nosotros tenemos que ser impecables”, enfatizó. Allí, también involucró a sus subordinados, en sintonía con la reducción de los cargos políticos que anunciará en las próximas semanas. “No es verdad que porque el déficit fiscal sean números enormes se justifiquen un cargo más, un auto más, un celular más, un viaje más. Cada vez que dejamos pasar eso fallamos en nuestra capacidad de liderar”, insistió.

Minutos antes, Macri había escuchado al jefe de Gabinete Marcos Peña pedir “sencillez, austeridad y humildad” al señalar que “gran parte de la esperanza que se genera en Cambiemos es por el estilo de administrar el poder”. “Cuando todos se rinden a los pies de Cambiemos, ahí es cuando no tenemos que perder el eje. Es cuando la gente se pregunta. ¿Estos se la creyeron o no?”, planteó.

En esa línea, Macri instó a sus funcionarios a “que sean firmes, pero sin pasar esa línea que lleva a la soberbia” y que “hagan lo que tengan que hacer con convicción, con seguridad, sin soberbia y siempre cerca de la gente”. Pero también les dejó algunos elogios. De hecho, reafirmó lo que expresó días antes de asumir, cuando juntó a Gabinete en el Jardín Botánico: “Para mí son el mejor equipo que ha habido en 50 años”.

Sobre la humildad, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal dijo que “hay que serlo, no parecerlo” y puso un ejemplo claro: “Cuando vine a la reunión del lunes (la Cumbre en el CCK) estaba lleno de chicos y chicas de traje esperándonos para indicarnos dónde estaba la puerta. Y yo me pregunto: ¿Antes de ser funcionaria no sabía dónde estaba la puerta?”.

El que empezó a ver a mediano plazo fue el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, que convocó a mantener la unidad: “No perdamos la perspectiva. La gente votó Cambiemos, no votó ni PRO, ni UCR ó Coalición Cívica. Nos van a pelear de todos lados, el golpe va a venir del lugar menos pensado. Y por eso tenemos que estar juntos”. (Clarín)

No hay comentarios

Dejar una respuesta