Las redes que enredan a los incautos, fabuladores y con urgencia de...

Las redes que enredan a los incautos, fabuladores y con urgencia de llegar primero

834
10
Compartir


15:30 – (Por Rubén Lasagno) – Es un hecho que el “caso Maldonado” ya no es noticia como antes de las elecciones. Especialmente al Frente Para la Victoria, le dejó de servir la muerte de este chico que tuvo la mala idea de morirse ahogado, en vez de desaparecer en manos de la Gendarmería como le hubiese gustado a CFK , sus adulones y la sarta de impresentables, operadores y mentirosos que en radio y televisión multiplicaban la infamia.

Pasaron las elecciones y lo que habíamos advertido con muchísima anticipación ocurrió: a nadie le importaba Maldonado, solo tenía valor para la oposición descarnada de un sinnúmero de energúmenos que poblaban las plazas encabezando una sentimiento que poco sentían y usando el dolor popular para impulsar sus bajos instintos, tratando de esmerilar un gobierno que hoy tiene el poder que ellos perdieron por corruptos, ineptos y mendaces.

Como resabio de aquella “gesta” repudiable de la década perdida, una parte del periodismo quedó contaminado con resabios de la chabacanería que nos hicieron vivir desde el poder, con aprendices de operadores berretas, a los cuales ni siquiera les funciona el engaño, de tan ordinarios que fueron y son para responder a las órdenes de sus dueños.

Hoy se difundió a través del sitio “Chequeado” que durante el fin de semana, circuló por las redes sociales una versión falsa sobre la muerte de Santiago Maldonado y rápidamente, la red de la chabacanería periodística que “hace periodismo” con Twitter y Facebook, viralizó la noticia donde cayeron incautos que desde su ignorancia desconocen (aún hoy) lo que es la información que circula por internet, fabuladores que les gustan las intrigas sin sustento ni probanzas a mano y los que intentan “llegar primero”, sin entender que hoy el objeto de periodismo no es ser primero sino ser mejor.

En velocidad, nunca un periodista va a poder ganarle a la inmediatez de las redes sociales y la transmisión on-line de los sucesos; su función primordial es darle marco a esa información, explicarla, analizarla y ampliarla. Muchos editores de portales, egoístas hasta para escribir, consumen en cuatro líneas una información que obligan al lector a recurrir a otro medio para interiorizarse de los detalles del suceso. Y creen que hacen periodismo…

En este caso, según LN, el diario Los Andes de Mendoza publicó una nota en la que se entrevistaba a una mujer -Analía Lloret- a quien se identificaba como perito de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En ella, Lloret decía que el informe forense señalaba que Santiago Maldonado murió de un “ahogamiento intencional”.

Esta versión se expandió rápidamente por las redes, fue republicada por el diario La Prensa, los sitios ligados con el kirchnerismo, El Disenso y Diario Registrado, y por decenas de medios provinciales, como El Independiente de La Rioja, Contexto de Tucumán y Noticias del Sur de La Pampa, entre otros. El periodista Jorge Asís también difundió en Twitter la noticia y cosechó más de mil retweets.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desmintió haber contratado a una perito para intervenir en la pericia del cuerpo de Maldonado. Además, la abogada de la familia, Verónica Heredia, también negó que la mujer citada haya participado de la pericia y dijo que “ni siquiera hubo alguien con un nombre parecido”.

Esto, claramente nos demuestra que estamos sumidos en el mundo de la inmediatez y de la estupidez. Al primero nos cuesta adaptarnos, del otro es necesario curarse; en este fenómeno tienen directa responsabilidad los medios que hacen periodismo con las redes sociales. La tecnología es maravillosa y necesaria, en la medida en que el profesional de los medios ponga una pared entre ella y su labor. Entre aquel periodismo al cual en el 81 se le auguraba que dejaría la Remington para escribir en comuputadoras, al de hoy, no solo ha pasado el cambio tecnológico sino un cambio conceptual de la profesión.

El caso Maldonado está teñido por muchos males del periodismo moderno: la militancia rentada, las operaciones remotas, la utilización de causas nobles para fines políticos y la utilización de los estúpidos para difundir las bombas de humo.

De todo esto nos nutrieron los kirchneristas que rezaban para que a Santiago Maldonado nunca se lo encontrara o lo hallaran muerto en el patio de atrás de un escuadrón de Gendarmería, como forma de darle sustento a sus mentiras, como de parte de los “trolls” macristas que contrarrestaban el humo con más humo, enrareciendo la atmósfera social y empujando la verdad cada vez más lejos de nuestro alcance.

En todo esto, gran parte del periodismo tiene responsabilidad. Como tiene culpa de haber armado y sostenido a la jefa de la banda para que hiciera su campaña, dándole aire, televisión y radio, más aún que cuando era presidenta, cuando todos apagaban los aparatos para no escuchar sus cadenas interminables. Pasado el tsunami político, los mismos medios, olvidaron todo: como si nada hubiera ocurrido; pero sí, pasó y mucho: CFK fue elegida senadora y Santiago Maldonado murió ahogado por designios de su desgraciado destino.

Pero para llegar a esto, debimos transitar por un universo de mentiras, enredos, mensajes falsos, falsas ideologías, falsos debates y falsas noticias.

El neoperiodismo terminó enredado en las redes y lamentablemente, esto también es corrupción, porque al vulnerarse la verdad, se vulnera el derecho de la audiencia y la confianza y credibilidad que debemos tener, lo cual, para algunos, claramente no es un bien mensurable. (Agencia OPI Santa Cruz)

10 Comentarios

  1. Muchos brancatellis victor higos tiempo argentinos c5n, ámbito, pagina 12, la opiniion autral, tiempo sur, n23, revistra 23 etc etc todos truchos vividores de la pauta oficial se retroalimentaban de la militancia que tiraba verdura en las redes y los giles del periodismo nacional y local publicaban… ja, tal cual lo dice la nota

  2. No nos olvidemos que hay mucha MANO DE OBRA K DESOCUPADA , que son los PERDEDORES , los MARISCALES de la DERROTA , los que se quedaron sin el carguito , los que como buenos estupidos jamas se van a curar como dice la nota , los CHUPAFLUJOS de los K y otros tantos que no van a dejar de alimentar la grieta , y que cuando vean la posibilidad de profundizar una situacion como la muerte de Maldonado , lo van a hacer . Esa es una herramienta mas de los que alimentan la grieta y que se aprovechan de las ” bondades ” y “gradualismo ” que no es otra cosa que un gran boludismo para actuar y gestionar politica como muestran los M .-En un pais gobernado desde hace mucho por piratas , estafadores , filibusteros y fariseos avalados por una Justicia mas que CORRUPTA , justamente esas operaciones de redes llegan mas rapido incluso que la sana prensa o en definitiva mas rapido que la misma verdad. Y la justicia digo que avala ,porque ante semejante difusion falsa de un tema que se ha nacionalizado y hasta internacionalizado , debieran actuar rapidamente para ver quien es el hijo o hija de una probeta proxeneta que ha iniciado esta semejante barbaridad ..PERO BUENO VISHTE LOKO ..LO ATAMO CON ALAMBRE ..LO ATAMO ..a que juez o fiscal le importa .. total que le hace una mancha mas al tigre ….!!! BIEN OPI por ahi un dia de estos comienza a cambiar la culturita .. !

  3. En el mes de Agosto de 1981 un buen tipo de Río Gallegos publicó una página en internet que asombrosamente todavía está ahí, perdida en los sótanos de la internet y casi sepultada por cientos de miles de millones de publicaciones truchas provenientes de todos lados y de todos los ámbitos.
    Desde un viejo equipo, que sale en las fotos incrustadas como “barras de tráfico gráfico” como se llamaba antes a las digitalizaciones fotográficas, y aún usando el hoy tan poco conocido casete de entrada de código y hasta un viejo monitor, de válvulas!; este hombre escribió un larguísimo, complejo y hasta un poco tedioso discurso sobre la internet.
    Fue debatido, rebatido, criticado y hasta denunciado en ese momento, pero lo cierto es que este documento pasó a formar parte de los primeros precedentes sobre ética y deontología en el uso de medios digitales, y dos décadas después reconocido por varias organizaciones dedicadas a la administración de tráfico y contenidos de la WWW.
    Además es uno de los pocos discursos civiles incluidos en los archivos de bibliotecas digitales como base de juicio para trazar la historia de la ética de la información de la internet, y como tal mencionado y usado como fundamento en algunas de las regulaciones actuales recomendadas por las Naciones Unidas.
    ¿De quién hablo?, de la misma persona que el pasado 19 de octubre de 2017 publicara una especie de librito de extraña lectura (una página se lee al derecho y la siguiente al revés y esto obliga al lector a dar vuelta el librito constantemente) titulado “Por Favor, atrapen al Trol que habita debajo de puente de la información!”.
    Con edición propia e impreso artesanalmente en solo 50 ejemplares, Javier W. Sofía se despacha como autor sin medias tintas ni curvas dialécticas, y con la responsabilidad, buenas fuentes y respeto que lo caracterizan.
    Lo que dice OPI en el artículo es cierto, en este entorno tragicómico que vivimos en Santa Cruz y en Argentina esta clase de análisis son tomados con una mueca de rechazo por la mayoría de los funcionarios, políticos e incluso medios de prensa que mucho tienen que ver en esta deformación de la verdad, que es lo mismo decir que promueven el fraude.
    Sofía dice en uno de los párrafos de su librito, lo mismo que decía allá por 1981, y esto es muy raro porque no son muchas las personas que han mantenido una línea de conducta y criterio durante cuatro décadas, lo siguiente:
    “La información no discurre de la verdad, sino de las circunstancias que al momento de la noticia envuelven a sus protagonistas, cada persona debería tener el criterio y la educación para no dejarse confundir con estas deformaciones planificadas por los intereses intervinientes. Si cada uno de quienes se nutren ideológica y socioculturalmente del libre acceso a la noticia no es capaz de discernir, ya por comodidad ya por desinterés, de la mentira y la verdad estén por seguros que ayudarán a seguir cavando la tumba de la democracia, que poco a poco y palada tras palada se profundiza día tras día. Estas circunstancias son cambiantes a conveniencia de quienes ocasionalmente están arriba mandando y otras abajo entorpeciendo a los que mandan, hoy una noticia puede ser usada para construir y en otro momento para destruir. Pero algo es invariable, los miembros de la sociedad como principales actores y receptores de la información, y mis amigos lectores, pierdan cuidado y estén seguros que con el avance de la tecnología existen cada vez más posibilidades que a estos actores les laven el cerebro, porque una coma fuera de lugar significa para muchos un error, pero para otros significa un dólar o un voto por cada lector distraído”.
    Excelente OPI !.

    • Querido amigo Elías, me la perdí esa edición y para colmo le pregunté a Javier y me dijo que ya no hacía mas entregas digitales hasta el próximo año.
      El que sí conseguí fue el libro de fines de septiembre “Historias verdaderas de la Patagonia, Cuentos cortos santacruceños para nunca más dormir con la luz encendida”, algunos hablan sobre estos temas que OPI trata tan oportunamente; 33 cuentos hilarantes y desopilantes imposibles de dejar de leer y reírse hasta las lágrimas.
      Me encantaron algunos como: “La margarita y el huevo”, “Alicia en el país de los pasos perdidos”, “El jinete corajudo y la empanada de carne de Dodo”, “El tiempo sur no tiene tiempo”, “Prensa, bobina y luego apriete”, “Solo es mía la opinión”, “El pobrecito cablecito del barrio que crecía”, “El centurión romano que custodiaba al emperador Máximo”, “La fragata, el fragato y sus fragatitos”, “Cu, cu, ca, ca”, “El flátulo 01 y los diarios de a bordo”, “Me nefrega tu frigia fogate” y “Los idiotas y sus bolsos llenos de guita”.
      Pero el que mas me gustó y habla de cómo se protege el poder político de turno frente a los reclamos de la gente y la exigencia de la verdad el último cuento, “Los chanchos se atoran con champagne”.
      Algunos no entendieron esta nota de OPI y ya la empezaron a subir a las redes con la consabida diarrea política, una pena que los periodistas de acá no publiquen en papel, harían producciones best seller!.

    • En agosto del 81 publicar en Internet, cuando la red todavía no era de consumo masivo, estaba vedado a las grandes corporaciones, universidades, ejércitos y agencias de seguridad y/o inteligencia. Se me hace que hay un error grosero en la fecha, ¿Por qué no publica la dirección del enlace para leerlo?

      • Señora o Señor “Liquid Paper”, primero déjeme decirle que la crítica desde el anonimato es por lo menos de mal gusto; si tan segura/o está de lo que dice debería hacer el comentario con su nombre verdadero, tal como lo hace el Ing. Gómez, colega y amigo desde hace muchos años y como cita a terceros también por sus nombres.
        Segundo algo de lo que dice Ud. tiene razón, la entrada pertenece a un índice digital incluido dentro de un grupo corporativo de tecnología denominado Q&SIT Laboratories, fundado en 1974 por dos jóvenes especialistas en protocolos NCP y Data Packet Traffic, uno de Patagonia y otro de los Estados Unidos; si Ud. quiere acceder a ese índice y leer la exposición de la que habla el Ing. Gómez debe, además de dejar de ser anónimo, tener conocimientos básicos en programación de ruteo porque la página se encuentra en un servidor dedicado de valor patrimonial histórico al que debe loguearse y en el cual debe presentar credenciales ya que su contenido forma parte del piso fundacional de lo que hoy es la internet y su valor es inestimable. Por añadidura Ud. no puede entrar a un protocolo NCP, el original en este caso, con un protocolo TCP/IP como el que tiene la máquina que usa ahora.
        Tercero, no hay error en la fecha, pero no es verdad que en 1981 la internet estaba “vedada” como Ud. dice, ya era un nicho de comunicación abierto pero accesible a quien dispusiera de los recursos y tecnología para conectarse, de hecho se pedía insistentemente el aporte de todos los interesados porque la red estaba en un proceso de modernización que necesitaba no solo de empresas y gobiernos, sino además de personas con capacidades tecnológicas que recién comenzaron a darse su lugar.
        Por último es un tanto de ignorancia y conspiracionismo esto del mito militar de la internet, ya para 1981 ya internet tenía dos décadas y si bien los militares vieron un gran potencial, en ese momento la red estaba manejada por científicos, muchos independientes, profesores, docentes y miembros de grupos de tecnología, en esos ámbito el flujo de información tecnológica es enorme y gracias a ello tenemos la tecnología que hoy tenemos.
        Algo no le voy a discutir, de aquellas épocas surgió la internet pública que hoy todos conocemos y otras redes que hoy, mucho mas avanzadas, son usadas confidencialmente; una de ellas con cerca de 900 millones de usuarios es por lejos una de las redes privadas más grandes del mundo, se llama JWRED, su cabecera está en Patagonia y fue creada por Q&SIT Laboratories, y lo que la diferencia del resto es que no opera en código binario al igual que otras redes super seguras y exclusivas.
        Debería asesorarse un poco más antes de darse el lujo y la libertad de cuestionar públicamente de otros y poner en duda lo que dicen.

      • No es como decís corrector líquido, tomate el trabajo de visitar el museo de la informática en la UNPA y vas a aprender algo, acá en Río Gallegos en esa época ya había pibes que sabías programar computadoras como los mejores del mundo.

  4. El día 15 del corriente bajo el título “Detienen en El Calafate a un hombre denunciado por abuso” el sitio ahoracalafate.com.ar publica un artículo que es un claro ejemplo del periodismo basura. El día de hoy la noticia es tomada por el sitio tiemposur.com.ar y publicada bajo el título “Detienen a empleado de Servicios Públicos por dos denuncias de abusos”.
    En ambos casos es dable leer: “Pero el juez Narvarte decidió detenerlo preventivamente y dejarlo en carácter de incomunicado, ya que en la vecina localidad el hecho está causando indignación entre vecinos” (sic).
    Dado el tiempo transcurrido desde la publicación, no habiendo una réplica, desmentida o aclaración por parte del juez interviniente y desconociendo yo lo que consta en autos me permito manifestar mi preocupación por lo difundido ya que considero que un juez debe ajustarse a lo establecido en el Código Penal argentino y en el Código Procesal Penal provincial, nunca en la opinión o indignación que manifiesten algunos vecinos de la Localidad, supongo, por las redes sociales.
    ¿Adonde estamos parados?
    También leo que el detenido está procesado por abuso sexual contra una menor de 15 años hecho ocurrido “hace alrededor de dos años” (sic). ¿Qué hizo la justicia en este lapso?, dada la gravedad de la imputación es un tiempo más que suficiente para que la instrucción determine la elevación a juicio oral o el sobreseimiento del inculpado, al menos, por falta de mérito.
    Siempre ateniéndome a lo publicado, infiero que la reciente denuncia contra la persona -abuso sexual contra una niña de 4 años- es endeble, carente de sustento.
    ¿Es la finalidad de algunos periodistas y/o medios actuar como jueces que nadie llamó a juzgar mientras que aquellos que cumplen tal función como empleados de la Justicia no lo hacen?. Es un interrogante extenso pero se me ocurre que estamos en peligro.

Dejar una respuesta