El Gobierno mantiene la idea de cambiar el nombre del CCK, pero...

El Gobierno mantiene la idea de cambiar el nombre del CCK, pero recalcula los tiempos

270
0
Compartir

El Gobierno mantiene la idea de cambiar el nombre del CCK, pero recalcula los tiempos – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

09:30 La iniciativa debe pasar por el Congreso. El antecedente de las represas de Santa Cruz.

En el oficialismo no abandonan la voluntad de cambiar el nombre del Centro Cultural Kirchner. “Ganas a muchos no les faltan”, explicó un funcionario muy cercano al Presidente. Pero recalculan los tiempos. Y por ahora se conforman con llamarlo “CCK” a secas.

La iniciativa que adelantó Clarín en los primeros meses de la gestión de Mauricio Macri retomó aire en las últimas semanas, tras el cambio de nombre de la represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner en Santa Cruz, que finalmente recobraron la denominación del proyecto original Complejo Hidroeléctrico La Barrancosa-Cóndor Cliff.

Sin embargo, el escollo para la nueva avanzada sigue siendo el mismo que demoró la determinación: el Congreso. Un eventual renombramiento del Centro Cultural Kirchner debería pasar por el Parlamento, donde Cambiemos se hizo más fuerte pero sigue sin tener mayoría propia. Y donde ahora, además, está abocado a temas más urgentes e importantes que este simbolismo.

Las represas y el Museo del Bicentenario que cambió su nombre por el de Museo Casa Rosada no necesitaban pasar por el Palacio Legislativo, porque su nombre no había sido fijado por ley.

El titular del Sistema Federal de Medios Hernán Lombardi, que administra el CCK y su programación, era uno de los promotores del cambio dentro del oficialismo. Pretendía que volviera a tener el nombre con el cual había sido concebido en sus primeros días Centro Cultural del Bicentenario. El jefe de Gabinete Marcos Peña rechazaba la idea, entre otras cosas, porque las encuestas mostraban el alta estima que mantenía la ciudadanía por Néstor Kirchner. ¿Las complicaciones judiciales de Cristina, los ministros y causas que mencionan la responsabilidad del mandatario fallecido en 2010 -como la del direccionamiento de obra pública en Santa Cruz- pueden haber cambiado esa percepción?

En el Congreso subsisten varios proyectos, aunque jamás fueron tratados más allá de la comisión. “Hubo otras tareas prioridades y trataremos de que se haga a principios del año que viene”, prometió el radical salteño Miguel Nanni, uno de los primeros en lanzar una iniciativa sobre el tema.

“Hay necesidad de iniciar la concreción de pasos tendientes a incrementar los gestos de unidad de la sociedad argentina”, señalaba el proyecto legislativo del salteño, que en los últimos comicios tuvo diferencias con el PRO de su provincia. El de Nanni fue el proyecto más difundido de los cuatro que se presentaron.

Sin embargo, es inimaginable que Cambiemos avance con una iniciativa tan polémica y que divide aguas en medio de la discusión por las reformas fiscal y laboral, confirmaron espadas legislativas del oficialismo y en altos funcionarios de la Casa Rosada.

En marzo pasado, una iniciativa en la plataforma change.org proponía cambiar el nombre del centro cultural en el viejo Palacio de Correos por el de Gustavo Cerati. “Los fanáticos de Soda Stereo & Gustavo Cerati creemos que el actual Centro Cultural Néstor Kirchner” debería pasar a llamarse: “Centro Cultural Gustavo Adrián Cerati”, ya que si bien la política es cultura no es lo suficiente como para representar un Centro Cultural, en cambio la música es mucho más cultural que eso, dado a que en la política hay mucha corrupción, muertes, robos, etc. No tenemos nada en contra de los Kirchneristas pero es más que nada por una cuestión general y de cultura”, señalaba la petición.

Cristina Kirchner señaló al Gobierno como responsable de esa iniciativa. “Ahora el señor Presidente, que no se cansa ni un ratito de pensar en él y en su círculo de legendarios opresores y escritores de una historia que nada tiene que ver con la realidad, pretende, entre otras cosas, cambiar el nombre del Centro Cultural Kirchner por el de Gustavo Cerati. Con qué derecho? Con qué cara?”, advirtió entonces.

El PRO y la UCR denunciaron múltiples sobreprecios durante la obra del CCK y algunos referentes hasta cuestionaron su idoneidad. Lombardi advirtió que no contaba con habilitación final. Sin embargo, es una de las sedes preferidas de Cambiemos para actos oficiales, desde reuniones de Gabinete ampliado hasta cenas de agasajos a presidentes extranjeros como Barack Obama, pasando por foros internacionales como el “mini Davos”. (Clarín)

No hay comentarios

Dejar una respuesta