¿Qué se esconde tras la ampliación del Parque Nacional Patagonia?

¿Qué se esconde tras la ampliación del Parque Nacional Patagonia?

2712
8
Compartir


12:00 – Hemos aprendido que cuando desde la política se pone tanto empeño para lograr un objetivo en el menor tiempo posible, hay que desconfiar de lo que no dicen, ocultan o se guardan “bajo el poncho” los interesados de impulsar determinado proyecto.

En danza está hace un tiempo la ampliación del Parque Nacional Patagonia, impulsado localmente por “Cambiemos” con un fin loable, en principio, pero con algunas sospechas de doble filo en esta jugada filantrópica que hacen determinados sectores donde nunca están suficientemente claras las segundas intenciones.

Particularmente llama la atención los dichos del diputado nacional, hoy también senador de “Cambiemos” Eduardo Costa, quien tras mostrarse a favor de este proyecto, dijo que para Santa Cruz es fundamental porque garantizarála protección de los recursos” y agregó “pero también potenciará el turismo y la inversión en la región”.

La lectura entre líneas de este mensaje nos deja en el umbral de las sospechas, de que “algo más” quiere significar el diputado con las palabras y se amplía un poco más esta alerta cuando a continuación remarcó que este proyecto de ampliación del área servirá “para impulsar en la región un desarrollo sustentable que permita y fomente actividades que respeten y cuiden nuestro ambiente. El Parque Patagonia ampliado, promoverá el desarrollo regional y fomentará el turismo, posicionándose como destino para visitantes de todo el mundo”.

Lo que en ningún lado dice ni aclaró el legislador, cuáles pueden ser los desarrollos sustentables “que respeten y cuiden nuestro ambiente”. Expresamente en ningún momento el proyecto dice claramente cuáles son las actividades prohibidas de generarse dentro del perímetro que “deja de ser privado” y pasa a ser de dominio nacional con participación provincial.

Digo claramente esto porque una “actividad que respete y cuide el ambiente”, por ejemplo, podría ser la explotación minera o petrolera, ya que llegado el caso el gobierno podría ceder los suelos para explotar las riquezas subterráneas, alegando argumentos como que se “tomarán todas las medidas necesarias para minimizar el impacto”, “la actividad se hará bajo estrictas y severas condiciones de seguridad”, “se utilizarán medios de explotación de última generación, que no modificarán ni contaminarán el entorno”, “se creará una comisión bipartidaria (nación/provincia) que ejercerá control estricto sobre las empresas”, etc etc, toda una serie de enunciados vacíos, incompletos y falaces, que serán posteriores a la aprobación y lo podrán manejar solo con decisiones políticas unilaterales.

Es decir, en tanto el senador Costa, la provincia y el gobierno nacional, no digan expresamente lo que estará prohibido hacer dentro de la nueva área, estaremos en peligro de despertar un día y enterarnos que ha comenzado una gran negocio inmobiliario de algunos o se ha abierto una nueva puerta a la explotación de los recursos, bajo total decisión y arbitrariedad de los que manejan el poder.

El hecho en si no es malo. Un privado filántropo como Dowglas Tompkins (sus herederos) cedió a través de la Fundación Flora y Fauna cientos de hectáreas donadas a la provincia y a Parques Nacionales para que sea de dominio público y deje de ser privado.

Lo que se dice es que, de esta manera, se potenciará el turismo y eso, en principio está bien. El problema surge en el punto en que no se especifica claramente lo que estará prohibido hacer dentro de los límites del nuevo territorio de propiedad del Estado. Y no pocos sospechamos que puede haber un plan para, logrado el traspaso de la titularidad, los gobiernos tengan manos libres para realizar allí, de manera discrecional y dentro del “marco legal”, cualquier cosa que hoy, por resistencia pública y falta de consenso social, están impedidos de hacer. Una de ellas es la explotación mineralógica dentro de estas tierras o un sector de las mismas. Recordemos que el gobierno nacional es especialmente pro-minero, el provincial el mayor impulsor de la minería en Santa Cruz y hace días en la inauguración del Proyecto minero Don Nicolás, el senador Costa y la diputada Reyes, fueron los artífices del lanzamiento de producción en una zona altamente crítica como el Bosque Petrificado, en la zona de Fitz Roy.

Habrá que ver qué se aprueba mañana en la legislatura provincial, cuál es el marco legal, qué condiciones existen y cómo estará normada esta cesión de tierras y particularmente qué actividades estarán prohibidas por ley, de realizar allí. Si este último punto no se cumple, en algún tiempo más, seguramente estaremos hablando nuevamente de este tema. (Agencia OPI Santa Cruz)

8 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo, estimado Rubén.
    Sin lugar a dudas, todos, todos estos amorales e inmorales, solo están para robar y robar.
    No hay diferencias entre el clan de los K y el procesado Kosta y sus partenaires.
    Se me termina la elegancia al dejar surgir la verdad. Son unos hijos de mil putas y nosotros, los votantes, unos regios pelotudos de cuarta.

  2. Una de las mentiras es que se trata de un parque Binacional , pretendiendo hacer creer que con Chile nos hermanamos para preservar el medio ambiente . No necesitan los Chilenos hacer un parque binacional con los “rotos argentinos” ya que ellos la tienen reclara con el tema ambiental .Por ejemplo llamaron a consulta por las represas de la Region de Aysen a construirse por Hidroaysen y con los estudios de importantes universidades que marcan claramente el impacto negativo , por ahora NO SE CONSTRUIRAN es decir totalmente distinto a lo que sucede en Argentina donde 100 expositores de un total de 110 en la Audiencia Publica del Senado de la Nacion expresaron su negativa al proyecto de las represas Condor Cliff y La Barrancosa en el Rio Santa Cruz y no le dieron bola . Ademas el parque que se dice Binacional NO LO ES ya que en Chile se trata de un parque Privado y no nacional . Otra de las MENTIRAS Verdaderas es que los “altruistas” que compran y no lo pueden hacer porque es zona de frontera en Argentina sometidas a diversos controles y limitaciones respecto a los extranjeros que compren , lo hacen atraves de la Fundacion Flora y Fauna ( que la presiden los propios “Altruistas” como la Vda . del Sr. Thompkins ) y con eso ya hacen un pingue negocio con los famosos BONOS VERDES , recibiendo durante los 50 años que dura la transferencia a Parques Nacionales para que ejerza su control mas de 10 veces lo que invirtieron en su compra ; la Provincia de Santa Cruz mientras tanto carecera de manejo sobre sus propias tierras como sucede en todos los parques nacionales creados sobre tierras provinciales . Un EX Gobernador de la Provincia a quien le afecta la ampliacion del Parque Patagonia por ser su familia titular de campos desde hace 100 años en la zona , hizo un encendido discurso en la reunión que al efecto se desarrollo en Perito Moreno convocada por la institución que reúne a los ganaderos de toda la Provincia y le corrió al velo de los intereses “ocultos” a los Opi bien refiere en esta nota . La verdad que el Gobierno Provincial con el ministro de la producción a la cabeza ,están mas que apurados para sancionar la ley que entrega las tierras de la Provincia como ya lo hicieron con el Rio Santa Cruz que paso a ser propiedad de la Nación .. y Costa que ayuda ..y todo para conseguir plata para pagar sueldos “y algo mas ” . ENTREGA TOTAL y TRAICIÓN ENORME A LOS INTERESES DE LA PROVINCIA – ..

  3. Como se EXTRAÑA al MEJOR GOBERNADOR de todos los tiempos…me estoy refiriendo al Capitàn de Navìo Don Juan Manuel GREGORES.-

  4. q onda este parque no? igual los dueños de la fundacion y los dueños de las mineras estan emparentados familiarmente, asi que todo puede ser posible. nos enteraremos en un siglo

  5. Antes de sentarse a escribir un artículo periodístico que propone desconfianza respecto de una iniciativa loable, quien pretenda hacer periodismo debería investigar un poco. Muy poco es lo que hace falta leer, en realidad, para sacarse las dudas que plantea: La ley de Parques Nacionales. Como es claro que no la conoce, le paso el número: 22.351. En ella está listado minuciosamente lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer en los Parques Nacionales.
    Si lee un poquito se va a enterar que crear un Parque Nacional es darle al ambiente un status jurídico que garantiza la conservación de los recursos ya que, entre otras cosas, queda prohibida toda explotación minera en el área.
    Crear un Parque Nacional no es un juego improvisado en el que no se sabe qué va a pasar con el área. Las reglas no pueden estar más claras. ¿O Usted se cree que los Parques Nacionales nacieron ayer? Quédese tranquilo que la protección de un Parque Nacional está garantizada y debe entenderse más allá de intereses políticos mezquinos de cualquier funcionario de turno.
    Afortunadamente, el fallecido Douglas Tompkins y su fundación así lo entendieron. Parece que Usted no, porque de otra manera no se explica ni su artículo sin sentido ni su título malintencionado.

    • Danilo Hernández: lo que Ud dá por hecho yo no. Si quiere repasamos juntos las veces que los gobiernos, éste, el anterior y seguramente el que venga, se pasaron las leyes por la nariz.Cuando se trata de una iniciativa política orientada a un fin determinado (que solo ellos conocen) no importa lo que dice la ley 22.351, que ud solo cree haber leído. Las leyes en este país NO SE CUMPLEN ¿O se lo explico con datos fácticos?. Si Ud quiere un ejemplo actual, vea lo que hace el gobierno nacional en este momento. Como no puede lograr su cometido en el Congreso, por factores de orden, blande un DNU para aplicar su criterio a sangre o fuego. ¿Y la ley? ¿Y la Constitución? ¿Y el Parlamento? En Argentina, señor, la ley es violentada permanentemente y como este proyecto viene entre gallos y medianoche y existe un sobrado interés de parte del kirchnerismo y del macrismo, me permito desconfiar y seguramente no me equivoco cuando digo que se reservan el derecho de hacer algún negocio. NO he visto hacer público el proyecto y mucho menos que se diga expresamente lo que no se podrá hacer dentro del nuevo territorio del parque ampliado.Pretender dar por hecho lo preestablecido en las leyes, sabiendo lo que es nuestra clase política, es al menos de una “inocencia” peligrosa. Quien debe leer, creo, es Ud y no solo leer sino contextualizar, sacarse la camisa partidaria y pensar en términos de la lógica de estos políticos de cuarta que lamentablemente tenemos en nuestra bendita Argentina. Saludos.

Dejar una respuesta