Boudou: un fallo de la Cámara Federal acelera las prisiones preventivas

Boudou: un fallo de la Cámara Federal acelera las prisiones preventivas

256
0
Compartir


10:00 La resolución de la sala II de ese tribunal de alzada funciona como un “paragüas” legal para los jueces de instrucción.

Por: Daniel Santoro
El juez Lijo decidió la detención de Boudou bajo el “paraguas” del histórico fallo de la sala II de la Cámara Federal –integrada por los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah- que ordenó el pedido de desafuero y arresto de De Vido por entorpecimiento de la investigación. Ese “paraguas” legal supone que no se trata de meros individuos perseguidos por el Estado (la Justicia), sino de individuos que son parte de organizaciones delictivas integradas por abogados, financistas y empresarios con capacidad de sobornar o amenazar o destruir pruebas.

No hace menos de un mes que los abogados del testaferro de Boudou, Alejandro Vanderbroele, pidieron a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, “un millón y medio de dólares” para que se cliente se acoga al programa del gobierno de protección de testigos e imputados. Bullrich, por miedo a caer en desagracia por buscar la verdad como le pasó al ex juez Juan José Galeano con Telleldín en la AMIA, rechazó pagar ese monto. El Gobierno puede darle custodia, una casa segura y un sueldo pero no esa cifra. La pregunta del millón es. ¿Qué empresario le está pagando más plata como para que Vanderbroele mantenga su silencio y afronte la posibilidad de una condena de 6 u 8 años?

Vanderbroele no solo está imputado en la causa Ciccone sino también en el caso Fonfipro (el fondo de Formosa para el algodón) que también investiga el juez Lijo. En fuentes judiciales se afirmó que el Fonfipro, en realidad, funcionó como una cueva financiera de la provincia que maneja el kirchnerista Gildo Insfrán. The Old Fund, antes que Ciccone, había cobrado un millón de dólares del Fonfipro por la renegociación de la deuda. Otra vez redes de protección financiera o política.

Boudou está imputado por Ciccone, enriquecimiento ilícito, viáticos mal rendidos, Fonfipro y otras causas que constituyen una red de intereses políticos y empresarios. Y su socio, Nuñez Carmona, tiene denuncias de amenazas. Por ejemplo, contra los hijos de Guillermo Reinwick, yerno de Nicolás Ciccone. Otra causa para justificar una detención sin condena.

Pero con el “paraguas” de la Cámara Federal no alcanza. Si el Gobierno y la oposición no amplían la figura del arrepentido se podrá avanzar sobre la formalidad de las maniobras, como por ejemplo, el direccionamiento de la obra pública o un sobreprecio. No se podrá llegar al submundo de las coimas amparado por los pactos de silencio. Solo con figuras del arrepentido como las que hay en EE.UU. y Brasil donde el fiscal de instrucción negocia una reducción de penas por información clave se podrá llegar a la parte oscura de estas maniobras. (Clarín)

No hay comentarios

Dejar una respuesta