El Gobierno busca modificar la ley de glaciares para favorecer la minería

El Gobierno busca modificar la ley de glaciares para favorecer la minería

598
3
Compartir


07:30 Macri ordenó trabajar en el tema tras una reunión sectorial; quieren mandar la iniciativa al Congreso en febrero

Por: Pablo Fernández Blanco
Estaba todo dado para que del encuentro surgieran acuerdos trascendentales. Mauricio Macri había convocado a Eduardo Elsztain y a Carlos Miguens, dos de los mayores empresarios del país y gestores de la reunión cumbre; al titular de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Marcelo Álvarez; a los gremios; a las provincias; a funcionarios de Medio Ambiente; al ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren , y al de Trabajo, Jorge Triaca .

Macri escuchó el diagnóstico de los funcionarios y los reclamos de los empresarios, y les confirmó a todos más de lo que habían ido a buscar: el propio Presidente liderará la iniciativa oficial para avanzar en un nuevo proyecto que reforme la denominada ley de protección de glaciares, una iniciativa que se aprobó en 2010 en medio de una fuerte polémica con organizaciones ambientalistas y la oposición política y que hasta generó grietas al interior del gobierno de Cristina Kirchner . Todo ocurrió en un encuentro que mantuvieron ayer por la tarde en la Casa Rosada, desde las 15.

El Gobierno buscará darle una nueva forma a la protección legislativa de los glaciares, de manera que arbitre entre el cuidado ambiental y el desarrollo de actividades económicas en la zona de la Cordillera de los Andes que, según los empresarios, hoy están prácticamente vedadas .

Macri mismo les encomendó a los técnicos del Gobierno presentes en el encuentro que se pusieran a trabajar en el tema, confirmaron fuentes que participaron de la reunión. El objetivo del Presidente es que en febrero del año próximo esté listo el proyecto de ley para modificar el texto vigente.

La iniciativa oficial está en línea con los últimos proyectos que encaró la Casa Rosada, todos polémicos, como la reforma impositiva o la laboral, pero que al mismo tiempo buscan allanar el camino para el crecimiento de la economía y la generación de empleo. Es un punto que ayer volvió a señalar el Presidente.

En la decisión de Macri sobre los glaciares pesaron varios motivos. Por ejemplo, los empresarios le plantearon que había unos US$ 18.000 millones en inversiones potenciales en minería frenadas por la incertidumbre que genera la ley. A los argumentos de Elsztain (el dueño de shoppings y oficinas participa en el sector a través de Austral Gold), Miguens (el ex propietario de Cervecería Quilmes tiene Patagonia Gold), Álvarez y otros empresarios, como Fernando Giannoni, director ejecutivo de Barrick, que estuvieron en el encuentro, se sumaron las dudas respecto de la norma vigente que tienen los propios funcionarios. No sólo el secretario de Minería, Daniel Meilán, sino también Aranguren, cuyos técnicos ya habían advertido que la actual ley de glaciares podría impedir en el futuro la instalación de nuevos proyectos hidroeléctricos.

Representantes provinciales

Había representantes de las gobernaciones de Jujuy, Mendoza, Catamarca, Santa Cruz, Río Negro y San Juan. Esta última sostuvo que la obra para la construcción del túnel Agua Negra, principal componente del corredor bioceánico que conectará el centro de la Argentina con el puerto de Coquimbo, en Chile, podría resultar afectada por la ley de glaciares. Fue un modo de aportar su visto bueno a la cruzada presidencial.

En la reunión también estuvieron el secretario general de la Uocra, Gerardo Martínez, y Héctor Laplace, jefe de los trabajadores mineros reunidos en AOMA. Este último confirmó a LA NACION: “El tema central del encuentro fueron los glaciares. Tenemos un problema importante con la ley, que no nos deja hacer minería en la cordillera. Nadie se va a meter con los glaciares. El problema es el ambiente periglaciar [las áreas donde operan los congelamientos]. Algunos consideran que eso podría llegar hasta la provincia de Buenos Aires, sólo porque hay heladas”, resumió. E insistió: “Esto genera una gran complicación porque está prohibida toda la actividad industrial”.

Según los mineros, la actual ley es confusa y no permite tener certidumbres básicas para la inversión.

Los asistentes se llevaron de la reunión con Macri más de lo que esperaban. Las últimas referencias al tema habían pasado por la necesidad de reglamentar la ley vigente, algo que Macri no hizo, entre otras cosas, porque los equipos técnicos de diferentes ministerios no lograron ponerse de acuerdo en un texto final.

Desde hace tiempo desde el sector minero (tanto los empresarios como el gremio) rechazan la norma porque consideran que limita fuertemente el desarrollo de la actividad. Desde ese punto de vista, el aventón de Macri a una nueva iniciativa legislativa los sorprendió favorablemente.

El Presidente descarta que se meterá en un terreno fangoso con el intento de modificar la ley. Tiene el ejemplo cercano de su antecesora Cristina Kirchner.

En 2008, una ley de la diputada Marta Maffei que tenía como objetivo proteger los glaciares chocó con el veto posterior de la presidenta Cristina Kirchner. Pero los legisladores volvieron a la carga. En 2010 se presentaron dos propuestas distintas de Miguel Bonasso y del senador oficialista Daniel Filmus. Se reglamentó en 2011, pero nunca se hizo el Inventario Nacional de Glaciares que preveía la ley, un paso necesario para su puesta efectiva en marcha. (La Nación)

3 Comentarios

  1. No es un secreto que la minería en el mundo opera en tres frentes de acción:
    El primero es la apropiación de los bienes patrimoniales no renovables de todos los habitantes de un país, esto gracias a…
    El segundo, la acción corporativa que sería corrupta que incluiría dádivas, intervención deshonesta en asuntos del estado, chantaje industrial desde lo privado e incluso violaciones constitucionales al ser muchos asesores de las mineras los mismos asesores de los gobiernos que escriben las leyes para que luego ellos mismos se beneficien, y por último…
    El uso de métodos que extrañamente ninguna autoridad judicial, ni legislativa, ni ejecutiva de ningún país para darse cuenta; y vaya que tenemos una larga historia en Argentina de esto: declaraciones mafiosas a las pequeñas comunidades patagónicas referidas a que “se van a tener que acomodar porque llegamos nosotros”, derrames reiterados de cianuro con investigaciones judiciales atemporales y direccionadas, basureros ilegales internacionales, la destrucción y puesta en riesgo del patrimonio cultural y natural y la peor de todas la afectación de las fuentes de agua dulce para consumo humano de poblaciones aguas abajo de los reservas glaciares, nivales y subterráneas de agua.
    Las mineras van por los minerales y eso está bien, eso es una industria como cualquier otra, pero el tema es que en esa ida pisotean los derechos de las sociedades en todo el mundo, y mal que les pese los minerales pertenecen a los pueblos, ni a los administradores de turno, ni a las mineras.
    Es todo un cuento aquello de la mano de obra, la inversión y otros yutes que por tan sonados y repetidos se han vuelto mediocres y escurridizos como las amebas, si la minería invierte 10 millones claro está que recauda para sí 100 millones mientras de rodillas va de gobierno en gobierno pidiendo que les bajen los impuestos, que les den exenciones e inclusive que les hagan retornos por exportación.
    Eso sí, va todo al mercado internacional ¿o alguien ha visto acá en Santa Cruz un anillo de oro hecho con el oro de las minas locales?, donde cotiza mejor y nadie se entera de su verdadero valor.
    Los gobiernos uno tras otro miran para otro lado, bien sabía la ex presidente que los conflictos limítrofes con Chile en parte fueron originados por el turco privatizador para beneficiar a la minería de alta montaña, primero lo denunció tibiamente y luego siguió sus pasos vetando la ley de glaciares.
    El actual presidente hizo lo mismo, se llenó la boca de sociedad, igual, progreso y cambio, y ahora vemos que le sigue los pasos a la ex presidente; no dudo por un segundo que ambos han sido visitados amablemente por grandes empresarios y operadores mineros antes de tomar sus decisiones que como es en realidad afectan directamente los intereses del pueblo en general, sus derechos y su economía, esto a pesar de que algunos cientos se llenen los bolsillos, se lleven los minerales y dejen los sitios como pasó con Catamarca hace ha bastantes décadas.
    El debate NO ES este, bueno sí es uno de los debates pero el DEBATE ES EL CAMBIO DE LA LEY DE MINERIA EN ARGENTINA; ya pasaron muchos años de gobiernos haciéndose los estúpidos con los recursos del subsuelo que pertenecen a todos los ciudadanos.
    Acá nomas en nuestra ciudad y en los ’80 cuando detectamos los primeros Macá Tobiano en el estuario no se quería crear la reserva en la ría local porque había presiones de la minería por la extracción de guano, miren sino que ello le costó la vida a unos pobres tipos que perdieron la vida ahogados cerca de Punta Loyola.
    La minería en Argentina funciona algo así como la pesca deportiva, le dan un carnet de extracción de minerales a un empresa a cambio de un canon miserables para que arrase con cientos de miles de millones de dólares en metales preciosos, gemas y minerales de alto valor estratégico como el litio y una lista interminable que son una riqueza IRREEMPLAZABLE para el país.
    O que me digan sino a donde va el litio que tanto se encargó de promocionar este gobierno, seguro que a una fabrica local de componentes no.
    Por ejemplo, los minerales del subsuelo de Santa Cruz son en parte míos como santacruceño; lo menos que esperaría es que la provincia sea parte del negocio en el 51% y después hablamos; si la minera invierte 10 millones está bien que gane 20 porque puso el capital de trabajo, pero como el recurso es mío yo quiero ganar también 10… se entiende “capital y trabajo”, y no “bobos y rapaces”.
    Solo hay que ver lo que provocó el intento fallido de cambio de canon minero en Santa Cruz, las mineras aparecieron como dueñas del subsuelo y todos los poderes del estado se quedaron bien calladitos la boca, ¿por qué habrá sido?.
    Cuando las actualizaciones de las Constituciones Nacional y Provincial propuse esto y algunas otras cosas, como la creación de reservas provinciales en metálico, algo así como pequeñas “reservas federales” que habrían servido de respaldo financiero y tal vez para volver a llenar las bóvedas del central de “lingotes por los pasillos” y salir de esta estúpida e inútil asociación monetaria con divisas extranjeras que nos ha puesto al país con cadenas atadas y bien atadas dentro de nuestros calzoncillos.
    Se habrían evitado extraños hundimientos de barcos cargados de oro, chicanas políticas de ex presidentes visitando mineras privadas en apoyo abierto a los intentos de modificación de los impuestos mineros; y ´de seguro seríamos uno de los países con mayor recupero económico con NUESTROS propios recursos mineros.
    Un detalle más, santa Cruz, así como otras provincias tienen yacimientos de minerales raros y potenciales estratégicos, entre ellos el uranio; estos están siendo extraídos hoy y pagados a valore que en cualquier lugar se pagarían los áridos para construcción, ¿acaso somos idiotas?, hay minerales cuyo porcentaje es tan escaso y su utilidad tecnológica actual y futura tan trascendente que su valor es en algunos casos incalculable al largo plazo.
    Y tanto que miramos para afuera y todo ese verso partidario, deberíamos mirar a nuestras costas porque los británicos en nuestras Malvinas están haciendo exploración del fondo oceánico para hacerse de estos nódulos polimetálicos y minerales raros para sí, claro mis amigos, no solo es petróleo y gas lo que se roban dentro del área de exclusión que casi llega hasta Río Gallegos.
    A mas, lo mío ha resultado todos estos años un pregonar contra el viento fuerte de la Patagonia, y de hecho las cosas pintan para seguir igual y con cada vez más beneficios para las mineras que ahora van por los glaciares casi llorando porque no pueden trabajar a gusto por todas ese hielo que les molesta.
    Y no está demás mencionar que todos se callan la boca, políticos, funcionarios, legisladores, jueces, profesionales, a ninguno o no le importa un carajo o han aprendido que el silencio tiene sus beneficios.
    Y si alguien lo piensa, por favor, no me vengan con esas idioteces de la función social y el aporte comunitario de la mineras, que lo que pueden entregar a las comunidades cercanas son apenas limosnas para seguir haciendo la suya.
    Si algún “minero” quiere alguna aclaración, que la pida, se que ningún funcionario va a abrir la boca porque con esta modificación de la ley de glaciares ya se han sacado la careta… muchachos podrían haber sido más sutiles en demostrar que están todos prendidos!.

  2. ACERTADO Y ACLARATORIO EL ESCRITO. NO SOY DE SANTA CRUZ PERO SI ARGENTINO BONAERENSE Y APOYO QUE SI VAN A SACAR DE NUESTRAS RIQUEZAS EN MINERIA DEBEN PAGAR $$$ COMO CORRESPONDE Y RESPETAR LAS NORMAS DE SEGURIDAD Y BIOSEGURIDAD ESTRICTAMENTE.
    SR.PRESIDENTE SRES GOBERNADORES SRES LEGISLADORES
    PORQUE TANTA LIVIANDAD Y CONSIDERACIONES A LOS GRANDES EMPRESARIOS. LOS NEGOCIOS SON NEGOCIOS, Y POR ELLO NUESTROS REPRESENTANTES DEBEN SER INTELIGENTES, HONESTOS Y ETICOS.
    BASTA DE TORPEZA BASTA DE CHUPARNOS EL DEDO. MUCHACHOS UN ESFUERZO PARA “LA ARGENTINA” UN ESFUERZO PARA QUE LOS ARGENTINOS VIVAMOS COMO NOS MERECEMOS.

Dejar una respuesta