Mario Montoto, ex montonero, amigo de Garré y Bullrich, en la ruta...

Mario Montoto, ex montonero, amigo de Garré y Bullrich, en la ruta de la corrupción submarina

4530
1
Compartir


13:30 – Hay un dato que ha sido ignorado por muchos medios y abordado muy ligeramente por Clarín, por ejemplo y es la participación en todo el proceso licitatorio de la reparación del ARA San Juan, del empresario Mario Montoto, a través de su empresa CODESUR S.A (Corporación para la Defensa del Sur), cuyas oficinas están en Puerto Madero y que en la década pasada tuvo gran injerencia en la industria aeronaval y de seguridad, asociada con empresas internacionales como Paramount Group, de África especializada en suministrar sistemas aeroespaciales y de defensa. En el caso del submarino siniestrado, Montoto se mezcló en la puja licitatoria con Tandanor y Marena, para cortar la nave y realizar los trabajos de media vida.

Montoto es muy amigo de la actual Ministra de Defensa Patricia Bullrich y de Nilda Garre, quien ocupó el cargo en el kirchnerismo, ya que ambas compartieron los días de lucha en Montoneros, de cuya agrupación Montoto era tesorero y antes había sido “Pascualito”, secretario privado y apoderado legal de Mario Firmenich en la misma organización Montoneros.

La relación del empresario con el poder ha sido muy cercana desde siempre,estuvo vinculado a Ciccone Caligráfica y desde el 2007 fue proveedor del ex gobernador Daniel Scioli, de cámaras de seguridad y tecnología de vigilancia urbana con su empresa Global View, lo cual llevó a toda la provincia, incluyendo el sistema integrado de vigilancia realizado a Massa en El Tigre y actualmente se lo considera una pieza clave para el gobierno de Macri, ya que por su intermedio, Bullrich está articulando la compra de material naval a Israel debido a su amplia agenda de contactos entre ambos países, toda vez que es Presidente de la Cámara de Comercio Argentino-Israelí.

Ya en el 2004 tomó contacto con Néstor Kirchner, cuando el Boeing 757, Tango 01 tuvo un incidente volando sobre Entre Ríos y Kirchner ordenó se licitara la reparación y de las licitaciones participaron las norteamericanas Penco y Associates, Codesur y la israelí IAI.

Que te salve Montoto

Clarín fue el único medio que habló con Montoto y reporta que cuando intervino en las licitaciones del San Juan, hubo una “batalla campal” con sus colegas, Tandanor y Marena. Esa pelea comenzó en mayo del 2004 cuando la Armada llamó a licitación para el cambio de baterías (tiene 960 y cada una pesa 500 kilos), entre otras tareas, con un presupuesto original de $ 1.360.000.

Las ofertas recibidas para el cambio de baterías fueron de Codesur (691.913 pesos) y Tandanor (527.298) pero ambas “presentaron notas cuestionando al oponente”, dijo a Clarín el contraalmirante Carlos Sanchez, director de Material Naval de la Armada. Además, se descubrió que misteriosamente a los pliegos que tenían los oferentes les faltaba un párrafo que “obligaba al ganador a estar vinculado a través de un contrato con los subcontratistas” que sí figuraba en el original redactado por la Armada.

Con esa falencia como argumento y el hecho de que las baterías viejas del “Salta” “podían explotar porque producen hidrógeno“, la Armada anuló la licitación y ordenó hacer el cambio de baterías con personal propio.

En noviembre del 2004 se hizo una segunda licitación por las otras tareas de menor envergadura: Codesur ofertó hacerlas por $ 397.318, Tandanor por 290.468 y Marena por 261.460. Sanchez explicó que Codesur tenía “un precio muy alto“, Tandanor “tenía vencido el certificado fiscal” para poder contratar con el Estado y Marena “no reunía los antecedentes técnicos necesarios“. La Armada anuló también esta licitación. De todos modos, Codesur ganó por concurso de precios el trabajo de recorrido y reparación de los mecanismos de control y Madera otras tareas. Así luego de 15 meses de reparaciones, en lugar de los 8 previstos y a un costo de 1.372.827 pesos el “Salta” volvió a navegar en setiembre del año pasado, indica Clarín.

Ahora con la mira puesta en el circuito licitatorio y administrativo que siguió la reparación del buque, aparece en la superficie Mario Montoto, un todo terreno, amigo de los principales funcionarios políticos del kirchnerismo y del macrismo. Si en realidad se cumplen las promesas de investigar e “ir a fondo”, se podrá saber si el ARA San Juan fue víctima de un incidente fortuito, de un negligencia militar o de la corrupción que por muchísimos años envolvió y aún sigue envolviendo, al Estado argentino en todas sus instituciones. (Agencia OPI Santa Cruz)

1 Comentario

  1. Cuando no peronistas y montoneros, detrás de los “negocios”. Otro para hacerle lugar en Ezeiza o Marcos Paz. Nos siguen manejando los más corruptos y corruptores. Sin salida.

Dejar una respuesta