Por paro general de ADOSAC, AMET y ATE no hay clases toda...

Por paro general de ADOSAC, AMET y ATE no hay clases toda la semana en Santa Cruz

712
1
Compartir


10:30 – La falta del pago de los haberes a más de 1.000 docentes de la provincia, forzó al gremio docente (ADOSAC) a volver a los paros, una medida drástica que fue decidida en el último Congreso realizado en Río Gallegos, sacó un paro de 72 horas medida a la cual se sumó AMET (escuelas técnicas), organizaciones que advirtieron que el gobierno vuelve a poner en peligro la educación y termina en la incertidumbre de un año cuyo ciclo lectivo fue incompleto e irregular, por la posición irrestricta del gobierno, la arbitrariedad de las autoridades del CPE al momento de negar paritarias salariales y fundamentalmente el pago por goteo de los salarios, la falta de entrega de los recibos de haberes, los descuentos indiscriminados a lo que se suma la falta de pago a parte del personal docente.

Ambos gremios, convocaron a la movilización a la legislatura provincial para exigir a los diputados que se pongan al frente de la defensa de los derechos de los trabajadores, que se ocupen de exigirle al Ejecutivo que cumpla con el pago de los haberes a los más de 1.000 docentes que desde principio de año no cobran sus sueldos y exigir la derogación “del nefasto circuito adminsitrativo”, indica ADOSAC, principal causante de esta situación, describe el parte de prensa.

El gremio entiende que las medidas restrictivas tomadas por el gobierno tiene como fin disciplinar al sector y a tal fin menciona la Resolución 1.401/17 que fija el nuevo calendario escolar y hace eje sobre las políticas del Consejo Provincial de Educación con las cuales, indica ADOSAC, “su único fin continúa siendo vaciar las escuelas de la modalidad jóvenes adultos y precarizar la situación laboral de los docentes”, entre otros reclamos que se expresaron en un extenso comunicado.

Por tal motivo hay convocada para hoy una marcha a las 10:30 hs con concentración en la sede sindical en calle Velez Sarfield para trasladarse desde allí a casa de gobierno.

ATE, por su parte, retomó la lucha directa y decretó un paro de 96 horas exigiendo al gobierno provincial que abra las paritarias salariales, destacando el Secretario General del sindicato, Alejandro Garzón, que sus afiliados, el 90% se encuentra por debajo de la línea de pobreza, con sueldos que no superan los 11 o 12 mil pesos.

Esta combinación de conflictos deja a Santa Cruz sin clases por el resto del año y pone en duda el inicio del que viene. ADOSAC y ATE, son los dos gremios que influyen en el sector docente y no docente, respectivamente, dentro del espectro educativo de la provincia. Cualquiera de ellos que para interrumpe el dictado de clases. El gobierno, niega una recomposición salarial e inclusive niega las paritarias salariales; ni siquiera admite una negociación en relación a ello. Esto trae espesos nubarrones en el horizonte del ciclo lectivo 2018.

Como si todo esto fuera poco, los establecimientos educativos no están en condiciones de dictar clases. Escuelas sin agua, como la Nº 44 que hace más de un mes no tiene agua en los tanques, ni para los baños de los alumnos y decenas de escuelas sin mantenimiento, hacen prácticamente imposible el funcionamiento normal. El Estado provincial, también en esto, no da respuesta. A pesar de haber transcurrido un año con muy pocos días de clases, el gobierno no aprovechó ese tiempo para reparar los establecimientos Solo derivó, administrativa y contablemente, 200 millones de pesos del área de CPE al IDUV que maneja Pablo Grasso, con el compromiso de entender de tal mantenimiento, algo que, evidentemente nunca hizo. (Agencia OPI Santa Cruz)

1 Comentario

Dejar una respuesta